Nerín y Buerba

Nerín es un pequeño pueblo de alta montaña de Huesca que en 2018 contaba con 17 habitantes censados. Situado en un enclave privilegiado con espectaculares vistas hacia el Cañón de Añisclo, Mondoto, Sestrales y la Peña Montañesa. La arquitectura del pueblo respeta el estilo tradicional de caseríos hechos con materiales propios de la zona; madera, piedra, losa, teja… La iglesia es del s. XVI y está dedicada a San Andrés y a la Virgen de la Asunción.

Nerín
Fotos propias, pulsar en ellas para verlas más grandes.

Peña Montañesa. La peña Montañesa de 2295 metros de altitud es la cota máxima de la sierra Ferrera, en la comarca oscense del Sobrarbe, Huesca. Se encuentra en Laspuña, desde donde se divisan perfectamente sus impresionantes paredones. Durante el episodio de la Bolsa de Bielsa fue uno de los núcleos de resistencia al avance de las tropas sublevadas, dado que ofrece excelentes condiciones para su defensa, incluso en situación de inferioridad.

Nerín
Como suele ser normal en el Pirineo las casas son de piedra.

Nerín

Destaca la torre de la iglesia. Iglesia de San Andrés y ermita de Santa María. Se trata de dos ejemplares del románico edificados en el siglo XIII.

Cañón de Añisclo

Esta es una vista parcial del Cañón de Añisclo. Aunque en las fotos no la podemos ver, existe una famosa fuente que yo he visitado en varias ocasiones, se llama Fuente de los Baños o de los Suspiros. Ojo con ella, hay aproximadamente 298 escalones, ahora existe una cadena para poder agarrarse a ella, lleva fama ya que esta fuente es muy conocida por los beneficios que reportan sus templadas aguas para la salud y a ella acuden desde hace muchos años un gran número de personas, aquejadas en su mayoría de afecciones bronquiales. Para que la ingestión de estas aguas surta algún efecto hay que realizar una novena, es decir, que los agüistas las deben beber durante nueve días seguidos.

Buerba

Y llegamos a Buerba donde, en la plaza se encuentra una escultura homenaje a las mujeres aguadoras. La figura , en piedra y a tamaño natural, sobresale en medio de una fuente y fue realizada por el escultor Pedro Ania Gérez (cuyo nombre encontramos grabado en el borde de la falda). Destacan los detalles del vestuario (blusa y falda ) así como la expresión facial. No falta igualmente en la obra el moño muy elaborado o un lazo atado en el delantal bien tallados que denota la calidad del escultor con la piedra.
El artista ha querido representar a una mujer de antaño que lleva su cántaro en la cadera para buscar agua a la fuente. Algún lugareño comenta que a la obra le falta el pozal (Cubo con el que se saca el agua del pozo) que las mujeres igualmente llevaban en la cabeza.

Buerba

Buerba​ es una localidad española perteneciente al municipio de Fanlo, en el Sobrarbe, provincia de Huesca, Aragón. Está situada en el Valle de Vió y su actividad principal es el turismo. Su cercanía al Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido hace de este enclave un lugar para la salida de excursiones de gran interés para los amantes de la montaña y la naturaleza. Tienen fama sus chimeneas.
Iglesia construida en sillarejo y mampostería reforzada con sillares esquineros, que presenta testero recto orientado al este con una edificación adosada, y cubre a dos vertientes en tejado de losas.

Buerba

Cruz de término : Las cruces de término, denominadas peirones en Aragón, son pilares o monolitos construidos en piedra o ladrillo que se localizan en las proximidades de un gran número de pueblos de la comunidad. Tienen una doble funcionalidad: por un lado señalan el inicio o confluencia de caminos, siendo referencia fundamental para identificar lugares, y por otro lado tienen un carácter devocional, santificando el lugar que ocupan. En el caso de Buerba, la cruz de término la encontramos en una plaza amplia, a la entrada de la localidad y al lado del Monumento a la mujer rural. Sobre un fuste cuadrangular de piedra se alza una sencilla cruz de hierro.

