Cóctel con diamante

EFE Miami – Una mujer que asistía a un almuerzo privado con fines benéficos en un club de Tampa, se tragó un diamante valorado en $5,000 que se hallaba en una copa de champán, sin percatarse de que la piedra preciosa estaba en su bebida.

Una mujer se traga un diamante al beber una copa de champán
Con la sed que debía de tener sin dejar de hablar, no me extraña que se tragara el diamante.

Según recoge este viernes el diario Tampa Bay Times, Miriam Tucker, de 80 años, era una de las centenares de personas que asistían el pasado sábado al almuerzo organizado por el Tampa Woman’s Club con motivo del 65 aniversario de su fundación.

El precio de la copa era de $20 e incluía la oportunidad de ganar un diamante de 1,03 quilates que se hallaba sumergido en una de las copas de vino espumoso servidas. Las demás sólo contenían cristales de circonio, mineral sin ningún valor.

Al parecer, la mujer, en animada conversación a la mesa con otras socias del club, no se percató de que era en su copa donde se encontraba depositado el diamante y se lo trago al tomar un sorbo de champán, sin prestar más atención al asunto.

Resumiendo : Los joyeros, se dedicaron a examinar una a una todas las piedras con una lupa. De hecho, Tucker esperaba que de un momento a otro los organizadores anunciaran el nombre de la ganadora, algo que no se produjo.

La mujer un tanto azorada comunicó a los organizadores que se había tragado el premio. Pero a la afortunada ganadora no le quedó más remedio que solicitar hora en un hospital para que le practicaran una colonoscopia.

El joyero confirmó días después de la prueba médica realizada a Tucker y la recuperación de la piedra preciosa que, efectivamente, se trataba del diamante en cuestión.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Cóctel con diamante

  1. Por 5.000 dólares el diamante no sería muy grande y entre las burbujas ni se vería.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Efectivamente casi ni se vería, teniendo en cuenta que un quilate es igual a 0,2 gramos, 1,3 quilates son 0,26 gramos, pero puesto que todos sabían que en una de las copas había un pequeño diamante, pienso que debía haber bebido con muchísima precaución.

  2. trimbolera dijo:

    Mecachislamar, pobre mujer, me da más pena que envidia !!

    • unjubilado dijo:

      trimbolera Me pasa lo mismo, ya que una colonoscopia, no es algo muy agradable, con el posible, aunque poco probable riesgo de :
      Sangrado profuso o continuo .
      Agujero o ruptura en la pared del colon que requiere una cirugía para repararlo. hay más aunque esto son los mas importante.
      Además, con la dificultad añadida de que el diamante casi no se vería con el endoscopio.

  3. Leodegundia dijo:

    Pues no debía de ser muy grande o ella tiene una enorme garganta para no darse cuenta de que lo tragaba. Y los organizadores de la fiesta mejor pensaban algo menos dañino que hay gente distraída y tragan lo que les echen.

    • unjubilado dijo:

      Leodegundia Si lees los anteriores comentarios a Senior y trimbolera, puedes hacerte una idea de ambas cosas y te puedo asegurar que como lo conozco, por 3,837 euros al cambio actual no me dejo hacer una colonoscopia, con el riesgo añadido de que con la preparación, lo podía haber evacuado.

  4. Ester dijo:

    Te enteras de todo. Noticia curiosa, el mundo es grande y mucha gente se aburre. un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Se me pasan muchas cosas por alto, pero si me entero es como consecuencia de que estoy suscrito a muchos periódicos y en ocasiones, «cuando menos te lo esperas, salta la liebre.»
      Abrazos.

  5. Genín dijo:

    Con una bacenilla y el ¡Cling! que haría al caer seria suficiente 🙂
    Salud

  6. ¿Pero la señora no sabía que cada copa tenía un diminuto tropezón…?

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Creo que si, ya que según la noticia, estuvo esperando que saliera la ganadora del diamante, pero como todo eran cristales de circonio, lógicamente ella se lo había tragado y además sabía que era un tropezón con premio.

Los comentarios están cerrados.