La carta que ha incendiado las redes sociales

Francisco Pastor GuzmánRecibo por correo una carta que lleva circulando varios días, en mi afán de conocer si es cierta o es simplemente otro correo de los que circulan habitualmente por la red, he encontrado varias referencias al nombre de esa persona. –Francisco Pastor Guzmán

Este podría ser el pensamiento de muchas personas, que han vivido con arreglo a sus posibilidades económicas. Claro que en muchas ocasiones pagamos justos por pecadores.

Primero leamos la carta:

FRANCISCO PASTOR GUZMÁN – Castellón – 17/01/2012

Trabajo desde hace 14 años en I+D y desde hace 10 años lo compatibilizo con unas horas semanales de profesor en la universidad.

Me esforcé de niño y adolescente en intentar aprender, sacar buenas notas y pasarlo bien.

Me esforcé en la universidad para sacar la carrera y pasarlo bien.

Me esforcé luego dando clases particulares y continúo ahora esforzándome en mis dos trabajos.

Hace 10 años, junto a mi pareja, compramos un piso que entraba dentro de nuestras posibilidades. Ahora, tras 10 años de esfuerzo, hemos ahorrado el dinero suficiente para pagar lo que nos queda de hipoteca.

Llevo años esforzándome y nunca he vivido por encima de mis posibilidades. Podía permitirme coches más caros pero no los he comprado, nunca he pedido un crédito para irme de vacaciones, reformé mi piso cuando tuve dinero para hacerlo.

Me esfuerzo en educar a mis hijos lo mejor posible, los llevo a la escuela pública y me esfuerzo en la asociación de padres para ayudar a mejorarla. Cuando mis hijos enferman los llevo a la sanidad pública y si me queda jarabe en casa le digo al médico que no me haga una receta que no necesito.

Ahora estoy a punto de quedarme sin trabajo gracias a los que han vivido «por encima de nuestras posibilidades».

Ahora me piden «un esfuerzo más». Yo siempre he pagado puntualmente la hipoteca y lo sigo haciendo así que no he hundido a la banca. Yo no he hecho bajar la Bolsa, no he hundido los mercados, no he inflado la economía, no he especulado con la vivienda, no he organizado carreras de coches en mi ciudad, no necesito un aeropuerto sin aviones, no tengo yate para ver la salida de la Copa América, no he ido nunca a ver la ópera en el Palau de les Arts.

Yo no he deteriorado la escuela ni la sanidad públicas, no he tenido becas ni subvenciones, no he cobrado nunca el paro ni he provocado déficit al Estado, la autonomía ni la Seguridad Social. Yo no conozco a Moody’s, Fitch ni Standard & Poor’s pero sí conozco a los que vivieron por encima de mis posibilidades.

Yo no les voté, a mí no me representan.

Soraya, el esfuerzo se lo pides a ellos.
——————–
Hasta aquí la carta.
Evidentemente Soraya se refiere a Soraya Sáenz de Santamaría, política española perteneciente al Partido Popular.

En cuanto a FRANCISCO PASTOR GUZMÁN, he encontrado varias referencias, con foto incluida :
Una en la red social LinkedIn
Otra en un blog.

Por lo que tengo que pensar que la persona y la carta son ciertas, salvo que alguien haya suplantado su identidad.
Totalmente confirmado el autor de la carta.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a La carta que ha incendiado las redes sociales

  1. ANTONIO dijo:

    Yo también he leído el correo que corre por la red.
    Que decir? un españolito más, desamparado en medio de este océano de malos augurios. Hace falta una revolución como en Islandia, eso es lo que deberíamos de hacer, pero falta más masa social que la promueva, aunque yo pongo mi grano de arena desde aquí para que se haga ¡A la cárcel con los culpables de esta situación!
    Eso si, no hay que perder la fe, las redes están de nuestro lado y somos muchos!!

  2. Ligia dijo:

    Apoyo la propuesta de Antonio, una revolución como en Irlanda. Abrazos

  3. Genín dijo:

    No se porqué ha incendiado nada, así somos millones, es mas, otros, se han quedado sin casa y sin trabajo sin culpa alguna…
    Salud

  4. ANTONIO dijo:

    Ligia es Islandia el país de referencia.
    Saludos

  5. unjubilado dijo:

    ANTONIO Me temo que es muy difícil ponernos de acuerdo. Islandia en un país mucho más pequeño, no llegan a 350. 000 habitantes, allí, lo supieron hacer mejor.

