El café pendiente

El café pendienteDesde hace unos días vengo observando en Facebook y en algún que otro blog, la figura de un indigente con el titulo «El café pendiente». Con un relato muy similar a este.

«Entramos en un pequeño café, pedimos y nos sentamos en una mesa. Luego entran dos personas : – Cinco cafés. Dos son para nosotros y tres «pendientes».

Pagan los cinco cafés, beben sus dos cafés y se van. Pregunto : – ¿Cuáles son esos “cafés pendientes”?

Me dicen : – Espera y verás.

Luego vienen otras personas. Dos chicas piden dos cafés – pagan normalmente. Después de un tiempo, vienen tres abogados y piden siete cafés : – Tres son para nosotros, y cuatro “pendientes”.

Pagan siete, se toman tres y se marchan. Después un joven pide dos cafés, bebe sólo uno, pero paga los dos.

Estamos sentados, hablamos y miramos a través de la puerta abierta la plaza iluminada por el sol delante de la cafetería. De repente, en la puerta aparece un hombre vestido muy pobre y pregunta en voz baja : – ¿Tienen algún «café pendiente»?


Este tipo de caridad, por primera vez apareció en Nápoles. La gente paga anticipadamente el café a alguien que no puede permitirse el lujo de una taza de café caliente. Allí dejaban en los establecimientos de esta manera no sólo el café, sino también comida. Esa costumbre ya ha salido de las fronteras de Italia y se ha extendido a muchas ciudades de todo el mundo.

Así que he buscado más información por ver si realmente esto podía ser verdad.

En el blog Periodismo alternativo, veo la explicación completa de estos cafés pendientes.

Escenas como ésta son las que la recién nacida red de “Cafés Pendientes” pretende que comiencen a instaurarse en nuestro país. “La idea básica de esta iniciativa es que la gente sin posibilidades pueda tomarse un café de buena mañana”, comenta Gonzalo Sapiña, precursor de la propuesta, a lainformacion.com. “En realidad, puede ir a muchos más ámbitos: comidas pendientes, cenas pendientes… La cuestión es hacer este acto altruista y ayudar a la gente más necesitada”.

El joven barcelonés, experto en marketing y redes sociales, reconoce que la idea surgió cuando descubrió un artículo que trataba esta costumbre que lleva años practicándose en la ciudad italiana de Nápoles. “Me pareció interesante traerlo a España”, comenta, “decidí crear toda la plataforma ligada a esta historia, algo sencillo, fácil, humano y cercano.”
Cafés pendientes
Gonzalo comenzó con la difusión de la campaña el 26 de marzo y asegura que de momento ha contado con “una acogida enorme”. “Es increíble, la gente se lo está tomando muy bien, aunque como siempre, hay quienes desconfían sobre si esto lo cumplirán los locales, si se quedarán los cafés, etc.”

El joven ha creado un distintivo (la imagen de la izquierda) con el que las cafeterías que se acojan a la propuesta pueden identificarse para potenciales clientes altruistas. Aunque el logo se puede descargar sin necesidad de informar a nadie, es aconsejable escribir un mensaje a la web ya que se está preparando un mapa de todos los negocios que se han sumado a la medida.

Así que ya sabéis si en vuestra ciudad veis este símbolo, no dudéis en dejar pagado un Café Pendiente, alguien os lo agradecerá.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El café pendiente

  1. Ligia dijo:

    Me parece muy interesante la propuesta. ¿Y quién lleva las cuentas? ¿O quedan los sobrantes para el camarero? Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Debemos de pensar en positivo ya que si algún bar, cafetería… se apunta, no lo hará por afán de lucro ya que la primera vez que lo cogieran en un renuncio, la publicidad negativa que iban a tener sería mayúscula.
      Abrazos

  2. Genín dijo:

    Mejor bocatas pendientes, o platos pendientes en los restaurantes…
    Pero la iniciativa está bien, menos da una piedra. 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín En Nápoles, ya funciona también esa forma de dejar una comida o una cena pendiente, aquí de momento lo mejor será que fructifique la idea del café, se vaya popularizando y me imagino que se extenderá a otros momentos del día.
      Saludos

  3. Ester dijo:

    Interesante y novedosa para mí, pero voy a contárselo a todo el mundo para que cunda el ejemplo. Me ha encantado por fin una decisión, ya me había cansado de las quejas, yo siempre pidiendo iniciativas, y esta es genial. No me entretengo en saltar que voy a contar lo que tu nos dices.

    • unjubilado dijo:

      Ester También lo ha sido para mi, lo llevo viendo unos cuantos días y al principio no terminaba de creérmelo, ahora estoy convencido que funcionará.
      Un abrazo

  4. Leodegundia dijo:

    La idea es muy buena, lo que no se es si funcionará en este país que últimamente se ve tan corrupto.

  5. Jesús dijo:

    Es una idea muy buena, ojala cunda esta iniciativa.

  6. ¿Podría ser una cerveza pendiente? Porque yo no suelo tomar café.

  7. Me parece excelente recuperar una vieja idea y relanzarla.

  8. unjubilado dijo:

    Una mirada… Yo es la primera vez que lo oigo y me imagino que funcionará. En la residencia donde se encuentra mi madre, hay una caja que piden de manera voluntaria 1 kg. de Solidaridad puedes ver quienes se encargan de recoger y distribuir estos alimentos y la caja se llena bastante a menudo.

Los comentarios están cerrados.