Alunizando en Fresnedillas

Alunizando en Fresnedillas

Los 1.554 habitantes de Fresnedillas de la Oliva, el pueblo más «alunizante de Madrid», se preparan para celebrar el 50 aniversario de la llegada a la Luna. Fue en este pequeño pueblo donde la humanidad recibió la esperada señal del aterrizaje del Apolo 11 desde la antena que la NASA instaló en sus tierras. Aquello cambió la vida de sus vecinos, que hoy recuerdan cómo colaboraron en aquel gran paso para la humanidad.

Cuentan que durante una de sus visitas a las instalaciones centrales de la NASA, el presidente John Fitzgerald Kennedy vio a un conserje barriendo y le preguntó por qué estaba allí. El empleado respondió sin dudar: «Señor, estoy ayudando a poner a un hombre en la Luna«. Probablemente esa historia sea una leyenda, pero lo que sí es cierto es que miles de trabajadores y trabajadoras colaboraron desde abajo para que Neil Armstrong pudiera pisar la superficie lunar aquel legendario 20 de julio de 1969. Entre esas personas figuran varios jarandos, los vecinos del municipio madrileño de Fresnedillas de la Oliva.

Por entonces era un pequeño pueblo agrícola y ganadero, con poco más de 400 habitantes censados, al que cuatro años antes había llegado la NASA para instalar una de las tres estaciones de seguimiento de los vuelos tripulados del programa Apolo. Las otras dos se localizaban en California (EE UU) y Camberra (Australia) para no perder la señal en ningún momento.

La primera frase de un ser humano al llegar a la Luna no fue la archiconocida «es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad«, sino la que pronunció también el astronauta Neil Armstrong unas horas antes, cuando se posó la nave: «Houston, aquí Base de la Tranquilidad. El Águila ha alunizado«. El primer lugar de la Tierra al que llegaron aquellas palabras fue la estación de Fresnedillas.

Más información en : Público.

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Alunizando en Fresnedillas

  1. Ester dijo:

    Que casualidad, hace unos días mis hijos viajaron para conocer las instalaciones donde les explicaron lo que tu cuentas, incluso se hicieron fotos dentro de unos trajes espaciales. un abrazuco

    • unjubilado dijo:

      -Ester- En la actualidad en Fresnedillas tienen un «museo lunar», me imagino que irían a visitarlo.
      Un abrazo

      • Ester dijo:

        Siii, y salieron algo decepcionados, todo es rápido y breve, lo que mas les gusto fue el ambiente de trabajo, el dominio de las tareas y la conversacion siempre en inglés.

  2. Lo que no sabemos (o no recordamos) es por qué los americanos eligieron ese sitio precisamente.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- El porque no, pero la idea la tendrían hace tiempo ya que entre el año 1964 y 1965 y a 8,4 Km por carretera construyó la NASA otro complejo mayor en Robledo de Chavela.
      Corrijo y te mando un enlace.

  3. Genín dijo:

    Pues al ver la primera foto, yo creía que era un tío que había subido a vaciar las cenizas que están en la vasija a sus pies, de un pariente incinerado… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      -Genín- Podría ser, pero es difícil que subiera con la trompeta de pregonero a informar a todo el pueblo.
      “De orden del señor alcalde, se hace saber…”
      Saludos

  4. Desconocía lo que cuentas y tiene cierta lógica que ese pueblo quiera celebrar su aportación terrestre al acontecimiento estelar.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- A mi me sonada de algo pero no lo recordaba con exactitud. Conocía mucho mejor Robledo de Chavela, y es que estando en Ocaña como operador de Radio, se nos ofreció ir a Robledo, mejores sueldos, horas extraordinarias, cursos de inglés… pero una organización infinitamente más férrea, solamente uno de nosotros aceptó.

  5. Faerie Glen dijo:

    Pues sabes que no tenía ni idea de esto? Glub.
    Un argumento más para demostrar(me) que con tu blog se aprende muchas cosas 🙂
    Un beso. Feliz domingo!

    • unjubilado dijo:

      -Faerie Glen- Es normal ya que al construirse de manera casi inmediata Robledo de Chavela, la fama se la ha llevado esta última. Yo lo conocía debido a que se nos ofreció ir a trabajar allí, estando de operador de radio en Ocaña.
      Un beso

Los comentarios están cerrados.