Basílica de Begoña

Basílica de Begoña
Entrada a la Basílica de Nuestra Señora de Begoña.

En muchas ciudades del mundo hay siempre una iglesia referente de la ciudad; y para no ser menos, en Bilbao tienen una dedicada a su Amatxu (diminutivo de «ama» (madre)), La Virgen de Begoña, como cariñosamente la denominan los bilbaínos y a la que tienen especial cariño.

Esta iglesia es la Basílica de Begoña y está ubicada en una de las partes altas de la ciudad, por lo que se divisa desde muchas partes de la misma y al revés, desde donde se divisa gran parte de la ciudad de Bilbao.

Basílica de Begoña
Imagen de la Virgen en el exterior, en el interior se estaba celebrando una misa y no me atreví a ponerme, frente al altar a hacer una foto.

En el siglo XVI y gracias a las limosnas de los fieles de la época, fue levantado un templo sobre una ermita ya existente en el lugar, este templo se ha ido modificando a través de los siglos hasta llegar a la actual basílica. Se trata de un templo de tres naves, sin crucero y cubiertas con bóvedas de crucería de estilo primordialmente gótico, aunque debido a las modificaciones efectuadas a lo largo de su historia dispone de toques de otros estilos. Dispone de un reloj, un carillón y 24 campanas desde las que se pueden escuchar hasta 7 melodías diferentes.

Basílica de Begoña
Nave central.


Gracias a un inventario realizado en 1503 se conoce que el templo primitivo consistía de una única nave techada en madera, con una capilla de piedra que contenía la virgen y un coro, así como una calostra o pórtico de madera. Nada sabemos sobre las dimensiones del edificio, pero probablemente sus trazas coincidan con las de la nave central de la presente basílica. Lo presidía un retablo de estilo flamenco, de gran tamaño, ya que contenía 14 tablas con imágenes de la vida de María.

La amatxu de Begoña es la patrona de Bilbao y su festividad es el 11 de Octubre, fecha en la que se celebran diversos actos para homenajearla.

Basílica de Begoña
Me iba ocultando en las columnas para tratar de no molestar a los fieles, que seguían con gran devoción la misa en eusquera.

Begoña fue golpeada por la guerra el 5 de agosto de 1808, cuando las tropas napoleónicas, comandadas por el general Merlin, saquearon la Villa y el santuario, asesinando al párroco del mismo. Durante las últimas fases de la guerra, Begoña cobra una gran relevancia estratégica debido a su posición de dominio sobre la Villa. Este hecho provocará grandes destrozos en el edificio.

Debido a esta ventaja estratégica, Begoña será elegida por Zumalacárregui para instalar una batería artillera durante el sitio de Bilbao, lo cual la convirtió en objetivo preferente de las tropas sitiadas en la iglesia. Pese a haberse mantenido casi indemne hasta la retirada de los carlistas, en 1835 las tropas liberales, para evitar su uso por el enemigo, procedieron a minar el campanario, desplomándose este sobre parte de las bóvedas, destruyéndolas.

Basílica de Begoña
Vista desde un lateral.

Un año después las tropas carlistas volvieron a intentar conquistar Bilbao, pero en esta ocasión fueron las tropas liberales las que ocuparon Begoña, transformándolo en fortín. La soldadesca quemó como combustible todo lo que quedaba en la iglesia, altares, retablos, armarios… incluso el entarimado del templo fue consumido por sus hogueras.

Basílica de Begoña
El templo, visto ya en la lejanía.

El barrio bilbaíno de «La Salve» recibe su nombre del hecho de que el recodo de la Ría de Bilbao que pasa al lado de este barrio era el primer lugar desde el cual los marineros que volvían a la ciudad veían las torres de la basílica de Begoña, y allí empezaban tradicionalmente a rezar una «Salve» a la Virgen, en agradecimiento por haberles protegido en sus viajes marineros.

Traducción al español de la Salve de la “Amatxu”

«Nuestra Señora de Begoña, patrona de Bizkaia;
tus hijos amados vamos a ti cantando.
Los fieles marineros tienen en ti su nido;
el pastor del monte mira siempre hacia ti;
te rezan obreros y mineros:
eres la luz para ricos y pobres.
Madre amada, acoge y cuida por siempre
a los hijos de Bizkaia de puro y limpio corazón.»

El que desee ver unas cuantas fotos más, lo puede hacer en este álbum.

Fuentes consultadas : Guía Bilbao, Wikipedia.

Esta entrada fue publicada en Bilbao y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Basílica de Begoña

  1. Chelo dijo:

    No la conozco, la verdad es que por esas tierras he ido poco.
    Gracias por mostrarnosla.

  2. Genín dijo:

    Prefiero la visita a los templos de las tapas… 🙂
    Salud

  3. Ester dijo:

    Has hecho una entrada preciosa, bien documentada como es tu costumbre. Conozco la Iglesia es una maravilla, muy querida por los vizcaínos y a muchas niñas les ponían su nombre, ahora menos porque buscan nombres irreconocibles fuera del País Vasco. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      -Ester- Gracias, me das ánimos para seguir publicando cosas sobre Bilbao.
      Begoña era uno de los nombres preferidos para poner a la niñas, creo recordar que sobre los años 60, 70 y 80 del pasado siglo.
      Abrazos

  4. Jesus dijo:

    Bien, bien.
    Aquí sentadito me preparo a visitar todo Bilbao, sin paraguas. Saludos.

  5. Que pena que no se haya conservado la iglesia primitiva con esas tablas flamencas. De todas formas, es un templo que tiene su encanto con las tres naves.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- No dicen cuando desapareció el retablo, aunque se supone que sería en una de esas guerras, o en el abandono, aplicando la política de tierra quemada.

  6. A ver si mañana voy con tranquilidad a ver todo el álbum de fotos, que hoy es ya muy tarde.

  7. Maria dijo:

    Gracias por compartir.
    No sé si llegaré a visitar algún día Bilbao, es una de mis asignaturas pendientes.

    Saludos

    • unjubilado dijo:

      -Maria- Me gusta compartir, por ello te agradezco que vengas a leerme desde Chipiona.
      Ánimo, que aunque seamos mayores, todavía tenemos que movernos y pensar no con lo que dice el DNI, sino con lo que marca nuestro corazón.
      Yo le he dado vuelta a los números y ahora tengo 47 añitos.
      Saludos

  8. Ligia dijo:

    La iglesia a mí me parece preciosa. Abrazos

  9. Pues fíjate que, con la de veces que he estado sentado en las inmediaciones, nunca he estado en su interior.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- No era mi idea subir a visitar la Basílica de Begoña, pero el domingo nos quedábamos solos mi mujer y yo, ya que mi hija y su marido iban a participar en la Marcha Cicloturista Internacional Bilbao Bilbao 2019, así que la dejé que ella decidiera donde íbamos, estaba abierta, así que mirando por si estaban prohibidas las fotos en su interior, me decidí a entrar.

Los comentarios están cerrados.