Aterriza como puedas

El capitán de las Fuerzas Aéreas Mike Gongol

«¿Alguien sabe pilotear un avión?«. Os imagináis esta pregunta por los altavoces del avión en el que os dirigís a un destino idílico?

Aunque podría ser la frase de una película, eso fue lo que se escuchó en los altavoces de un Boeing 737 que volaba a 9.000 metros de altura con 157 personas a bordo.

Mike Gongo, de la Fuerza Aérea de EEUU, se encontraba en el vuelo con destino a Denver cuando un miembro de la tripulación hizo la pregunta por los altavoces. El piloto sufrió un infarto y fue sustituido por otro piloto de combate que viajaba en el pasaje.

Era el 30 de diciembre del pasado año y el piloto sufrió un infarto en pleno vuelo entre Des Moines y Denver. El capitán de las Fuerzas Aéreas Mike Gongol, antiguo piloto de los grandes bombarderos B1-B, se dio cuenta de que algo no iba bien cuando los motores se pararon. Enseguida, el avión se inclinó hacia la derecha y comenzó a descender.

«Una azafata preguntó por megafonía si había un médico a bordo«, declaró Gongol en una entrevista que se ha dado a conocer recientemente. A continuación, los auxiliares de vuelo salieron corriendo hacia la primera clase con el botiquín de primeros auxilios y el carrito de las bebidas.

Al cabo de unos instantes, por la megafonía sonó un mensaje aterrador: «¿Hay algún piloto a bordo? Por favor presionen su botón de llamada«. Según ha declarado, Gongol miró a su mujer y se dirigió a la cabina de mando.

El piloto estaba sufriendo un ataque cardíaco y la copiloto estaba muy nerviosa. Según explica Gongol, ella le preguntó: «¿Eres piloto? ¿Qué vuelas?».

«Ella estaba en una situación seria y esa pregunta le dio cinco segundos para evaluar si yo sería útil. Yo también tuve cinco segundos para preguntarme si ella estaba sufriendo un ataque de pánico o estaba bien para volar el avión», continuó Gongol.

Finalmente, se sentó a los mandos para ayudar a la copiloto, quien le confesó que nunca había aterrizado en el aeropuerto al que se dirigían. Por fortuna, Gongol sí lo había hecho.

Finalmente, el avión aterrizó sin más percances y el piloto que sufrió el infarto sobrevivió.

Fuente : Infobae

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Aterriza como puedas

  1. Genín dijo:

    Menuda copiloto… 🙁
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Un poco torpe si que parece, claro que adivina si la información que nos ofrecen los diarios es correcta. La he visto en varios sitios más pero la noticia, se la copian de unos a otros y ni siquiera he conseguido saber la fuente original… si, acabo de conseguir de donde procede la noticia es de Air Force Space Command, está en inglés, pero creo a ti se te da muy bien.
      Saludos

  2. Laura. M dijo:

    Ufff…Más de uno también se pondría de infarto 🙁
    Buen finde.
    Un beso.

  3. trimbolera dijo:

    No hay nada como el coche de San Fernando y … también falla.

    • unjubilado dijo:

      trimbolera Así es, menudas agujetas tuve al día siguiente de patearme Ávila deprisa y corriendo haciendo fotos, ya que tenía que estar de vuelta a «casa» a las doce.

  4. mjesus dijo:

    ¿Te imaginas ir en avion y terner este susto?
    un abrazo

  5. Calandra dijo:

    La copiloto debería de ser destituida, ¿para que vale un copiloto si cuando llega el caso de emergencia no sabe tomar el mando?

    • unjubilado dijo:

      Calandra Si esto es tal y como nos lo cuentan los periódicos, efectivamente es para dejarla en tierra haciendo labores administrativas sin que volviera a ver un avión en su vida.

  6. Supongo que a la señora copiloto la habrán inhabilitado hasta para conducir un carrito de supermercado.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… La mandaron a un colegio privado, especializado en aprender a andar en triciclo. Desconozco la cantidad de exámenes a los que tuvo que presentarse y el desembolso que tuvo que hacer para sacarse el carnet.

  7. Jesús dijo:

    Si oigo ese mensaje, a mi tambien me tienen que traer las sales.

    • unjubilado dijo:

      Jesús Las sales? Yo me tiro por la ventanilla, esperando caer en un colchón hinchable. Y mientras tanto rezando «Señor, líbranos del mal… digo de las malas copilotos. Amén»

  8. Esto no lo leo hoy, que tengo parte de la familia volando en este momento.

Los comentarios están cerrados.