    Ligia Fue en Islandia donde metieron a la cárcel a unos cuantos banqueros, también, mientras bancos y autoridades locales y extranjeras buscaban a la desesperada soluciones económicas, el pueblo islandés se echó a la calle y con sus manifestaciones diarias frente al parlamento de Reikiavik provocaron la dimisión del primer ministro, el conservador Geir H. Haarden, y de todo su gobierno en bloque.
    Un abrazo

    Genín Es un decir, ya que hubo unos días que en las redes no se hablaba de otra cosa, lo que en la actualidad se llama «trending topic» («tema del momento» o «tendencias» en español ), tienes razón, otros menos afortunados han perdido la casa, el empleo y en la actualidad malviven, sin tener la mayoría de ellos la culpa.
    Saludos

    ANTONIO Gracias por la aclaración. Un saludo

  6. Leodegundia dijo:

    Pero al final ya se sabe, pagan justos por pecadores y aquí «no pasa nada».

  7. unjubilado dijo:

    Leodegundia Ese es el problema, que los que han provocado la crisis, reciben ingentes cantidades de dinero para no hundirse ellos y a los demás nos toca aguantarnos, pagando lo que ellos han despilfarrado.

  8. Reservado dijo:

    Esta carta representa a muchos, me incluyo. Pero en mi caso agregaría haber sido victima de violencia familiar de niño, explotación de adulto, varios robos, y una larga lista de penosas situaciones.
    El señor de la carta tiene razón. Y yo tambbién me sigo esforzando, aunque a mi y a muchos como yo no nos representa ni la especie humana.

  9. unjubilado dijo:

    Reservado Opino que la mayoría estamos representados en esta carta, aunque por lo que cuentas tu has tenido peor suerte. Lo siento.

  10. juan carlos mur dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo. Somos muchos los que nos identificamos con el que escribe la carta, y estoy seguro de que los que han vivido por encima de sus posibilidades y han contribuido notoriamente a la situación que vivimos, aunque muchos, no se acercan ni de lejos al número de gente que ha vivido de forma coherente. Y encima ahora personajuchos como el Roig ese de los supermercados nos piden que nos esforcemos igual que hacen los chinos. ¿Para qué? ¿Para que el estatus de la gente que ha provocado la situación se siga manteniendo? ¿Para repartir entre todos la responsabilidad que sólo tienen unos? No me extraña que la gente prefiera rendirse y acabar en el paro (muchas veces de forma involuntaria), sumarse a la masa desempleada… y esperar a ver que pasa… ¿quién va a trabajar por 1200 € si en el paro te pagan 900 por ver la tele? Es absurdo. Y encima ahora quieren que los parados trabajen «de forma voluntaria». Yo, si acabo en el paro, quiero trabajar de forma voluntaria de político, a ver si acaban ellos en el paro y así nos ahorramos sus sueldos millonarios, sus coches, dietas, teléfonos y demás gastos ingentes e injustificados a juzgar por los resultados de sus gestiones. Total, para hacer lo mismo, yo me doy por bien pagado con 900 €.

  11. unjubilado dijo:

    juan carlos mur Lo penoso del caso es que cada vez se van destapando mas casos de corrupción a todos los niveles y los pobres ciudadanos de a pie, nos sentimos defraudados ya que los que nos tenían que dar ejemplo no nos lo dan.
    Por ello a nuestro nivel pensamos como tu dices, me voy al paro y que trabaje otro, además si consigo hacer alguna chapuza sacaré mas que trabajando, claro que luego así nos va.

  12. Maite dijo:

    Sí, ahora aparecen muchas cartitas de este tipo. Gente que dedica una
    larga parrafada a describir lo perfecta que es, y que cuando sus hijos
    enferman los lleva nada menos que a la sanidad pública (como todo el mundo, digo yo) «y si me queda jarabe en casa le digo al médico que no me haga una receta que no necesito». Venga ya. Yo conozco gente que se da menos aires de perfección y seguro que lo están pasando peor que este ser celestial.
    Gente que simplemente se ha quedado en el paro, pero no tiene títulos
    universitarios ni trabajan en I+D, sino que son carpinteros,
    electricistas, ferreteros, albañiles, ex-dueños o simples dependientes de pequeños negocios, desde tiendas de informática a zapaterías. Pero éstos no escriben cartitas dándoselas de ciudadanos ejemplares, ni culpando a otros de su desgracia, simplemente porque saben que en este mundo el trabajo depende de factores que ellos no controlan, y cuando hay dinero hay trabajo, y cuando no, no. Si tan desgraciado se siente el autor de la carta, que pregunte a los japoneses quién tiene la culpa del terremoto y el tsunami que les ha cambiado la vida en muerte. Aquí en España estamos acostumbrados llorar y a lamentarnos un poco más de la cuenta, sobre todo si hay política de por medio. El llorica de turno echa la culpa a los que han vivido por encima de sus posibilidades. Vale, tío. Antes de las elecciones las cartitas eran contra el gobierno del PSOE, ahora, lo más rápido posible, contra el del PP.

