Restauración de «La nevada» de Goya

La nevada o El invierno​ es un cuadro de Francisco de Goya conservado en el Museo del Prado y que forma parte de la serie de cartones para tapices que representaban las estaciones.

Goya pintó para los tapices que irían destinados al comedor del Príncipe de Asturias, del palacio de El Pardo en Madrid. Formó parte de un conjunto compuesto por Las floreras, La vendimia, La era y este del invierno. Era una serie dedicada a las cuatro estaciones. Lo original de Goya en el caso de esta pintura está en el tema, en la manera de interpretar y desarrollar con los pinceles lo que es un invierno crudo. Es la primera vez en la historia de la pintura que se representa dicha estación de manera realista, sin romanticismos; por lo general se venía representando de manera idealista, como una estación divertida y grata.

Elisa Mora, del Área de Restauración de Pintura del Museo Nacional del Prado, comenta el proceso de restauración de la obra «La Nevada» o «El Invierno» (1786) de Francisco de Goya.

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Restauración de «La nevada» de Goya

  1. Rosa María dijo:

    Es maravillosa la obra de los restauradores, aunque no todos aciertan con el sentimiento que tiene la obra tal como expuso Mora aquí. Uno aprende mucho con su descripción de las pinceladas, color y trucos del pintor que de otro modo no se verían. Gracias. Saludos

    • Carlos dijo:

      Creo que lo visual es más incierto pero la forma de pintar es fundamental en la restauración

      • unjubilado dijo:

        -Carlos- Lógicamente aunque la idea básica será muy similar habrá muchas maneras de restauración dependiendo de las pinturas y lienzos utilizados, por ello es tan complejo tratar de mantener el cuadro de la mejor manera posible.

    • unjubilado dijo:

      -Rosa María- En la actualidad las técnicas para restauraciones de cuadros están muy avanzadas y disponen de aparatos de rayos X y similares queantes de empezar a manipular un cuadro les dan una idea del estado de conservación y de lo que tienen que arreglar.
      Saludos

  2. Genín dijo:

    Con el frio que hace, el restaurado da mas frio que antes 🙂
    Salud

  3. Sara O. Durán dijo:

    Jajaja, cierto. Da más frío, de solo verlo. No será por ese cuadro que te resfriaste?
    Un abrazo.

    • unjubilado dijo:

      -Sara O. Durán- Empezaba a mirar con detenimiento el cuadro, cuando noté una corriente de aire helador que salía por la esquina del cuadro y cuando quise darme cuenta ya empezaba a toser y respirar mal.
      Un abrazo

  4. Ester dijo:

    Desde que el museo decidió hacer públicos los videos sobre los trabajos de restauración podemos aprender y admirar con más conocimiento las obras, tenemos unos grandes artistas dedicados a una labor que los profanos no conocemos. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Para los amantes de la pintura y el público en general es una gran ayuda que mejora la capacidad de entender y observar un cuadro pensando incluso en las limitaciones que antes tenían los pintores.
      Abrazos

  5. Es un vídeo muy interesante e instructivo. Cada paso y técnica de restauración nos acerca más a la obra original que el tiempo ha ido carcomiendo. El brillo final es impresionante; hasta parece como si las rachas de viento helado agitaran el conjunto.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Es la mejor manera de «meterte» en las interioridades y dificultades que todo pintor tuvo en su momento para plasmar aquello que pretendía enseñar a sus conciudadanos.

  6. Interesante vídeo. El cuadro es precioso.

  7. Se ha avanzado mucho en las técnicas de la restauración y ahora quedan los cuadros perfectos.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Además de quedar impecable, las modernas técnicas hacen menos dañino para la pintura el tratamiento del cuadro y aproxima con mayor precisión a como fue el cuadro en el momento de terminar de pintarlo.

  8. Frajayo dijo:

    Ha quedado de maravilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *