La leyenda del Rat Penat

Escudo de ValenciaEsta leyenda se la dedico a Jesús, administrador del blog «Como disfrutar de tu jubilación»

El escudo de la ciudad de Valencia se basa en el Señal Real de Aragón, tras concesión de Pedro el Ceremonioso, al que se incorporaron diferentes elementos con el tiempo, alusivos a las armas personales de Jaime II de Aragón, quien incorporó la ciudad a la Corona, y a diferentes hechos bélicos.

En escudo losanjado, campo de oro con cuatro palos de gules, dos eles coronadas como sostenes y en la parte inferior dos ramas de laurel. Al timbre, corona real abierta surmontada de un murciélago (Rat Penat), visto de frente y con las alas extendidas, de sable.

El empleo de la figura de animales en los escudos heráldicos es muy nomal. Hay escudos con osos, dragones, leones, águilas y todo tipo de animales feroces, majestuosos o simplemente mitológicos. Pero en Valencia existe un animal muy peculiar como emblema. El murciélago (Rat Penat).

Son varias las leyendas que aluden a este murciélago, aunque todas son muy similares.

La Leyenda
Según la leyenda, los árabes domesticaban los murciélagos (“moseguellos”) y lo empleaban para eliminar las plagas de los mosquitos de los terrenos pantanosos, les “marjals” y “l´albufera” cercanas a la ciudad de Valencia.

En la época de Jaime I, y durante el asedio cristiano de la ciudad y capital del reino moro, un profeta árabe auguró que mientras el murciélago del dueño de la ciudad pudiera volar todas las noches, la ciudad se mantendría musulmana.

Las tiendas de las tropas del rey Jaime I estaban acampadas en el arrabal de Ruzafa, fuera de la muralla de la ciudad. Cuenta la leyenda que fue por entonces cuando un murciélago anidó en la parte alta de la tienda del rey como si quisiera coronarla y augurar la victoria de Jaime I, abandonando así a su suerte al ejército musulmán.

El rey, que se percató de su presencia y conocía la profecía, ordenó a sus huestes que no le asustasen, y que por el contrario le complacieran para que estuviese a gusto en el campamento.

Una noche que el ejército cristiano dormía tranquilo y confiado uno de sus tambores comenzó a redoblar ininterrumpidamente con el consiguiente sobresalto de las tropas cristianas. Un soldado despertó al rey, alertándolo. Jaime I llamó a sus capitanes para que diesen orden a los guardias de extremar la vigilancia. Entonces se dieron cuenta de que el ejército musulmán estaba a escasa distancia de su campamento, cercándolo, por lo que dieron la voz general de alarma. Todo el ejército cristiano se puso en pie y tomaron las armas entablándose una feroz batalla que produjo infinidad de bajas en el ejército moro que se vio obligado a retirarse.

Al acabar la batalla, se quiso saber el origen de aquel misterioso sonido que había puesto en guardia al ejército cristiano cuando descubrieron que había sido el murciélago, el que había estado golpeándose a sí mismo en un tambor y tirando al suelo algunas armas que habían provocando el misterioso estruendo que habían escuchando en mitad de la noche.
En agradecimiento al animal, Jaime I hizo poner al murciélago en la parte más alta del escudo de la ciudad de Valencia.

Aunque al seguir buscando información y según un trabajo del historiador Luis Tramoyeres Blasco, Boletín de la Real Academia de la Historia, esta leyenda no es cierta (Ver fichero en PDF)

Fuentes consultadas :
Jaime I
Hay otra Valencia
Juan Garcia Sentandreu
Boletín de la Real Academia de la Historia
Wikipedia

Esta entrada fue publicada en Leyendas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a La leyenda del Rat Penat

  1. Pues en mi escudo yo no quiero murciélagos, que no me gustan nada.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Aunque, no quiero que entren en mi casa, (no sería la primera vez que ocurre, en Zoza y en Broto) no me importa verlos sobrevolar por las cercanías, ya que la cantidad de insectos que se comen es impresionante. Tanto es así que en Zaragoza hay un proyecto, actualmente hecho realidad donde les han puesto unos nidos, para que controlen la cantidad de mosca negra que existe en los alrededores del Ebro.

      • Pues a mí me entró uno de noche y todavía me estoy acordando del trabajo que me costó echarlo, pues se empeñó en irse por el desagüe de la bañera y tuve que sacarlo de allí a mano, echando un trapo encima y agarrándolo para tirarlo por el balcón.

        • unjubilado dijo:

          Senior citizen Lo que yo suelo hacer es cerrar la puerta de la habitación que de al pasillo, recibidor, cocina… una vez cerrada, abrir la ventana a tope por donde se supone que ha entrado, dar todas las luces de esa habitación y si quiere esconderse en algún sitio oscuro, tratar de asustarlo, para que vuelva por donde ha entrado y salir a la oscuridad.

  2. Jesús dijo:

    Muchas gracias Jubi por tu dedicatoria. Desconocía esta leyenda. Verdad o mentira es lo de menos. Confirma nuestra debilidad por la música. Hasta nuestros murciélagos tocan el tambor. Un abrazo amigo.
    Aquí son muy frecuentes y están protegidos. Un día te contaré como los cazábamos de chaval.

