Trenecillo

Trenecillo

EL TAXISTA QUE VIO ESTO Y SE PREGUNTÓ: ¿QUIÉN SERÁ MAS FELIZ?
¿El nieto o el abuelo?

La imagen fue tomada en Santiago del Estero (Argentina) y circula en Facebook con el mensaje escrito por el taxista que frenó, sacó la foto, disfrutó la escena y se llenó de preguntas.

«Pensé que escribir, o decir algo, estaría de más, o arruinaría la foto. Pero me pregunté: ¿Cuál de los dos será más feliz con ésto… el nieto o el abuelo? A la imagen la registré esta mañana (por el sábado) en Av. Colón (N). No hay semáforo, pero igual paré en medio de la calle, puse la baliza y les cedí el paso.

Primero se negó cruzar, indicándome el largo del trencito formado por diversos vehículos. Yo le hice señas para que se largue igual, y preparé mi cámara…¡Ellos tenían prioridad! Los autos que pararon detrás mio, podían también contemplar la escena. Sólo algunos «pesados» del fondo tocaban bocina. El resto tocó, pero saludando y disfrutando de un momento tan sublime, que quién sabe no se parezca al Paraíso»

Visto en Facebook

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Trenecillo

  1. Ester dijo:

    Quedan personas amables, capaces de sorprenderse y pararse a disfrutar de la alegría ajena, la imagen es genial y el taxista un encanto. Abrazos contentos, las buenas noticias alegran

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Indiscutiblemente, hay personas que saben reaccionar de manera positiva ante una imagen tan entrañable como esta, y a mi juicio el más orgulloso y el que realmente iba más feliz era el abuelo, la prueba es que en trenecito lo llevaba el, no el nieto.
      Abrazos

  2. Frodo dijo:

    Ja, en Argentina pasan cosas muy extrañas… después para que no nos juzguen en el resto del mundo.
    A veces hacemos cosas de lo peor, de malos de película, y otras veces hacemos estas cosas.

    Abrazo grande Jubi!

  3. A lo mejor, el taxista también tenía un nieto.

  4. Genín dijo:

    Un abuelo bastante joven ¿No? 🙂
    Salud

  5. Una mirada... dijo:

    Es una imagen divertida y tierna. Cuánta paciencia para unir todos esos vehículos de diferentes tamaños y más paciencia, todavía, para hacerlos recorrer las calles y bajar los bordillos manteniéndolos enfilados.

  6. Tawaki dijo:

    Creo que el taxista también disfrutó lo suyo. En la vida, la felicidad está en las pequeñas cosas, en saber apreciarlas, solo que con las prisas no nos damos cuenta de que las tenemos al lado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *