Calidad humana

Calidad humanaEn esta época todos hablan de calidad de productos, de calidad de procesos, calidad de servicios, calidad de sistemas…Muy poca gente habla de calidad humana, calidad de vida…Y sin ella, todo lo demás es apariencia, sin fundamento.

Hablar de calidad humana, es cuidar nuestros vínculos con los demás. Necesitamos rehacer nuestros queridos vínculos humanos. De nada sirve trabajar de sol a sol en un lugar donde no tenemos amigos y llegar cansados a un hogar en el que nadie se interesa en saber cómo nos fue.

¿Para qué trabajar tanto si nos sentimos solos? Es triste leer un libro y no tener a alguien con quien comentarlo, es doloroso sentirse preocupado y no contar con una persona a quien abrirle el corazón.

De nada vale estar al frente de una cancha de golf, de fútbol o frente a un juego de salón si no tenemos con quien disfrutar ese momento. ¿Para qué tener lo que no se puede compartir? Ni las cosas ni el dinero poseen valor intrínseco. El valor de lo material esta en su aplicación, en el servicio a alguien o la convivencia con alguien.

La belleza de tener está en compartir. La magia de luchar por una prosperidad económica, estriba, ni más ni menos, en poder ver sonreír a alguién a quién le damos el privilegio de disfrutar lo que ganamos. Eso es parte de la naturaleza humana. Dar, convivir, amar, servir y ayudar. ¡HAZLO!

En muchas ocasiones estamos asustados, asustado de lo que tal vez no podemos hacer; asustados de lo que pensaría la gente si permitimos que nuestros miedos se interpongan en nuestros sueños. Decimos no, cuando queremos decir si. Murmuramos cuando queremos gritar, y después… después gritamos a quien no teníamos que hacerlo. ¿POR QUE?

Después de todo, cruzamos por esta vida una sola vez, no hay tiempo para tener miedo. Así qué intenta aquello que no has hecho, arriésgate, participa en ese concurso, presenta aquella poesía, ésta pintura, enfréntate como ganadora, también en lo cotidiano de la vida.

Baila, sonríe, habla en contra de lo que no te gusta, visita pueblos y ciudades que no conozcas, no te quedes con el abrazo contenido ni la risa escondida, cuida mucho de tu familia dile cuanto los amas, valora lo que tienes. DA GRACIAS A DIOS, NO LO OLVIDES.

El tiempo no regresa. No tienes nada que perder y todo ¡TODO POR GANAR!

Esta entrada fue publicada en Amor y amistad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Calidad humana

  1. las artes dijo:

    Por eso hoy quiero dar un agradecimiento muy grande primero que todo a Dios que nos ha iluminado y guiado por el buen camino; a los lectores que son nuestra razón de ser y a quienes siempre les hemos brindado un espacio libre de expresión; a todos aquellos que enriquecen con sus conocimientos y opinión cada columna de este medio; a los patrocinadores que con su apoyo ven en este medio una buena plataforma para dar a conocer sus producto o servicios; a nuestros Padrinos fieles creyentes de que se está haciendo un buen trabajo que aporta al desarrollo de la subregión y a cada uno de los que me acompañan edición tras edición escribiendo e informando a la comunidad de los hechos más relevantes durante cada mes; a todos ellos mil y mil gracias.

  2. Veamos: entre el estallido del Chaitén, el terremoto del 27-F y la actual erupción del Puyehue hay un lapso de tiempo de tres años; el clima en Chile ha tenido cambios notorios, con eventos ‘extraños’ o ‘excepcionales’ en los últimos diez años, y en este invierno del 2011 se ha producido, siendo aún Junio, una cadena de expresiones climáticas novedosas: mini tornados o ‘Trombas marinas’ en Villarica, nevazones repentinas en el Valle del Elqui; diez horas de lluvia ininterrumpida en La Serena; marejadas cercanas a la calidad de un tsunami desde el Golfo de Arauco hasta la Quinta Región… y esto mientras los ríos del Cordón Caulle descienden fangosos y calientes desde la zona del Peyehue. Los expertos dicen que esto seguirá su curso, y fenómenos como los tornados de arena en Atacama y demás…se quedarán y conformarán una transición de tipo tropical que va de norte a sur de nuestro territorio.

  3. Pingback: UX, una profesión muy humana | torresburriel.com

  4. Chela dijo:

    Lo mejor de este mundo anida en el corazón de las personas. Es la ternura y el amor compartido lo que nos hace felices. Sin la relación con los demás y el compartir «dichas y quebrantos»-como decía la canción- no somos nada.
    Un fuerte abrazo, deseándote todo lo bueno durante esas «vacaciones».

Los comentarios están cerrados.