Malos pensamientos

No siempre es cierto el dicho popular que manifiesta eso de «Piensa mal y acertarás» Veamos un ejemplo.
Cuatro pies asomando debajo de las sábanas
Una mujer llega a su casa inesperadamente tarde, la noche de un viaje. Va derecha al dormitorio y abre cuidadosamente la puerta.

Debajo de las mantas ve cuatro pies en vez de dos.

Entonces va en busca del bate de béisbol de su hijo y empieza a golpear con todas sus fuerzas los dos cuerpos que hay bajo las mantas.

Después, ignorando los quejidos provenientes de la cama, se va hacia la cocina a beber un vaso de agua, la ansiedad la corroe.

Cuando entra en la cocina, ve a su marido, muy tranquilo leyendo una revista.

«Hola cariño», le dice él, «tus padres vinieron hoy a visitarnos y como estaban cansados, les dije que se acostaran en nuestro dormitorio. ¿Ya los saludaste?”

Recibido por correo. Gracias Luis.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Malos pensamientos

  1. Leodegundia dijo:

    Menuda metedura de pata. 🙂 Está claro que primero hay que enterarse bien antes de atacar.

  2. trimbolera dijo:

    No sé si reír o llorar, mecachislamar que chasco !!

  3. Ester dijo:

    Menos mal que su hijo no era cazador.
    Saltos y brincos y tiritas y betadine

    • unjubilado dijo:

      Ester La que hubiera liado. Tiritas, betadine y yeso, mucho yeso y si algún brazo quedaba sano las muletas también harían falta.
      Menudos saltos tendrían que dar.

  4. Genín dijo:

    jajajaja Menudo saludo!!!
    Salud

  5. Ja, ja, a las señoras también nos salen pelos en las piernas… Besazos.

  6. jesus dijo:

    No es lo que parece …

    Los hombres siempre lo decimos, solo que hay algunas mujeres demasiado impulsivas.

Los comentarios están cerrados.