La botella de agua

Bomba de aguaUn hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por suerte, llegó a una cabaña vieja, desmoronada sin ventanas, sin techo.

El hombre anduvo por ahí y se encontró con una pequeña sombra donde acomodarse para protegerse del calor y el sol del desierto. Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada. Se arrastró hacia allí, tomó la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía.

Desilusionado, cayó postrado hacia atrás, y entonces notó que a su lado había una botella vieja. La miró, la limpió de todo el polvo que la cubría, y pudo leer que decía: “Usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella mi amigo, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marchar”.


El hombre desenroscó la tapa de la botella, y vio que estaba llena de agua… ¡llena de agua! De pronto, se vio en un dilema: si bebía aquella agua, él podría sobrevivir, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo, y podría tomar toda el agua que quisiese, o tal vez no, tal vez, la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada.

¿Qué debiera hacer?

¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca… o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje?

¿Debía perder toda aquella agua en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables escritas no se cuánto tiempo atrás?

Al final, derramó toda el agua en la bomba, agarró la manivela y comenzó a bombear, y la bomba comenzó a rechinar, pero ¡nada pasaba! La bomba continuaba con sus ruidos y entonces de pronto surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia… Agua fresca, cristalina.

Llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aún más de su contenido refrescante. Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta arriba, tomó la pequeña nota y añadió otra frase:

“Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente”.

Copiado del blog de «La Abuela Cyber»

Os habéis arriesgado alguna vez ante los dilemas que nos va planteando nuestra vida? Imaginar este hipotético caso, qué habriáis hecho?

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La botella de agua

  1. Leodegundia dijo:

    Pues francamente no lo se, para ello habría que estar en la situación, muerto de sed y con una botella de agua en la mano que te mandaban echar a la bomba, no se si sería capaz de echarla toda o para por si acaso, me bebería primero un traguín.
    Gran dilema.
    Buen día

  2. Pilar dijo:

    Ojalá no me encuentre nunca en un caso parecido…Los que vinieran detrás, probablemente pasarían mucha sed.
    No tengo ni idea de arreglar bombas. ^_^

  3. unjubilado dijo:

    Leodegundia, Pilar Conozco como funcionan esas bombas y me temo que me hubiera bebido el agua de la botella, ya que si la bomba estaba oxidada exteriormente, la válvula de retención sumergida dentro del agua, posiblemente ni existiera.
    Abrazos

  4. nike zapatos dijo:

    Excelente post,una vez más

  5. carlos dijo:

    Normalmente la generosidad (de la que a tí te sobra), devuelve mucho más de lo que has dado. En cualquier caso es una forma de ser y de sentir, por lo que no sirve mirarlo con una mente racional.

  6. Apuntesmx dijo:

    Es un caso de filosofía que tienen distintos puntos de vista, como lo muestran los comentarios. Un punto importante es la calma para verificar y tomar la decisión adecuada.
    Con el tiempo hasta el agua de la botella podría estar «verde». El agua junto del conducto podría estar babosa, puede ser necesario hacer pasar suficiente agua para que se límpie, si se toman el agua en un desierto no les durará muchos metros y necesitarán mucha más para el camino, alo mejor alguien quisiera mojar sus prendas antes de partir.
    Y ciertamente en muchos casos para que alguien pueda disfrutar o salvarse puede hacer falta que alguien más haya hecho algo, y si cada quién lo mejora será mejor cuando pasemos por un sitio donde alguien sufrió. (En vez de ver todo cada vez mas deteriorado o lleno de basura…).
    El conocimiento siempre es importante…

  7. aylin dijo:

    nose k sus comentarios a burren entonses k oso

Los comentarios están cerrados.