Que Dios nos tenga confesados

Que Dios nos tenga confesados, ya que nos podría suceder esto:

Muere en China un paciente abandonado en el quirófano
El personal sanitario salió huyendo tras declararse un incendio.

Un paciente de 49 años murió por asfixia en el hospital Baogang de Shanghái después de ser abandonado en el quirófano tras declararse un incendio y huir el personal sanitario del mismo, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Zhu, apellido del paciente, era operado para amputarle un miembro tras un accidente de tráfico. Hacia el final de la intervención, una enfermera descubrió el fuego en una sala anexa al quirófano y todos abandonaron la sala.

«Vimos salir humo de la sala de operaciones y, acto seguido, a los médicos y enfermeras escapar corriendo. Cuando les preguntamos sobre el paciente nos dijeron que estaba en el interior pero que no se podía entrar por el humo»

Fuente : ABC

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Que Dios nos tenga confesados

  1. Profesionales sacrificados por sus pacientes….

Los comentarios están cerrados.