Perrita que viaja sola en autobús

Eclipse es una perra labrador y ha conquistado a las redes sociales de Seattle (EE UU) tras viralizarse unas imágenes de ella subiendo sola todos los días al autobús.

Ella se acomoda en un asiento procurando no molestar a otros pasajeros y, finalmente, desciende del vehículo en un parque ubicado en el centro.

Según el relato de una usuaria de Facebook, la historia comenzó cuando Eclipse se cansó de esperar a su dueño para ir al parque y aprendió a hacerlo sola. El primer día que lo hizo, el conductor del autobús la reconoció y la dejó subir. Después, avisó al can de la parada donde se tenía que bajar para ir a su destino, el parque.

Según el relato, su dueño tardón llegó después y se aseguró de que Eclipse se supiera el camino para volver a casa.
Con el tiempo, todos los conductores de los autobuses de la ruta han acabado conociendo a la perrita, igual que los pasajeros habituales, que ahora incluso disfrutan de sentarse a su lado y de acariciarla para hacer su viaje más llevadero y divertido.

Visto en El diario de Yucatán.

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Perrita que viaja sola en autobús

  1. Ester dijo:

    No se puede negar que es una historia curiosa, dicen que los animales son muy listos y estas historias lo demuestran. Un abrazo

  2. Genín dijo:

    Pues que eso pase en USA con lo tiquismiquis que son con los bichos en general, si que es noticia, aunque cualquier dia están demandando a diestro y siniestro por que les ha pegado una pulga… 🙂
    Salud

  3. Van a tener que hacer un bonobús especial para perros…

  4. En los autobuses urbanos que utilizo, esa imagen sería impensable. Solo lo perros guías tienen vía libre; el resto, han de ir en el transportín.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- En Zaragoza tampoco es factible que ocurra, sin embargo por lo que estoy leyendo en Barcelona desde el año 2014 introdujo una normativa por la que todos los perros podían viajar junto con sus dueños en el metro de la ciudad Condal y sin tener que pagar ningún suplemento adicional. En Madrid, la misma medida fue anunciada a principios de 2016 y entró en vigor el día 6 de julio, pero tienen que ir con bozal y correa.

  5. En Argentina estamos tan adelantados en el tema que cuando un perro sube a uno de los trenes, la gente se pelea para ver quién tiene que bajarse, si el perro o el resto de los pasajeros.
    En verdad, pasó la semana pasada…

    Saludos,

    J.

  6. Tawaki dijo:

    Pensaba que esta noticia era más antigua. Quizás se trate de otro perro, pero me parece recordar que también sucedía en Seattle. En cualquier caso, Estados Unidos es un país enorme y hay gente para todos los gustos. No sé de dónde nos sacamos que respetan a los animales menos que en Europa. Y si encima paga su billete…

Responder a Ester Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *