Almetas y Totones

En la celebración del día de difuntos no todo es importado. En Aragón, tenemos algunas costumbres de esta fiesta con sus personajes, cuentos y ritos propios.

Acercaros a la imagen con el ratón, la veréis mejor

La celebración de ‘Halloween’ mezcla tradición laica y religiosa entre la noche del 31 de octubre y el día de Todos los Santos, el 1 de noviembre. Aunque esta fiesta es de origen celta, es en Estados Unidos donde más se ha popularizado debido, en parte, a la gran migración de población irlandesa durante el siglo XIX. Aunque en la actualidad las costumbres norteamericanas relativas a esta festividad se han extendido por todo el mundo algunas costumbres ancestrales alrededor de esta fiesta perviven en Aragón.

Personas de ritos mortuorios como «almetas» y «totones» reaparecen durante esta festividad en el municipio de Radiquero, donde también es costumbre vaciar calabazas, esculpirlas con forma de cara e iluminarlas con velas en su interior.

El tema de las calabazas tiene su por qué, ya que es ahora en estos meses cuándo más abunda en los huertos, pero no la redonda naranja que ahora vemos por todas partes, se hacían las calaveras con las verdes alargadas que total no tenían mucho más menester. Eso sí las naranjas gordotas se guardaban bien para hacer buenos empanadicos y pastillos. Las que se utilizar son verdes y alargadas, para señalar el camino al cementerio.

A las almas perdidas se las llamaba “almetas”y había un fantasma que guardaba el cementerio “el totón”. A “totones y almetas” mejor no encontrarlos, para distinguirlos bueno es saber que el “totón” lleva una vela y las “almetas” llevan dos, con éstas últimas hay que parar cuidado porque si te ofrecen una vela y tu la aceptas, te conviertes en “almeta”, o eso expresa la tradición popular.


«O camín d’as almetas» en Lupiñén. Acercaros sin miedo, para que os den un filtro de la buena suerte

Esta costumbre tan de antaño y casi olvidada de nuestros pueblos, no se la queráis adjudicar a los Estados Unidos ya que en Aragón ha sido desde hace unos años recuperada en algunos lugares como Radiquero, Adahuesca, Colungo, Lupinén, Graus, Secastilla… y cobran cada día más fuerza y arraigo.

Fuentes consultadas : Heraldo de Aragón, La Magia de Huesca

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Almetas y Totones

  1. …y hay que resaltar que, salvo Graus, todos los pueblos donde se ha repescado la tradición son localidades pequeñas -pocas sobrepasan los 300 habitantes-.
    Te agradezco que hayas traído a tu bitácora algo tan genuino y ancestral en estos días que no ha sido necesario importar de los USA porque es una festividad que, en algunos de nuestros pueblos, ya se celebraba mucho antes de que se tuviera noticia de las tierras de ultramar.

    ¡¡Goyosa Nuei d’as Almetas!!, que se dice en mi pueblo. ¡¡Feliz Noche de las Ánimas!!

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Varias veces he estado a punto de traer a colación esta costumbre nuestra de las almetas, pero nunca me había atrevido, pero como cada vez soy más inconsciente, me he puesto a buscar información y al final vio la luz.

  2. Desde luego es una fiesta tétrica, pero no se hace daño a nadie con ella, hay que divertirse. En cuanto a los difuntos ya en sí, hombre, para mí es que no hay un día en el año para acordarse de ellos sino todos ellos, así que.. , pero eso ya son creencias en las que yo, como el ministro, yo no me meto.
    SAludos.

    • unjubilado dijo:

      -Manuela Fernández- Te la puedes tomar a broma y así no se asusta nadie.
      Y en cuanto a los difuntos no hay problema, no se enteran, los que si se enteran son sus familiares y ellos son los que lo sufren.
      Saludos

  3. Jenofonte dijo:

    Aquí la celebración llegó de la mano de los estadounidenses. Tiene partidarios y opositores, como todas las cosas. Por mi parte, a quienes encuentran negativa esta celebración de los difuntos, les digo qué, dado que estoy cada vez más cerca de formar parte de esa numerosa cofradía, lo mejor es ir desde ya conociendo el terreno…

  4. Ester dijo:

    Halloween se adoptó por lo divertido, porque los disfraces nos entusiasman, luego hemos buscado similitudes con fiestas nuestras, y claro que las encontramos y gracias a Halloween se ha recuperado. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Halloween se adoptó por ser una costumbre extrajera, parece ser que todo lo que es ajeno a nuestra tierra mola más que lo que tenemos en ella, existen otra costumbres foráneas que se han ido importando y se mezclan con las nuestras.
      Abrazos

  5. Genín dijo:

    Esas costumbres, no deberían dejar que se perdieran, al menos son nuestras, y no lo imitamonas del Jalogüin ese… 🙂
    Salud

  6. Sara O. Durán dijo:

    Acá ya erradicamos halloween. Con festividades propias tan interesantes, no tiene sentido, importar esas cosas. Bien por Aragón! Besos.

  7. Jesús dijo:

    Si es que al final todo nos lo copian.

  8. Como aquí no llegaron los celtas, no teníamos esa tradición, solo la costumbre de subir al cementerio y poner flores en las tumbas de las personas queridas. Ahora, la empresa del cementerio le ha añadido un concierto y el cementerio se pone tan abarrotado de gente que a muchas personas no nos apetece subir hasta que pasan esos días.

    (Como haría yo hoy si no estuviera como para llover a cántaros)

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- En Zaragoza el cementerio municipal está a tope el 1 de Noviembre y hay una calle/carretera/camino asfaltado, que solamente la dejan en un sentido.
      En cierta ocasión estaba de guardia en la estación de Radio de Telefónica que está en este camino y los agentes municipales no me dejaban pasar, les amenacé con que serían los responsables de que si se cortaba alguna comunicación en Zaragoza y en muchos sitios más, ellos eran los responsables, les pedí su identificación, ellos me pidieron la mía y como de momento no circulaba nadie ya que era muy pronto me dejaron pasar. Por la tarde me quedé en casa localizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *