Castillo de Aínsa

Desde el castillo de Aínsa
Desde una de las murallas del castillo de Aínsa, podemos ver a la izquierda y desenfocada la plaza mayor del pueblo medieval, al fondo y a la derecha el moderno pueblo de Aínsa, con el pantano de Mediano al fondo. Si pulsamos en la imagen lo veremos mejor.

El castillo de Aínsa está situado en el extremo oeste de la plaza mayor de la villa de Aínsa, localidad pirenaica aragonesa situada en la comarca de Sobrarbe, en la confluencia de los ríos Ara y Cinca.

Data del siglo XI, formó parte de la línea de defensa de los territorios cristianos (línea que se extendía hasta Abizanda), y se convirtió en el embrión de la villa, que en tiempos de la Edad Media fue amurallada, y se convirtió en la capital del condado de Sobrarbe.

El castillo de Aínsa está declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Actualmente su recinto es utilizado para albergar los conciertos del conocido Festival del castillo de Aínsa y las diversas ferias de la localidad.

El castillo es resultado de dos fases constructivas bien diferenciadas. La primera de ellas data del siglo XI, época en que se reorganiza la frontera meridional de Sobrarbe, fortificándose numerosos puntos frente a los territorios de dominación musulmana. Destaca igualmente la reforma y ampliación del XVII, en lo que fue la fortificación de la frontera frente a las posibles invasiones del otro lado de los pirineos, encargada al ingeniero Tiburcio Spanochi. A partir del siglo XVIII el castillo cayó en desuso habilitándose como fuerte militar en los distintos sucesos bélicos del XIX.

El resultado actual es un recinto de planta irregular con torres en cada uno de sus vértices, construidas en sillarejo y refuerzo de sillar en los ángulos. El lienzo o muralla, construido igualmente en sillarejo, se levanta imponente alcanzando incluso los 14 metros desde el interior. El recinto posee dos accesos, este y oeste, dos bastiones y un foso en su lado occidental. La muralla es transitable desde lo alto, y muestra gran cantidad de aspilleras o troneras para artillería a lo largo de todo el lienzo.

Está hoy en periodo de restauración. Conserva su impresionante conjunto amurallado y torreones cuadrangulares en sus ángulos. Impresionan de manera especial sus dimensiones inusitadas con una serie de arcos que sostienen el paso de ronda.

La Torre del Homenaje, del S.XI se encuentra hoy totalmente reconstruida. Se desconoce quién la construyó, si bien se le atribuye a Tiburcio Spanochi y se sabe que en 1610 estaba terminada. Se trata de una torre pentagonal de cinco pisos con saeteras y tejado a 2 aguas.

Las diapositivas las podréis ver mejor a pantalla completa, que mis esfuerzos me ha costado hacerlas.

Esta entrada fue publicada en Huesca y Pirineo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Castillo de Aínsa

  1. Ester dijo:

    Buenos comentarios para acompañar las fotos, muchas cosas (casi todas) las desconocía. Abrazos

  2. Chela dijo:

    Información muy completa e inédita para mí. Noo conozco el lugar y parece merecer la pena por tu reportaje. Lo cierto es que en España tenemos cantidad de lugares, ciudades, y pueblos que no conocemos y que son dignos de visitar.
    Gracias a los blogs y nuestros reportajes viajamos también y sobre todo en agradable compañia y amistad.
    Un afectuoso saludo. Buenos ´dias Jubi.

  3. jaume dijo:

    preciosas las fotos, gracias

  4. Jesus dijo:

    Muy buen reportaje. Ande estaban los guiris?.

    • unjubilado dijo:

      Jesus Me vieron a mi patrullar por las murallas del castillo y salieron todos disparados.
      En serio, en la mili, en Sidi Ifni los morillos de 5 a 10 años nos robaban todo lo que podían, si habíamos dejado tendida ropa en la alambrada para que se secara, en un momento de descuido había desaparecido, si podían se acercaban hasta el almacén de intendencia y nos quitaban tornillos, clavos, tacos a ser posible de plomo, trozos de cable, aisladores de vidrio, etc… y aunque no tenía gran valor los tratábamos de asustar pero se nos reían en nuestra cara ya que no podíamos dejar el puesto, pero un día, un capitán que lo vio, me dijo que hiciera lo que fuera pero que se lo trajera, era un chaval de unos 6 años, con el CETME le eché el alto, pero sabían que teníamos orden de no disparar, (los legionarios lo hicieron en alguna ocasión hiriéndoles en las piernas y con ellos no se metían), así que me ves corriendo detrás del chavalillo, hasta que logré alcanzarlo, lo agarré por la ropa y me iba acercando hasta el capitán, mientras tanto el morillo, me suplicaba de todas las maneras posible que lo soltara, pero me iba a mi por lo menos una semana de arresto como lo hiciera, así que ya próximos al capitán le dije gritando «Mi capitán, es un crio y no lleva nada más que cuatro clavos» a lo que me contesta, que te de todo lo que lleve y lo sueltas.
      Nada más que lo solté salió disparado, pero a escasos diez metros, se para se vuelve y se mete con mi madre mi novia, mi hermana… hice mención de echar a correr y creo que todavía está corriendo.
      Cuando me tocaba refuerzo y me veían al lado de la alambraba, aprovechaban para llamarme de todo, pero de vez en cuando les daba un susto haciendo mención de que iba tras ellos, ¿Comprendes ahora, por que no se ve ningún guiri por los alrededores del castillo?

  5. Genín dijo:

    Muy bonito lugar 🙂
    Salud

  6. Calandra dijo:

    Un slide muy interesante relatando tu guardia en el castillo.

  7. mjesus dijo:

    Precioso lugar
    Tu generosidad hizo que sin moverlo lo visitara
    un abrazo

  8. Menudo frío se tiene que pasar haciendo guardia ahí en invierno.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Pues si al panorama que observas, le añades vientos en ocasiones de 80 Km/hora, imagina la de contenedores de frío que se podrían exportar para el verano a Granada.

  9. Nélida dijo:

    Precioso.
    Y qué bien nos has documentado.
    Gracias por compartirlo.
    Besos.

  10. Corpi dijo:

    Lo conozco. Estuve una semana allí y aproveché para conocer los alrededores. Muy recomendable.
    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.