Refugiados & europeos

Cuatro minutos de contacto visual acercan a la gente más que cualquier otra cosa.

Mirar más allá de las fronteras (experimento de Amnistía Internacional).

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Refugiados & europeos

  1. Las miradas (nos) desnudan. Desvisten la coraza de los sentimientos y estos terminan galopando libres por la retina. Quizás por ello nos cuesta mirar a los ojos, porque además de descubrir el espíritu ajeno emerge a la superficie de la mirada nuestra propia esencia.

  2. Piruja dijo:

    Hola, por eso se suele decir que vale mas una mirada que mil palabras, siempre miro a los ojos cuando hablo con los demás, y a veces te llevas muchas sorpresas.

    Besos.

  3. Yo suelo mirar a los ojos cuando hablo. Es más, yendo por la calle, muchas veces lo hago con las personas que me cruzo. Van distraídas, me miran sin ver, pero cuando las miro a los ojos, casi siempre me devuelven la mirada e, incluso, alguna vez me han saludado pensando que las conocía y por eso las miraba. En una sociedad en la que cada vez hay menos contacto personal, mirarse a los ojos establece un lazo, elimina barreras, como en ese vídeo.

Los comentarios están cerrados.