Ilusiones

En una de sus acepciones según la RAE, ilusión es : Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos.

Dicho esto no os dejéis engañar.

Una demostración de Kokichi Sugihara que nos deja alucinando. Ha sido finalista en el concurso Best Illusion of the Year 2016.

Kokichi Sugihara: «Ilusión Cilindro ambigua». Universidad de Meiji, Japón

Las vistas directas de los objetos y sus imágenes especulares generan bastante diferentes interpretaciones de las formas 3D. Se ven como cilindros verticales, pero sus secciones parecen ser diferentes; en una vista que parecen ser rectángulos, mientras que en el otro punto de vista que parecen ser círculos. No podemos corregir nuestras interpretaciones aunque lógicamente sabemos que proceden de los mismos objetos. Incluso si el objeto se gira delante de un espectador, es difícil entender la verdadera forma del objeto, y así la ilusión no desaparece.

Otra ilusión óptica del mismo autor. Techo de garaje.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Ilusiones

  1. genín dijo:

    ¡Increible!
    Salud

  2. Calandra dijo:

    Al final parece que lo que vemos no es lo que «vemos.

  3. trimbolera dijo:

    Me quedo asombrada !!

  4. Ligia dijo:

    Yo creo que es cosa del espejo… Como decía Sara Montiel ¿pero qué invento es éste? Ja Ja, abrazos

  5. Ya no puede una creerse ni lo que ve con sus propios ojos.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Para la mayoría de nosotros, la vista es el sentido más importante. Y sin embargo es el que más se presta a engaños. Realmente, la calidad de las imágenes que se forman en la retina no es muy buena. Pero el cerebro se encarga de hacer las correcciones oportunas para que podamos ver con la suficiente nitidez. Y por supuesto en muchas ocasiones lo hace a su manera y simplemente nos engaña.

  6. A uno estas cosas, después de la sorpresa inicial, le entra un cierto temor ante la evidencia de la eficacia con la que se nos puede engañar…

    Curiosa e interesante noticia la que nos trae.

    Saludos!

    • unjubilado dijo:

      Charles de Batz Es el sentido más desarrollado que tenemos y sin embargo el que más se presta a engaño.
      No obstante hay otros que también nos mienten.
      Vamos a hacer un experimento, metemos una mano en agua muy fría 0º por ejemplo y la tenemos de 15 a 30 segundos, hacemos lo mismo con la otra mano pero en un recipiente con agua caliente unos 60º, para que podamos aguantarlo.
      Transcurrido este tiempo introducimos ambas manos en agua a 25 ó 30 grados, observaremos que la que hemos tenido en agua fría tenemos la sensación de calor y por el contrario la que acabamos de sacar del agua caliente notamos la sensación de frialdad.
      ¿No nos está engañando también el sentido del tacto?
      Saludos

      • Totalmente de acuerdo: nos engaña el sentido del tacto en ese clarísimo ejemplo que propones.

        No obstante, se me ocurre pensar también que, en parte puede deberse a que según el conocimiento que tenemos de las cosas, empleamos un método de valoración u otro. Es decir: la primera vez que introducimos la mano en el agua, no tenemos ninguna referencia inmediata, por lo que valoramos la percepción con valores «estandarizados». Desde el momento en que hemos introducido esa primera vez la mano en el agua, tenemos ya una referencia con la que valorar por comparación con esa primera vez: mas agradable, menos; más fría, mas caliente, etc…, por lo que, efectivamente, es normal que pasemos a valorar -tratándose de temperaturas-, por comparación con la experiencia anterior.

        El resultado es el que dices, notaremos sensación de frialdad, pero segura y principalmente por comparación con lo anterior.

        Saludos!

        • unjubilado dijo:

          Charles de Batz De acuerdo contigo, aunque las comparaciones dicen que son odiosas,normalmente necesitamos comparar para poder emitir un juicio.
          Oímos un ruido y alguien nos pregunta, si es alto o bajo, si no tenemos una referencia no podremos decir la intensidad de ese sonido excepto que tengamos un decibelímetro y el nos marque la cantidad de decibelios que marca el aparatito.
          Saludos

  7. Tawaki dijo:

    Conocía el primero, no el segundo. Lo vi en un periódico digital, junto con otro vídeo en el que se mostraba la sección de los cilindros. Impresionante.

  8. Jesus dijo:

    es que parece totalmente ilógico.

  9. Nélida dijo:

    Qué curioso.
    Y nos lo ponen a cámara lenta y seguimos sin dar crédito 🙂
    Muy bueno.

    • unjubilado dijo:

      Nélida Por más que imaginemos como son en realidad esos cilindros, es algo que no lo podemos imaginar y es la ilusión la que hace que los veamos de una u otra manera.

Los comentarios están cerrados.