Limpieza de lámparas

lámpara
Hay muchas maneras de limpiar una lámpara de cristalitos.

Comprar un producto específico para ello, con un plumero para quitarle el polvo, empapando unos guantes de algodón con un poco de limpiacristales… pero creo que una de las limpiezas más drásticas y que mejores resultados da, es la que yo utilizo.

Encima del fregadero y utilizando un sedal resistente para que quede colgando del mueble superior, se la remoja con agua (previamente le habremos quitado las bombillas, que las lavaremos aparte), pasados unos segundos, con una brocha y utilizando una mezcla de detergente y agua se va “pintando” toda ella con cuidado, cristales por arriba y abajo, forjado de sujeción, barritas de unión a la columna central.


El polvo sale rápido, pero la grasa que suele tener, le cuesta un poco más, así que dependiendo de esa suciedad hay que repetir la operación dos o tres veces.

Posteriormente, con el mismo pincel y solamente con agua limpiaremos bien todos los restos de jabón. Con un trapo limpio y absorbente o bien con papel de cocina, le iremos quitando las gotas de agua.

Luego con un secador de pelo terminaremos de secar toda la lámpara insistiendo en los casquillos de las bombillas y en los cablecillos que quedan al aire, por donde le llegará la corriente.

Tengo tres lámparas con este tipo de cristales, os puedo asegurar que en mi caso, si el sol llega a incidir sobre ellas, se ven reflejos en las paredes formando pequeñas luminiscencias con todos los colores del arco iris.

Que ustedes las limpien bien.

Por supuesto, cuando las soltéis de la sujeción en el techo y las volváis a conectar, el interruptor general de la luz tiene que estar desconectado.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Limpieza de lámparas

  1. Pingback: BlogESfera.com

  2. Ligia dijo:

    Lo de las luminiscencias me recuerda a una película de mis tiempos que se llamaba «Pollyanna»… Afortunadamente no tengo ninguna lámpara de esas. Abrazos

  3. Esta parece que no es una araña, pero las que tienen brazos el problema está es que se suelten los cablecillos que van por dentro del cristal y para meter unos nuevos lo tienes chungo.

  4. unjubilado dijo:

    Ligia Creo recordar que la película trata de una joven que tiene que ir a vivir con un familiar y allí va ayudando a todos y buscando el lado positivo de las cosas, pero no recuerdo nada de lámparas.
    Un abrazo

    Senior citizen Tengo una araña y la mía no tiene cablecitos y por ello quizá es mucho mas delicada y se debe de tratar con mucho más cariño, además de las «pinceladas con jabón», hay que sujetar con la mano en la parte contraria para poder hacer algo de fuerza que sea efectiva. Los cristales están unidos entre si por un pequeño alambre que en ocasiones se desdobla y suelta el resto de cristalitos que hay debajo quedándote sin una hilera competa, si se ha soltado en la parte alta, o con uno suelto si ocurre en el extremo inferior, luego con mucho cuidado debes de introducir ese alambre en el cristal que se haya soltado.
    Y lo que no debe de hacerse, es apoyarla en cualquier superficie ya que se soltarían muchos alambres y el trabajo posterior sería muy laborioso.

  5. Al decir cablecitos me refería a los eléctricos que dan luz a las bombillas de los brazos, que se te van quedando a oscuras.

  6. Abedugu dijo:

    La limpieza de ese tipo de lámparas es un engorro, yo ya no las tengo, las que puse ahora son mucho más sencillas porque una ya no está para esos trotes.
    Buen día y buena limpieza.

Los comentarios están cerrados.