El loro del peluquero

Loro NegroCuando una vecina pasaba, el loro del peluquero siempre le gritaba sin piedad:

– Buen día, puta!

Hasta que un día ella no aguantó más y reclamó airadamente al peluquero, que -como modo de castigar al loro por su mala conducta- lo pintara de negro.

Al día siguiente ella pasó por la peluquería y el loro, ahora pintado de negro, no dijo absolutamente nada.

La mujer, triunfante, lo provocó:

– Ahora estás calladito, no?

A lo que el loro , con aire de olímpico desprecio, respondió:

– Cuando estoy de smoking no hablo con prostitutas.

Imagen : Loro negro en un zoológico de Bali. Indonesia

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El loro del peluquero

  1. Leodegundia dijo:

    🙂 Hasta los loros demuestran más inteligencia que algunos humanos.

  2. Chela dijo:

    ja, ja, ja….¡Buenisimo! El loro no se achantó. Y ella siguió con su «fama»…

    Buenas tarde, Jubi.

  3. Polo dijo:

    muy divertido!
    Saludos!

Los comentarios están cerrados.