Inmatriculaciones

Europa Laica explica el escándalo monumental que han supuesto las inmatriculaciones, desde que se aprobó la Ley Hipotecaria franquista de 1946 y su Reglamento, que otorgaba a los obispos la potestad de actuar como notarios e inmatricular a su nombre bienes no inscrito con un simple escrito, y que una reforma de Aznar (PP) en 1998 extendió a los bienes dedicados al culto.

Una reforma en 2015 eliminó este privilegio eclesiástico e impidió las acciones para declararlo inconstitucional. Se calcula que unos 100.000 bienes han sido inmatriculados, de ellos 30.000 se sabe que desde 1998 a 2015. Sin embargo el listado de todo lo inmatriculado reclamado por Europa Laica y la Coordinadora Recuperando, de la que forma parte, sigue sin publicarse pese a que tanto el Congreso así lo aprobó, como la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno lo ha demandado al Gobierno.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Inmatriculaciones

  1. Ester dijo:

    No tengo información al respecto pero quién se haga cargo de las propiedades debería comprometerse a conservarlas y mantener la propiedad española. Un abrazo

  2. En este asunto hay mucha confusión, pues muchas veces se juntan churras con merinas… Habría que examinar caso por caso y remontarse en la Historia para definir exactamente la propiedad de esos inmuebles, pues si nos vamos a la Desamortización de Mendizábal, ¿cuantos bienes que la Iglesia había recibido en herencias de particulares pasaron a la propiedad pública? ¿Y en las explusiones de la Compañía de Jesús? En mi ciudad hay muchos edificios notables que fueron construídos por los jesuitas y ahora son de la Universidad, del Estado o de la Junta de Andalucía. ¿Que hacemos con ellos? ¿Se los devolvemos?

  3. En la provincia de Huesca, en el año 2015, el obispado inmatriculó 55.000 metros cuadrados de propiedades (fincas, casas, campos de labor) ajenas a cualquier circunstancia religiosa y sin más documentación que LA PALABRA del señor obispo y dos testigos que decían amén. A esas inmatriculaciones se unen unas 1.300 de las que se tenía constancia y muchas más anteriores a 1998 que se hallan en el limbo de la indocumentación.

    De cómo actúan los acaparadores eclesiásticos puedo dar fe por lo sucedido donde resido: Hace más de 100 años fue desacralizada una ermita y dejada en manos de la Naturaleza; las ruinas de la ermita (cuatro piedras) se hallaban en una zona de acotamiento comunal (es decir, de propiedad de la vecindad). Las vecinas y vecinos decidieron, allá por el 2000, rehacer la ermita pagando todo de los bolsillos ciudadanos y realizando todo el trabajo de albañilería entre la propia gente dirigidos por una arquitecta y un maestro de obras (hija e hijo del pueblo) que estuvieron al pie del cañon sin cobrar, como el resto. Se terminaron las obras, se decoró el interior, se inauguró sin ninguna presencia eclesiástica y, hete aquí que en 2014, llega al Ayuntamiento un chivatazo afirmando que el obispado había incluido la ermita (en la que no pintaba nada la iglesia) como EDIFICIO DE SU COMPETENCIA. Hubo que ir con papeles a cantarle las cuarenta al señor obispo y sus asesores y a decirles que las dueñas y dueños del suelo donde se ubica el edificio y del propio edificio eran y son los habitantes de la localidad por muy ermita (sin consagrar) que fuera. Y allí se paró la historia.

    • Lo que no entiendo es para que quieren tus vecinos una ermita que no es ermita. ¿Que uso le dan? ¿Con que intención la rehabilitaron?

      • Para rescatar una vieja leyenda/tradición sobre una Virgen Negra a la que se llamaba Nuestra Señora de los Morros de Cebollón.

        • unjubilado dijo:

          -Una mirada…- En el pueblo de Lanuza, el pantano cubrió el pueblo de agua, por supuesto la iglesia también se quedó en el fondo, pero como es un pantano que tan pronto está lleno como vacío, los pocos habitantes que quedaban en el pueblo decidieron sacarla piedra por piedra y montarla cual enorme puzzle en terreno seco.
          Tuvieron que poner dinero de su bolsillo para conseguir terminar el trabajo pero lo consiguieron.
          El obispo de Jaca se apropió de ella, pero los sallentinos, en los tribunales le demostraron que la iglesia era de ellos ya que incluso tuvieron que pagar de su bolsillo las campanas que las habían robado y estaban en la provincia de Lérida.
          Despechado el señor obispo, le dijo que el sacerdote de Sallent no iría a celebrarles misa.
          Creo que en la actualidad esta decisión obispal ya ha cambiado.

    • Una mirada... dijo:

      Rectifico un dato: La ermita se consagró en 2015, me dicen, porque habia interés en celebrar bodas católicas y ortodoxas. Fuera de eso, se realizan exposiciones, conciertos clásicos y coros.

  4. Tawaki dijo:

    El patrimonio es de todos, especialmente si se trata de bienes singulares a los que se les saca un rendimiento económico. Pero de todos, ¿eh? No de Podemos y sus secuaces, que son los que andan detrás de estas iniciativas. Si me van a convertir la Catedral de Córdoba en un centro para indocumentados, en una madraza o en una checa, que es lo que hacen a la mínima que pueden, prefiero que se la quede la Iglesia.

    • unjubilado dijo:

      -Tawaki- Evidentemente el bien, fuera el que fuera tendría que ser de todos. Si cobran del Estado por el mantenimiento cuando menos que la entrada fuera gratis, en caso contrario aclarar las cuentas y ver donde va ese dinero.

Responder a Una mirada... Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *