Los sobres de la discordia

Los sobres de Joan Baldoví (Compromís) a Rajoy: El «¡Que se jodan!», el confeti o los chuches.

Y cuando desfilaban apresuradamente los portavoces del Grupo Mixto, apareció Joan Baldoví. El portavoz de la coalición Compromís protagonizó el que quizás sea ya el momento más espectacular y vibrante del debate sobre el estado de la nación al llevar y exhibir en el pleno cuatro sobres dirigidos a Mariano Rajoy.

«Algo huele a podrido en el reino de España», dijo parafraseando a William Shakespeare y su célebre Hamlet. Es el «olor de la corrupción», comenzó el diputado. «¿No lo huele usted también o ya tiene las pituitarias embotadas?», dijo ante un Rajoy incrédulo. Lleno de papeles, Baldoví pasó a exhibir «cuatro sobres que resumen su año infame».

«El primer sobre lo hemos titulado dónde están mis chuches o como hacer promesas que luego no cumpliré»

«El segundo sobre se titula «que se jodan» o cómo gobernar para los bancos». La frase le valió la reprimenda del presidente del Congreso, Jesús Posada, que le exigió un «lenguaje adecuado» y que no parafraseara la célebre frase de la diputada del PP Andrea Fabra.

«Mi tercer sobre dice 4.600 euros en confeti o… ¿aquí hay alguien que tenga vergüenza?»

«El cuarto sobre lo hemos titulado: Reiniciemos la democracia o cómo hacer que las personas vuelvan a entrar en este parlamento», siguió el diputado. El diputado critica el «foso» que se ha abierto entre el Parlamento y la gente.

Sobre la corrupción, Compromís preguntó al presidente «¿de dónde lo tiene cogido, de los sobres?», en referencia a Bárcenas. «Dígales la verdad de una puñetera vez», añadió en referencia a los ciudadanos.

«Vergonya, señor Rajoy. Vergüenza», concluyó.

RAJOY DESPACHA CON IRONÍA LA INTERVENCIÓN

«Es evidente que no le gusta nada de lo que yo hago», aseguró Rajoy en su brevísima respuesta.

La intervención de Compromís fue para el presidente del Gobierno «moderada», «ecuánime», «equilibrada», «sensata» y «ajustada al sentido común», ironizó.

Información de en El Huffington Post

Esta entrada fue publicada en España y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Los sobres de la discordia

  1. Ligia dijo:

    ¡Cuánta razón tiene el hombre! Aunque duela reconocer que tenemos esa situación en España…

  2. Pues mira, teniendo en cuenta el pitorreo de tanto discursete serio, al menos alguien le(s) ha dicho, con el lenguaje de la calle, lo que hay y lo que se percibe.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Es una pena lo que está ocurriendo en España.
      Tengo un correo que de momento no voy a publicar ya que no lo he podido confrontar con seguridad que dice :
      ‘Der Spiegel’ acusa a Rajoy de «saquear» el fondo de reserva de las pensiones para evitar el rescate, el semanario alemán señala que la operación se ha hecho «en silencio» y que ha pasado «casi desapercibido por el público», pero dudan de que el peligro haya pasado y como consecuencia de ello LA EXTRAORDINARIA DE JUNIO PARA LOS JUBILADOS NO LA PODRÁN PAGAR.
      El correo es bastante más amplio, pero aunque lo he visto publicado en muchos sitios e incluso en algún periódico, no he conseguido establecer la veracidad del correo por lo que de momento lo seguiré guardando.

  3. Genín dijo:

    Como no tengamos otro «2 de Mayo» que nos independice de la corrupción y las corruptelas, va a durar eternamente, de partido en partido y me lleno los bolsillos porque me toca…jajaja
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Mejor que no llegue el Dos de Mayo, al menos con la virulencia que hubo en 1808. Claro que si es por bolsillos los míos son muy grandes y muy vacíos.
      Saludos

  4. cantueso dijo:

    Lo de la corrupción lo sabe casi todo el mundo desde hace muchísimo tiempo, pero es tan generalizado que parecía normal.

    El que antes tenía una motocicleta apareció un día conduciendo un BMW. Otro que antes arreglaba todas las primaveras el adobe de su casa se construyó luego lo que se ve en la entrada del pueblo y que se parece (aunque no mucho) al palacio del Escorial.

    El alcalde del pueblo primero dejó de conducir y se contrató a un chófer.A las dos o tres de la tarde, al chófer se le veía a menudo matando el tiempo frente al restaurante más caro. A veces allí estaban tres choferes matando el tiempo, de vez en cuando mirando el telefonillo…. ….porque el jefer tenía su agenda tan apretada que solía dar por teléfono la orden de poner el coche en marcha.

    Hacia el final de la story, el alcalde solía cruzar el pueblo en coche con cien metros de escolta policial, casi como Obama.

    • unjubilado dijo:

      Cantueso Totalmente cierto, pero pensábamos que los casos eran a un nivel más bajo y posiblemente en menor medida, ahora la mayoría nos enteramos que no se salva nadie, ni de derechas, ni de izquierdas, ni de arriba… y lo malo es que al tener uno de los partidos la mayoría absoluta, harán lo que les plazca y taparán al que deseen.

Los comentarios están cerrados.