Comiendo una…

Mamá me voy a comer esta manzana.
No hijo, es un cebolla.
¡¡Es una manzana!!
Es una cebolla.
¡¡¡ES UNA MANZANA!!!
Está bien hijo, ¡Cómetela!

Antes muerto que reconocer el error. Con dos coj… narices.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Comiendo una…

  1. Ester dijo:

    Pobre criatura, parece que se la va a terminar y quien la graba no llora de verla sufrir, lo que somos capaces de hacer por un vídeo. Abrazos

  2. Digo yo que si se la come es porque, a pesar de todo, le gusta. Si no, la hubiera tirado.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Hay personas adultas, no creo que haya ningún niño, que un sabor muy picante como puede ser el de una guindilla, casi les hace llorar y sin embargo se comen media docena, casi sin darse cuenta.

  3. Genín dijo:

    El pobre, está enganchado a la cebolla… jajajaja 🙂
    Salud

  4. Piruja dijo:

    Hola, pobrecillo anda que no es valiente, solo de verlo se me saltan a mi las lagrimas jeje.

    Besos.

    • unjubilado dijo:

      Piruja Te pasa lo mismo que a mi cuando veo que alguien está comiendo un pepinillo, los jugos gástricos ya me aparecen hasta en la boca y estoy salivando con la lengua.
      Besos

  5. Tawaki dijo:

    Este vídeo me llega de vez en cuando (ayer fue la última vez), pero siempre lo veo, porque la verdad es que le echa narices… La cebolla no hace ningún daño, y se han comido así a miles en otras épocas. Lo que ocurre es que su sabor es mucho más agradable cuando se cocina. Por otro lado, si él se empeña en comerla, al quitársela no vamos a conseguir otra cosa que hacerlo llorar.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki En mi caso en las ensaladas, me gustan que me echen unos trozos de cebolla cruda, eso si, procuro que sean de las que no pican, como es el caso de las cebollas de Fuentes.

Los comentarios están cerrados.