Excesivo lujo para un condenado.

San MarinoEl preso más mimado y solitario del mundo, en una cárcel de San Marino.

Tiene 30 años y vive solo en el Penitenciario de los Capuchinos. Disfruta de comidas encargadas a un restaurante cercano y de largas horas de televisión.

Actualmente, el único detenido de esta República es un joven de 30 años encarcelado el 24 de enero por un caso de maltratos y violencia en la familia. Durante más de un año tendrá que estar detrás de las barras de la prisión sin más almas que la suya, aunque a veces se cruza con sus abogados, algún que otro visitante o con la Policía que custodia la cárcel, tal y como publica el diario italiano «Repubblica.it».

Hasta este momento, el ex-monasterio ha sido todo suyo: dos plantas y seis celdas que conforman la llamada Seychelles (así es como llaman los vecinos italianos a la prisión). Es un poco difícil matar el tiempo aquí, aunque hay una biblioteca, un pequeño gimnasio, una sala de televisión, una cocina y un comedor al que llegan todos los días la comida que han encargado al restaurante más cercano.

Toda la información, en ABC.es

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Excesivo lujo para un condenado.

  1. trimbolera dijo:

    Pero eso es un lujazo, una suerte, una lotería … no hay derecho!

  2. trimbolera dijo:

    Por lo menos que lo pongan aunque sea de jardinero.

  3. Genín dijo:

    Este en cuanto salga, paliza que te crió…jajaja
    Salud

  4. unjubilado dijo:

    trimbolera Eres muy magnánima, yo lo pondría de picapedrero, ya que las posibles rosas (caso de maltratos y violencia en la familia) no sabe tratarlas.

    Genín Demasiada poca cárcel para un maltratador.
    Saludos.

  5. ¿…y se sabe cuál es el delito menor en San Marino para ser huésped en ese hotelito con vistas?

  6. unjubilado dijo:

    Una mirada… No he conseguido encontrarlo, pero no des ideas, que más de uno se iría de buena gana a pasárselo bien hasta completar con su familia las seis celdas.

  7. Leodegundia dijo:

    Francamente, no me parece ningún castigo poder disfrutar de ese lugar, silencioso, con biblioteca, gimnasio, buenas vistas, a mesa puesta y sin trabajar. Supongo que ese preso no querrá volver a salir de ahí jamás.

  8. unjubilado dijo:

    Leodegundia Cuantas familias en España querían poder «padecer» en esa cárcel.

  9. juan manuel dijo:

    Solo le faltaría visitas conyugales o alguna amiga que lo visite de vez en semana o en mes, después todo perfecto 😀

  10. unjubilado dijo:

    juan manuel No lo pone en la nota de prensa, pero no te extrañe. 🙂

Los comentarios están cerrados.