Exposición monográfica

En cierta ocasión comenté en un blog que a veces me gusta hacer garabatos en una hoja de papel y luego con el arte del origami terminan en una figurita sencilla, que aquel mismo día acaba en la papelera.

Casa de campo

Pulsar en la imagen para agrandarla.

El «cuadro» se titula Casa de Campo (bolígrafo /papel, 29,7 x 21 cm) el autor es una persona que no se atreve a decir su nombre, ni el blog que tiene ya que podría haber represalias por todos los ordenadores rotos que habrá cuando lo publique.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Exposición monográfica

  1. Ligia dijo:

    Pues yo le aconsejaría a ese autor que se dedique a hacer diseños de casas de campo, porque respiran tranquilidad y naturaleza, necesarios hoy día para vivir mejor. Abrazos

  2. Magda dijo:

    Jubi,

    Cuando he visto en mi blog que ibas a publicarlo por fin me he venido en seguida.

    Es una cucada la casa, y el carrito al lado monísimo.

    No los destines a la papelera, si en el bloc los vas conservando al cabo de un tiempo te gustará volverlos a ver. Ya verás.

    Un beso,

  3. unjubilado dijo:

    Ligia Gracias por tu comentario, pero me temo que el autor, al que le gusta mucho la Naturaleza, es desde los 53 años en el que lo prejubilaron un excedente social, una persona que no trabaja (al menos de manera remunerada), que solamente piensa, pero nadie le tiene en cuenta.
    Un abrazo

    Magda Te agradezco tus elogios, pero creo que no volveré a publicar ni uno solo de estos «dibujos».
    Te voy a contar un secreto, cuando estudiaba y nos hacían dibujar una cabeza de león, una casa, un árbol -siempre nos daban un original-, teníamos que hacerlo dos o tres veces mas grande para evitar el calcado, yo era de los mejores, pero lo hacía con truco, tanto en el original como en el papel guarro dibujaba unos cuadraditos y uno a uno los iba copiando manteniendo las dimensiones, quedaban perfectos.
    Se me daba mucho mejor el dibujo técnico, pero le cogí manía en la mili, ya que un teniente vio alguno de mis dibujos y me comentó que su hijo que se iba a examinar en breve le iban a suspender ya que todas las láminas eran un desastre.
    Me sugirió -entonces aquello era una orden- que le hiciera media docena de ellos sin esmerarme excesivamente, así que le hice sus dibujos y luego me comentó que le habían dado un sobresaliente, pero me sentí tan mal que desistí seguir haciéndolos.
    Hoy en día solamente cojo la escuadra y el cartabón cuando hago algún pequeño croquis para ver como quedaría una habitación con figuras de muebles recortados y movibles, o para recubrir una pared de madera o incluso en un caso cubrir todo el suelo de la casa de mi hija con parqué flotante, así conseguía ver el efecto y ahorrarme material en el montaje.
    Un abrazo

  4. leodegundia dijo:

    Hay mucha gente que suele estar dibujando distraidamente mientras habla y como tu dices luego tira los dibujos a la papelera, pero yo en tu caso no los tiraría, es un dibujo simpático y con detalles, como por ejemplo el desconchón de la pared. 🙂 Tal vez sirva para hacer un estudio de tu personalidad.
    En cuanto a lo de los cuadraditos para realizar un dibujo a distinto tamaño es algo corriente incluso entre artistas consagrados y no creo que eso sea hacer trampas.
    Un abrazo

  5. unjubilado dijo:

    leodegundia No querría que nadie me psicoanalizara.
    Con respecto al desconchón de la pared, te lo puedo explicar, en Broto a muchas casas les pasa eso, en mi caso en el cerramiento por la parte interior, también me ocurre pero no se ve a simple vista ya que por fuera solamente se ve piedra, sin embargo en mi casa construida de una manera muy sencilla por unos franceses no ocurre, no puede ocurrir esto, ya que el cemento no es tal, en un conglomerado de poliestireno expandido (poliespan) mezclado con cemento y colorante, (las aplicaciones del poliestireno expandido es la de aislante térmico y acústico en el sector de la construcción, utilizándose como tal en fachadas, cubiertas, suelos, etc.)
    Por ello el agua no penetra entre los ladrillos y el poliespan, en invierno al no existir agua entre ellos la unión no se agrieta al no poderse convertirse en hielo.
    En cuanto a los cuadraditos creía que era yo el que hacía trampas.
    Abrazos

  6. carlos dijo:

    Entre las muchas cosas que se cuentan de «genios» hay una que se atribuye a Picasso… ¿Te suena?. Parece ser que afirmó que se pasó toda la vida intentando aprender a dibujar como un NIÑO. Tú le llevas mucha ventaja, porque sigues teniendo el corazón y la mente tan vírgenes como los de un niño. 😉

  7. unjubilado dijo:

    carlos «Genio» yo? En absoluto, pero si ingenuo, la vida me ha dado algún varapalo como consecuencia de esa ingenuidad innata que tengo/tenía, claro que al irme haciendo mayor ha ido desapareciendo, pero de vez en cuando vuelve a aparecer.
    Saludos

Los comentarios están cerrados.