Profesora a los 11 años

La historia de una niña de 11 años que le enseña a leer a su vecino de 59

La nena de Santa Fe (Argentina) emociona a todo el país con su actitud. «Me faltan algunas letras pero ahora las estoy juntando», dijo el alumno.

SANTA FE.- Cada tarde, ella oficia de docente y él de alumno. Lo curioso es que ella tiene 11 años y él 59. La protagonista de esta conmovedora historia se llama Pilar, una nena de la localidad santafecina de Colastiné que desde hace un tiempo le enseña a leer y a escribir a Rafael, un hombre de campo que no tuvo oportunidad de estudiar en la escuela.

Su vecino, que no era capaz de alimentar a sus animales porque no sabía lo que indicaban las etiquetas ni podía sacarse el carné de conducir, según cuenta el periódico argentino «La Nación». «Ella se enteró de que me estaban discriminando porque no sabía leer ni escribir. Me preguntó si quería que me enseñara y le dije que sí», contó él.

«Esta chica me está enseñando y doy gracias a Dios que aprendí con ella», explicó en diálogo con Cadena 3.

Pilar, en tanto, contó que prepara las clases con un día de anticipación junto a una amiga. Respecto al alumno, opinó: «Entiende todo. Por ahí le cuestan algunas letras, pero sabe todas. Antes no sabía ninguna».

«Me enseña bien, es una buena piba», aseguró él. La pequeña maestre, por su parte completó: «Rafael es un buen alumno».

Fuente : La Gaceta, Tucumán (Argentina)

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Profesora a los 11 años

  1. Qué linda chiquilla! Ya está sembrando. Ojalá que no cambie.
    Un abrazo, Jubi.

  2. Para comérsela! Qué amor de niña.
    Besos

    • unjubilado dijo:

      Crónicas de una Española en Viena Ojo que hay veces que los padres dicen lo mismo que tu, que tienen un hijo para comérselo y luego de mayores se apenan por no haberlo hecho.
      Besos

  3. No es por ponerme moños, pero yo de niña también le echaba una mano a mis padres cuando enseñaban a leer a alguna de aquellas chicas que venían de cortijos a servir a la ciudad.

  4. Jesus dijo:

    Claramente es una pedagoga vocacional.

  5. Ligia dijo:

    Qué historia tan bonita y llena de ternura!! Abrazos

  6. Calandra dijo:

    Sólo con un poco de buena voluntad, cuanto se puede ayudar a los demás.

  7. Ester dijo:

    Debería recibir cuidados y ayudas, es un diamante que pulido puede ser de mucha utilidad a la raza humana, de momento ya es un gran ejemplo. Un abrazo

  8. Frajayo dijo:

    Ejemplar conducta la de esta niña que en lugar de llenar de ocio sus tiempos libres, se dedica a enseñar a leer a un adulto con ganas de aprender. Su conducta nos llena de admiración y sensibilidad; y más en estos tiempos cuando el egoismo es la moneda de cambio de una sociedad en crisis.

    • unjubilado dijo:

      Frajayo Otros niños en su caso, nada más salir de la escuela soltarían los libros y como niños que son se dedicarían a jugar a cualquier cosa excepto a volver a cogerlos y a preparar una lección para dársela a una persona mayor.

  9. genín dijo:

    Que buen ejemplo, cualquier dia me pongo a enseñar a leer, seguro que los gorriones no saben, lo que les faltaba…jajaja 🙂
    Salud

  10. Tawaki dijo:

    Una bonita historia. Lo curioso es que tiene la capacidad de saber que es mejor prepararse las clases con antelación. Más madura que muchos adultos que conozco.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki Ya lo creo que sabe como dar las clases. Recuerdo una anécdota que me ocurrió dando cursillos de informática, en concreto de Excell.
      Yo preparaba la clase el día de antes independientemente de que hubiera dado muchos cursos, pero un día por falta de tiempo y algo de vagancia lo dejé sin preparar, confiando en lo que sabía.
      No tuve problemas, pero cuando me di cuenta en un solo día había explicado lo de tres, ya que las pausas y las preguntas que debía de ir haciendo (me gustaban los cursillos donde les dejaba que me hicieran todo tipo de preguntas o incluso se las sugería yo), ese metí la directa y me pasé tres pueblos, nunca más me volvió a pasar.

Los comentarios están cerrados.