Experimento Comparte

Se realizó el Experimento Comparte para estudiar al ser humano cuando se enfrenta a la realidad de un mundo mal repartido. De los 20 niños sometidos a estudio, 20 compartieron su comida.

En un mundo con capacidad para alimentar al doble de su población, 3,5 millones de niños mueren por desnutrición aguda cada año.

Experimento Comparte

Pulsar en la imagen para compartir

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Experimento Comparte

  1. Tawaki dijo:

    La prueba de que el hombre es intrínsecamente bueno. Lástima que luego nos estropeemos. Es curioso ver que ningún niño quiso quitarle toda la comida al otro tampoco. Se veían sus caras de decepción, pero estaban dispuestos a quedarse sin comer.

  2. Ligia dijo:

    Emocionante! Parece tan fácil todo cuando somos niños, como dice Tawaki, lástima que nos estropeemos. Abrazos

  3. Nélida dijo:

    No pude ver el vídeo, pero me hago una idea.
    ¡Qué pena que muchos no aprendan de los niños! ¿verdad?

    Las soluciones a estos problemas, en gran parte, pasan por la solidaridad y falta de egoísmo de los que más tienen y no comparten.

    Un abrazo.

  4. Calandra dijo:

    De niños parece que se comparte mejor, luego de mayores se piensa más y pocas veces se comparte.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Eso es lo malo, que de niños compartimos juegos, comida, amigos, pero según nos hacemos mayores empezamos a tener todo tipo de complejos.

  5. Frajayo dijo:

    Debiéramos aprendar de los niños, que, por lo general, comparten con los otros casi todo lo que cae en sus manos. Luego nos vamos haciendo mayores y el egoismo, la envidia, los celos, la soberbia, las malas prácticas… nos van retorciendo el colmillo y es dificil mostrarnos abiertos a cualquier síntoma de aproximación al prójimo. ¡Hombre! si son amigos, pase, pero como no lo sea…

    • unjubilado dijo:

      Frajayo De niños compartimos todo, desde los juguetes, hasta la bufanda si hace frío, pasando por las tareas que nos había mandado el maestro/a, claro que al hacernos mayores, la cosa se va complicando, he incluso con los amigos hay cosas que no compartimos.

  6. Pues no se que os diga, porque una de las primeras palabras que aprende un niño es «mío».

  7. Genín dijo:

    Que majos, lástima que luego la vida estropea a muchos… 🙁
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Los que no se estropean son los políticos que como dice Senior lo primero que aprenden es mío y ya no quieren estudiar más, ¿para qué, si se llevan las tajadas más gordas?
      Saludos

  8. Jesús dijo:

    Es todo un canto de confianza en el futuro. Nos dan toda una lección, además algunos de los que no les ha tocado nada eligen el trozo mas grande, y el otro no rechista.

    • unjubilado dijo:

      Jesús La verdad es que siempre hay aprovechadillos, pero hay una escena, que yo no la he visto muy clara, es la de los más pequeños de todos, que casi se le cae la merienda, a la rubia con coletas, me temo que solamente habían aprendido «mio», es entre el minuto 0,43 al 0,49.

  9. Los «experimentos» con criaturas siempre resultan enternecedores; suelen ser impredecibles (habría que saber cuántas imagenes descartaron en la edición final del vídeo) y, en la mayoría de las ocasiones, muestran más sentido común que muchas personas adultas.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Yo que cada vez pienso peor, «Piensa mal y acertarás» he creído ver en alguna parejita que la secuencia está amañada, ya que creo observar la cara de pícaros que ponen al irse la «seño»

Los comentarios están cerrados.