El rey y el asno

El rey y el asno

Erase una vez un rey que quería ir a pescar. Llamó al hombre encargado del tiempo en la corte y le preguntó cuál era la previsión meteorológica para las próximas horas. El hombre del tiempo le aseguró que no había posibilidad de lluvia en los próximos días.

Así que el rey fue a pescar con su esposa, la reina.

En el camino se encontró con un agricultor en su burro. Al ver al rey el granjero dijo: “Su Majestad debería regresar al palacio en breve pues se espera una gran cantidad de lluvia en esta zona».

El rey fue educado y considerado y le respondió:… «La pregunté al meteorólogo del palacio esta mañana y me dio un pronóstico diferente. Se trata de un gran profesional al cual le pago un buen salario, así que seguiré mi camino». Así lo hicieron el rey y la reina.

Sin embargo, poco tiempo después una lluvia torrencial cayó del cielo. El Rey y la Reina estaban totalmente empapados y todo su séquito empezó a reír al verlos en una situación vergonzosa.

Furioso, el rey volvió al palacio y dio la orden de dispararle al hombre del tiempo. Posteriormente hizo llamar al agricultor y le ofreció el trabajo de hombre del tiempo en el Palacio.

El granjero dijo, «Su Majestad, yo no sé nada acerca de la predicción del tiempo. Obtengo toda la información de mi burro. Si veo que tiene las orejas caídas, significa con certeza que va a llover.» Así que el rey contrató al burro para ese puesto de manera inmediata.

Y así fue cómo comenzó la antigua y ya clásica costumbre de contratar asnos para trabajar en el gobierno y ocupar las posiciones más altas e influyentes.

Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia ¿o no?

Recibido por correo.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a El rey y el asno

  1. Genín dijo:

    jajajaja Pero ese rey no debía ser muy fiero cuando se rieron en sus barbas…
    Por cierto, no se si te has fijado que el burro tiene una gotita de mezcla de cebra, mírale las patas…jajaja 🙂
    Salud

  2. Ligia dijo:

    Ja, ja, qué bueno, es verdad que todo tiene su origen… Abrazos

  3. Magda dijo:

    No sé sobre la predicción basada en las orejas de los burros, pero que los signos de la Naturaleza son importantes, desde luego que sí.

    En el libro «El largo invierno» de L. Ingalls Wilder, el padre de la niña protagonista comenta que ese invierno será duro, la niña pregunta al padre cómo puede saberlo y el padre dice que los topos construyen las madrigueras según la climatología, y que nunca antes había visto unas paredes de madriguera tan gruesas. Y sí, ese invierno fue muy duro.

    • unjubilado dijo:

      Magda Los topos, mascotas, arañas… todos se enteran antes que nosotros.
      En el terremoto de San Francisco en 1906, está perfectamente documentado que las mascotas, entonces principalmente perros y gatos, bastante antes de producirse, se acurrucaban y mostraban temor o se ponían a aullar o maullar.
      Cualquier persona que haya estado en un seísmo o temblor de tierra recordará que poco antes de que empiece a temblar, los perros empiezan a aullar con ansiedad, y otros animales también empiezan a manifestar un comportamiento extraño, tales como peces que saltan del agua, topos que se salen de sus madrigueras y animales en hibernación que salen de sus escondrijos antes del temblor.
      En cierta ocasión en Broto, observé que las arañas subían por las paredes de la casa y por los árboles, era una tarde tranquila, pero al cabo de una escasa media hora se desencadenó un tormenta eléctrica importante y aunque no llovió excesivamente, las arañas me imagino que trataron de ponerse a salvo.
      Saludos

  4. Jesus dijo:

    Por lomenos es cierto que los isguen haciendo para las predicciones metereológicas.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Las predicciones meteorológicas a veces fallan, pero en otras ocasiones…
      En una remota reserva india le preguntaron a su joven y nuevo jefe : ¿El próximo invierno será frío o apacible?…
      resto de información en este enlace.

  5. Frajayo dijo:

    Obviando lo de la parte política en cuanto a la composición de gobiernos con gentes que parecen asnos… qué ahí hay mucha tela que cortar…, recuerdo la existencia de un pastor a quien todos atribuían el don de acertar los caprichos climatológicos, al que un día le preguntaron que haría al siguiente: si llovería o luciría el sol.
    El pastor miró, reviso, escudriñó el nosrte, sur, este y oeste el aspecto del cielo y, tras larga meditación predijo:
    -Lloverá. pero escampará… y se quedó tan ancho.

    • unjubilado dijo:

      Frajayo En el Pirineo, como está compuesto de muchos y pequeños micro climas, debido a la gran variedad de valles, montañas, bosques, prados, ríos, barrancos… el acertar allí es muy difícil, de hecho estas vacaciones hubo un día que se esperaba una probabilidad de precipitaciones en Broto del 100% de 6 a 18 horas y escasamente cayeron dos gotas de agua que no llegaron a mojar el suelo, sin embargo el olor a tierra mojada invadió un rato la atmósfera, síntoma ineludible de que en las proximidades habían llovido en abundancia.

  6. Esto demuestra que desde hace la tira los gobernantes no son nada sin asesores… Y con lo talentosos que son los mandamases para elegir ayudantes… Y, por cierto, que los burros son animales inteligentes; muy inteligentes. Además de sensibles y cariñosos con quienes saben comportarse adecuadamente con ellos.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Dejemos a los gobernantes que sigan en sus trece, que yo no voy a votar el 25 de diciembre.
      Con respecto a los burros, efectivamente son bastante inteligentes, no es que haya tratado mucho con ellos pero si con yeguas y mulas o machos.
      Y una advertencia, si estás al lado de una caballería, y te pone las orejas como las de la foto, sepárate por lo menos tres metros, y es que algo le ha sentado mal y se va a revolver y lanzarte un par de coces. Puede ser que no vaya contigo ya que le ha picado un tábano, pero las coces van dirigidas a ti pensando que has sido tu.

  7. Nélida dijo:

    jeje. Simpático relato.
    Habrá de todo, como en botica.
    Pero cada vez tengo más claro que Gobierno y en eso coinciden con las Grandes Empresas, tienen unas orejotas enormes como los burros, que le impiden ver a su alrededor, ver algo más de lo que hasta ahora conocen. Descartan gente muy valiosa así como grandes ideas, porque son tan necios como para no verlo aún teniéndolo al lado como digo. Pero claro…..las orejas de burro tapan mucha visión!!

    • unjubilado dijo:

      Nélida Efectivamente hay de todo, pero uno de los partidos gobernantes nos está demostrando que no ve más allá de sus narices y está tratando de implicar a los demás para salir adelante con la investidura, pensando que luego se hará su santa voluntad con respaldo del resto de partidos o en solitario.
      No sigo que me pongo de mal humor.

  8. Calandra dijo:

    Pues debe de ser que los asnos de ahora no son como los de antes y no dan una.

  9. Tawaki dijo:

    Pues han hecho un trabajo a conciencia, porque tenemos asnos para dar y tomar.

Los comentarios están cerrados.