Buerba

Había muchos bares pero todos ellos cerrados, excepto uno en la plaza que aparentemente estaba abierto y cuando hicimos mención de entrar nos dijeron en francés, que el bar estaba cerrado (le bar est fermé).

Buerba

Incluso en pequeñas edificaciones destacan sus enormes chimeneas de las que hacen gala.

Buerba

No hay error posible, estamos delante de Casa Matías. Quizás muchos no sepáis que en el Pirineo las casas tienen un nombre, cuando de jovenzuelo iba a Bailo (Huesca) a casa de mis tíos todos me llamaban Emilio de Chilón, Chilón era el nombre de la Casa a la que iba a pasar una temporada en mis vacaciones veraniegas estudiantiles.

Buerba

Las nubes presagiaban tormenta y en este caso pedrisco o granizo, aunque no llegaron a abrir sus compuertas. Y como en Buerba no quisieron darnos de cenar, nos fuimos a Ainsa.

El que desee ver unas cuantas fotos que no he publicado en esta entrada lo puede hacer desde aquí, creo que hay 31 fotos.

Esta entrada fue publicada en Huesca y Pirineo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Nerín y Buerba

  1. Ester dijo:

    Que cuidados se ven los pueblos teniendo tan pocos habitantes y por ende tan pocos ingresos. No conozco ninguno de los dos pueblos, gracias por el paseo, abrazos

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Normalmente suelen estar muy limpios, son pequeños y por ello fáciles de limpiar y además si la gente colabora un poco no tirando cosas al suelo, nos encontramos con esa limpieza de la que hablas. Me alegro que te haya gustado el paseo.
      Abrazos

  2. Susana dijo:

    Se ve que es una zona preciosa. Un beso

  3. Unos pueblos muy distintos de los que tenemos por aquí, pero con mucha «solera».

  4. Piruja dijo:

    Hola, me encantan estos pueblos y la zona, me recuerdan mucho a Lanuza de nuestra querida Angelines a la que echo mucho de menos.

    Besos.

    • unjubilado dijo:

      -Piruja- Como desde Broto a Lanuza hay solamente 44 Km, unos 55 minutos en coche debido a las curvas existentes, una vez que vine solo a Broto me acerqué para saludarla y conocerla.
      Hice un pequeño reportaje de Lanuza, en el se nos ve juntos a Angelines y a mi, si quieres recordarla y leer el reportaje puedes hacerlo desde aquí.
      Al final hay unas diapositivas con 47 fotos, que a pantalla completa se aprecian mucho mejor.
      Besos

  5. Sara O. Durán dijo:

    Sitio con derroche de belleza. De seguro es un placer hacer turismo por allí. Y para quienes viven allí, más placer el ver caras nuevas.
    Abrazos, Jubi.

  6. A mí, además de la zona, me encantan las chimeneas (ay, esas chamineras señoriales) y sus remates en piedra para espantar brujas y toda suerte de maleficios que buscaban cualquier resquicio en los tejados para colarse en las casas.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Hay mucha simbología con respecto a las chamineras.
      Los espantabrujas eran, antiguamente, piedras antropomorfas, cruciformes, porosas y con un orificio en su centro que hacía que el aire silbara al pasar. En realidad no se trata de cruces sino de unos moñacos bastante feos, con los brazos abiertos como quien quiere impedir el paso: son los “espantabruxas”. Otras veces como hemos comentado, no son al estilo de cruces, sino de bolas redondas. Que tampoco son bolas sino cabezas, también feísimas por lo general. Y en la zona de la Sierra de Guara -por ejemplo Lecina- solían colocar como espantabruxas, cántaros o vasijas similares de alfarería, sin duda por el papel purificador que de siempre ha simbolizado el agua.

Los comentarios están cerrados.