Monasterio de Obarra

El Monasterio de Obarra, dedicado a Santa María, data del siglo XI aunque existen citas de los «Monjes de Uvarra», del año 874, antes de la invasión musulmana.
Situado en el Prepirineo, al pie del extremo occidental de la sierra de Sis, perteneciente a la localidad española de Calvera, dentro del municipio de Beranuy, en la Ribagorza (Huesca, Aragón). En 1931 fue declarado monumento nacional.

Monasterio de Obarra
Fotos propias todas ellas se pueden ampliar.

La comarca del Ribagorza ha sido testigo del camino recorrido por la Humanidad en los últimos 80.000 años y aún antes, cuando los dinosaurios habitaron sus montañas.

Monasterio de Obarra

Las huellas de esa historia única y excepcional pueden seguirse igualmente en su patrimonio cultural. Desde la presencia de Roma en la ciudad de Labitolosa, uno de los hallazgos arqueológicos más interesantes de todo Aragón, a la población española más pequeña con catedral, la fantasía medieval de Roda.

Monasterio de Obarra

De las huellas y fósiles de los dinosaurios en Arén a la impronta dejada por el románico lombardo en monumentos imprescindibles como Obarra o Fantova.

Monasterio de Obarra

El hallazgo de una inscripción romana del siglo I d.C. prueba la romanización de este lugar que llegada la Edad Media padeció la cercana y activa presencia del poder musulmán.

Monasterio de Obarra

Una cruz en mitad de la explanada delante del monasterio.

Monasterio de Obarra

Pequeña iglesia o ermita del siglo XII dedicada a San Pablo.

Monasterio de Obarra

Edificio aparentemente abandonado y semiderruido al lado del monasterio, son las ruinas de un palacio abacial de estilo gótico tardío mandado construir a mediados del siglo XVI por el prior Pedro de Mur en el que destacan su portada y piedras armeras. Fueron los últimos momentos de esplendor del lugar y las piedras que resisten son los últimos testigos del priorato de Obarra.

Monasterio de Obarra

Saliendo del monasterio por el mismo sitio que habíamos entrado, un pequeño y estrecho puente de piedra casi tapado por la exuberante vegetación existente.

El que desee ver más fotos documentadas del monasterio, puede seguir este enlace

Fuentes consultadas : Románico Aragonés, Nueva Tribuna, Wikipedia, TowCar Puertos Ribagorza, Baúl del Arte

Esta entrada fue publicada en Huesca y Pirineo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Monasterio de Obarra

  1. Magda dijo:

    Que interesante, Jubi, feliz verano!

  2. Frodo dijo:

    ¡Cuánta historia tienen por allá! ¡Cuánta arquitectura de siglos y siglos por todas partes!
    ¡Y cuanta variedad, también!

    Abrazos jubi

    • unjubilado dijo:

      -Frodo- España es un país viejo, por ello tenemos muchas cosas que los países más jóvenes echan en falta.
      Cuídate, que parece ser que por tu país también prolifera el coronavirus.
      Abrazos

  3. Jenofonte dijo:

    Forma parte entonces de las raíces de España… Pero en el año 874, ¿no estaba esa región bajo el dominio musulmán?

  4. ester dijo:

    Ya te he dicho que me ha gustado conocer la historia pero quiero dejarte un comentario aquí tambien y un abrazo

  5. Es una pena que se conserve tan mal, que se cuide tan poco el patrimonio histórico y artístico, pues sin rehabilitación, un día de estos se vendrá abajo y se perderá.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Ignoro como tratarán el patrimonio cultural en el resto de autonomías, pero en Aragón hay una gran falta de conservación en todos los sentidos.

  6. Genín dijo:

    ¡Genial entrada, amigo!
    Salud

  7. Tawaki dijo:

    Con todas las veces que me he escapado al Pirineo y no conocía este monasterio. ¡Qué buena pinta tiene el sitio!

  8. Susana dijo:

    Qué bonito. Un beso

    • unjubilado dijo:

      -Susana- A mi me encantó, la soledad, el contacto con la naturaleza y por supuesto el monasterio, aunque no tuve la ocasión de verlo por dentro.
      Un beso

  9. A mí esa zona me encanta aunque me deprime la visible dejadez histórica. A Obarra hay que ir de propio (como decimos en Aragón) y dejar volar la imaginación a tiempos remotos, con esos inviernos de una dureza antológica y ese paisaje silvestre trufado de dedfiladeros que se cobija bajo la sierra. Fue tierra, además, de confrontaciones, empezando por los francos, que iban y venían a su antojo, enfrentados a todos cuantos ocupaban la Ribagorza, y tiene cierto halo entre mágico y místico.

    • Pues ya sabéis. En las elecciones, votad a alguien que lleve en su programa un mayor cuido del patrimonio.

      • unjubilado dijo:

        -Senior citizen- Me temo que antes habría que promocionar mucho las visitas por estos sitios para que de alguna manera pudiera resultar rentable para la administración el dinero gastado en estas reformas.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Es cierto, las rutas turísticas no pasan por ahí y hay que ir ex
      profeso a visitarlo, siempre que de alguna manera te hayas enterado de esta preciosidad.

Los comentarios están cerrados.