    • unjubilado dijo:

      Jesús Los murciélagos, creo que en todas las comarcas españolas están protegidos, y al igual que ocurre en Valencia, en Zaragoza los utilizan para control de plagas, ver contestación a Senior citizen.
      Con respecto a la música, seguro que de momento desafinaban, pero una vez bien enseñados, tocaban un concierto de guitarras… con tambores y bombos.

  3. Ester dijo:

    Siempre me han dicho que esta leyenda era cierta, y algunos valencianos que no la conocen siempre se lamentan de tener una rata en el escudo en lugar de un águila, o un león. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester Es lo que creen la mayoría y no digo yo que sea falsa, lo dice el historiador Luis Tramoyeres Blasco, en un fichero aparentemente muy bien documentado.
      Abrazos

  4. Frajayo dijo:

    Curiosa leyenda y más con ese murciélago (bicharraco con escasa popularidad en muchos sitios) protagonista de la batalla, centinela de las huestes de Jaime I a los que salvó de una encerrona nocturna perpetrada por el ejercito musulmán.
    Aunque la leyenda no sea cierta, podían haberse empleado los murciélagos para que, al menos, hicieran imaginaria en los cuarteles de todos los tiempo. A mí me asaron a hacer este servicio

    • unjubilado dijo:

      Frajayo Yo hice pocas imaginarias o refuerzos como se llamaban en Sidi ifni, ya que los últimos meses estaba exento, debido a que era el encargado de las comunicaciones entre el puerto y la playa, pero si hubieran puesto a los murciélagos como previsores de un ataque moro, me hubiera librado de unos días en el calabozo, aunque no llegué a estar dentro de él, si que estuve en la prevención.
      Hacía 15 días que no recibíamos correo de la Península… pero mejor lo lees en este artículo.

      • Frajayo dijo:

        Nosotros también teníamos la impresión que cuanto más alta era la graduación del militar profesional, mejor parado salía el soldado de cualquier incorrección cometida; así los sargentos eran los más huesos, pero pienso desde la distancia que merecen nuestro perdón, porque también es verdad que les dábamos mucha guerra (¿Guerra?) Claro… es que estábamos en el ejercito…

        • unjubilado dijo:

          Frajayo En cierta ocasión estuve rodeado de dos generales, un coronel y un comandante y no les mandé a paseo, ya que el compañero, soldado como yo, que se encontraba en Sidi Ifni, lo hizo por mi…
          Pero mejor, si te gustan las batallitas de la mili (totalmente ciertas) consulta esta entrada.
          http://www.unjubilado.info/2006/01/19/emisora-militar/

          • Frajayo dijo:

            Mocé, lo tuyo fue una mili flaman, A mí también había algún chorta más infeliz que yo, que me envidiaba y todo por qué dormía en la oficina.
            Lo demás, participé del mismo escaso rancho, al que no podemos llamar infecto, que seguramente lo era, sino porque esperábamos ansiosamente el toque de fajina para matar el hambre.

            • unjubilado dijo:

              Frajayo La mili en Las Palmas fue fantástica, pero en Ifni fue fantásticamente mala. En el toque de fajina, en ifi yo tenía que estar en el taller de radio para animar las comidas con marcas militares, villancicos o la música que se me ocurriera, dependiendo que la fecha.

  5. Calandra dijo:

    No conocía esta leyenda y me encantó. Bien por el murciélago, si atendiésemos mas y mejor a los animales estos nos ayudarían en muchísimas ocasiones.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Tienes toda la razón, y ahora me viene a la cabeza un hecho que ha sido demostrado en muchas ocasiones. Las mascotas con sus aullidos, ladridos y su inquietud extraña nos ponen alerta de determinados fenómenos adversos, antes de que estos lleguen a ocurrir, como suelen ser terremotos, tsunamis, volcanes…
      Estudios avanzados piensan que esta sensibilidad esta basada en su capacidad para escuchar infrasonidos, oler gases y percibir los cambios eléctricos del aire antes que los humanos.

  6. Genín dijo:

    A lo mejor me fabrico un escudo con leyenda y todo… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Pues ya sabes, si te animas yo lo proclamo a los cuatro vientos.
      Hace muchos años un bondadoso caballero que vivía en Andalucía, fue apremiado por los judíos para que abandonara sus tierras pese a que no se metía con nadie. Ante tal injusticia decidió plantar cara a la barbarie islámica y por ello se levantó en armas, pese a que sus fuerzas eran muy escasas tenía una mascota…
      Pero, primero el escudo luego la leyenda 😉
      Saludos

  7. Corpi dijo:

    Hombre, no es necesario que lo diga un historiador para percatarse de que una historia así no es verosímil. De todas formas, como valenciano que soy, gracias por contármela, porque la desconocía.
    Salut

    • unjubilado dijo:

      Corpi Ya sabes que hay muchas leyendas que tienen una base real y la imaginación popular ha hecho el resto y sin embargo nadie se ha permitido el lujo de buscar la información pertinente para atestiguar o desmentir la leyenda.
      Por ello es de agradecer que tu paisano Luis Tramoyeres Blasco, se haya molestado en buscar y documentar lo que ha podido encontrar sobre esta leyenda.
      Saludos

Los comentarios están cerrados.