  13. unjubilado dijo:

    Maite Cuando vienen mal dadas y además aparece la política en medio, cada uno se expresa según le va en la «feria». Y por supuesto el que mejor sabe escribir y expresarse es el que mas se hace notar.

  14. Christophe dijo:

    Pilar, pues si af1adimos la introducif3n de Maru Canales en su faltimo post que dorrepuzco a continuacif3n obtenemos una matriz casi completa. (cambiar educacif3n por maduracif3n)“Acusar a los deme1s de los propios infortunios es un signo de falta de educacif3n.Acusarse a uno mismo demuestra que la educacif3n ha comenzado.No acusarse a uno mismo, ni acusar a los deme1s demuestra que la educacif3n ha sido completada.” EpedcetoUn saludo y espero poder SaludArte maf1ana en el Manager Business ForumJulio

  15. Francisco Pastor dijo:

    Buenos días y muchas gracias por reproducir la carta. Si me lo permites quisiera contestar a Maite. Evidentemente, no soy ni perfecto ni un ser celestial, no he escrito la carta por mi desgracia personal ni por antagonismo con el actual gobierno aunque sí soy de izquierdas. En mi caso, en la Comunidad Valenciana el PP lleva gobernando, en mi opinión muy mal, muchos años y por eso se lleva las críticas más duras pero el «sentir» de la carta va dirigido también al PSOE. Lo que expreso es mi rabia por la situación actual a la que nos han llevado unos pésimos políticos, cómo en lugar de gobernar para sus ciudadanos lo han hecho para otros intereses cuando no para su propio beneficio. Por desgracia y para mi vergüenza la Comunidad Valenciana se ha convertido en paradigma de la corrupción.

    Yo también conozco a gente que está mucho peor que yo, amigos míos, y lo lamento profundamente. Acaban de despedir a tres compañeros de mi departamento, yo he tenido suerte y sigo trabajando aunque cobrando un 10% menos. Quizá desconozcas el mundo de la investigación pero te aseguro que mi sueldo es de lo más normal, que carpinteros, albañiles, electricistas y un largo etcétera han ganado y siguen ganando mucho más que yo. Mi problema es que me gusta mi trabajo.

    Ni soy ni quiero ser perfecto pero te aseguro que las cosas que pongo en la carta son las que hago. No soy un llorica, me quejo y protesto como es mi derecho cuando los políticos hacen cosas que no me gustan y en la pequeña medida de mis posibilidades intento hacer lo que considero correcto o necesario. Peor que los japoneses viven otros muchos en África, Asia o América pero también en Europa. No creo que el tuerto sea el rey en el país de los ciegos, sigue siendo un tuerto.

    Por último, Maite, gracias por dedicarme tantos insultos en tan poco espacio sin conocerme de nada. Sabía que a todo el mundo no iba a gustarle la carta, faltaría más, pero no imaginaba que la reacción fuera tan virulenta. Por desgracia no has sido la única.

    No creo que vaya a pasar pero si algún día nos conociéramos espero que cambies de opinión respecto a mi, no respecto a tus convicciones.

  16. Francisco Pastor dijo:

    Christophe No eludo mi parte de culpa, como pieza del engranaje del mundo, pero sí discuto el reparto de culpas que se está haciendo. La mayor parte de nosotros hemos actuado correctamente y se nos quiere culpar, eso no lo acepto.

  17. unjubilado dijo:

    Francisco Pastor Un placer conocerte, al menos de manera virtual, no quise comentarte nada en el blog, ya que imaginaba que al tener WordPress, te ibas a enterar y seguro que estarías muy liado tratando de defender tu postura frente a personas que no fueran de tu opinión.
    Saludos

  18. Paco Pastor dijo:

    Hola unjubilado

    Te escribo ahora de nuevo porque en su momento te interesó reproducir la carta. Aunque entonces no lo podía haber imaginado nunca, poco después de la carta me llamó una editora para ofrecerme escribir un libro. Me puse a la tarea, sin demasiada fe en terminarla, pero finalmente el libro se terminó y ya está publicado. Si crees que puede interesarte puedes ver la reseña en la web de la editorial, http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/paco-pastor/1010/libro/siempre-pagamos-los-mismos_2485.html
    Saludos

    • unjubilado dijo:

      Paco Pastor Gracias por tu información, en un par de días como mucho, prepararé un pequeño post haciendo referencia a esta entrada y a tu libro, me gustaría que pudieras vender muchos… y ya sabes si nos vemos y te sobra para unas cervezas… es que a los jubilados nos suben el sueldo, pero hacia abajo.
      Un saludo

  19. Pingback: La carta que incendió las redes sociales | Unjubilado

Los comentarios están cerrados.