Comercio de proximidad


Hola, soy la tienda pequeña, la de toda la vida.
En tu pueblo, en tu barrio, tu ciudad.
No soy una gran empresa… solo soy yo.
La competencia desleal vendiendo por debajo del precio marcado me hace daño.
Los descuentos fuera de época… también.
Las promociones online de mis proveedores y los que no lo son… también.
Los que generan un negocio y no pagan impuestos tienen derechos pero no deberes.
Un día tomándote un café dirás…
Qué pena otra tienda que ha cerrado.
A lo mejor hoy te venía bien.
Porque no tienes coche, no tienes tiempo, una emergencia…
Esa tienda es, una menos.
Apoya al pequeño comercio de tu barrio
Apoya a la tienda pequeña

Visto en internet, la foto de Wikipedia.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Comercio de proximidad

  1. El problema de las tiendetas de barriada es que la clientela no vivimos en el barrio madrileño de Salamanca; vamos, que, en general, suelen ser caras. Entiendo que los supermercados les hacen la pascua pero, ¿por qué tengo que pagar yo la diferencia…? Y, ojo, que hago gasto en la de mi pueblo, sobre todo porque allí cojo el pan -buenísimo y artesanal, hecho en horno de leña- y los olvidos; otra cosa son las exquisiteces que allí se venden, que no las tienes en el supermercado: el bacalao seco, las sardinas de cubo, las especias a granel y ese «Oye, que me llevo un paquete de café; apúntamelo».

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- La gran ventaja es que el trato es personalizado, con una atención exquisita ua que te conoce de siempre, el problema es que las ofertas y el precio que ofreces los grandes establecimientos ellos no lo pueden asumir.
      Me pasa lo que a ti cunado voy a Broto, que solamente compro los olvidos, ya que la diferencia de precio es abismal y más en un pueblo.

  2. Mi barrio está lleno de tiendas pequeñas y todas viven bien y tienen público, pero ya no son tiendas de ultramarinos como la de la foto, porque ese tipo de artículos se compran en los supermercados. Son fruterías (cuatro en la misma calle), panaderías, tiendas de todo a cien, de afilar cuchillos y hacer llaves y hasta tiendas de ropa y de muebles. Sin embargo, lo que de verdad está desapareciendo son las tiendas antiguas en el centro, que se van sustituyendo por las cadenas que hay en todas partes, lo que hace que el centro de todas las ciudades termine siendo idéntico.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Ese tipo de tiendas aún perviven y sin embargo poco a poco también las van cerrando al menos en Zaragoza, y por supuesto no abren ninguna nueva, como ocurre con las grandes cadenas de alimentación.

  3. Genín dijo:

    Ya se sabe, de toda la vida, el pez grande se come al pez chico, y eso está empezando a pasar con las compras en Internet…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      -Genín- Yo empecé a comprar a través de Amazón, pero cuando subieron el pago anual a 36 euros los dejé, insistieron un montón, pero no me volví atrás, ya no les he vuelto a comprar nada.
      Saludos

  4. mjesus dijo:

    La vida cambio, la añoranza, esa confianza, esa inmediated, pero………….
    un abrazo

  5. Tawaki dijo:

    En Madrid están abriendo de nuevo muchas tiendas. No son como las de antes, sino que se han adaptado a los tiempos y abren a horas en las que los que trabajamos podemos comprar, cosa que no sucedía antes y nos abocaba a los supermercados. La ley madrileña las apoya, esa misma ley que ahora se quieren cargar los del Gobierno. Luego no nos lamentemos, porque a la izquierda se le llena la boca con eso del progreso y al final terminan apoyando a los que venden ilegalmente sin pagar impuestos. Algo no cuadra.

  6. Acá la mayoría ya están quebradas y cerradas.
    El factor precio hace que en épocas de crisis, hasta el más consciente compre en las otras, que están más cerca, más surtidas, más limpias, mejor atendidas, abiertas las 24 hrs, los 365 días del año… Cosas básicas, un ejemplo, tortillas de maíz, están a mitad de precio y mejor procesadas. Tortillerías antes había muchas, ya no. : (
    Es muy triste… Los pequeños conercios de todo los giros, van a desaparecer. Se las han devorado.
    Todos los abrazos que no te he dado en estos días.

    • unjubilado dijo:

      -Sara O. Durán- Por aquí en la mayoría de sitios está pasando lo mismo y es una pena, ya que la mayoría de grandes centros comerciales están en las afueras y hay que coger el coche para poder desplazarse hasta ellas.
      Abrazos

Los comentarios están cerrados.