Historia del Novio de la Muerte

Esta noche he soñado que estada todavía haciendo la mili, que ilusión y que intranquilidad, ilusión por volver a ser joven, intranquilidad, por tener que volver a repetirla. Soñaba que iba al acuartelamiento de la Bandera de la Legión, que estaba separada únicamente del batallón de Ingenieros, al que yo pertenecía, por un pasillo peatonal.

Unjubilado en el puerto de Sidi IfniIba a la legión ya que me tenían que llevar al puerto para establecer una comunicación entre el puerto propiamente dicho y el dique que se encontraba en alta mar.

Conviví con los legionarios, incluso en Las Palmas de Gran Canarias donde terminé haciendo la mili con una emisora militar, me prestaron un uniforme de la Legión para que pudiera hacerme una foto.

Unjubilado legionario
Foto propia, pulsar en la imagen para agrandarla.


También participé en la última jura de bandera de la legión ya que era el encargado y profesor del taller de radio en Ingenieros (el subteniente especialista delegó en mi), así que me tuve que desplazar al cuartel de la legión con “mi” equipo de música, altavoces, micrófonos y demás artilugios.

Todo este inciso viene a colación, para deciros que no soy facha, simplemente me gusta recordar viejos y casi olvidados tiempos.

Pues bien según entraba en el acuartelamiento de la Legión, en mi sueño iba escuchando :

Nadie en el Tercio sabía
quien era aquel legionario
tan audaz y temerario
que a la Legión se alistó.
Nadie sabía su historia,
más la Legión suponía
que un gran dolor le mordía
como un lobo, el corazón…

Según me iba acercando la música iba in crescendo. Y es que me ha hecho recordar la historia del Himno del Novio de la Muerte.

La Legión Española, antiguo Tercio de Extranjeros, fue creada por Real Decreto de 28 de enero de 1920, en una época donde España y ante un compromiso internacional, se desangraba en una guerra para la que no estaba preparada : Marruecos y el hundimiento de la Comandancia Militar de Melilla (verano de 1921). El Tercio venía a suplir a los quintos forzosos con sangre voluntaria y con un credo místico de redención de las personas, inspirado en las tradiciones militares españolas y en el bushido japonés. Con el anterior y desgraciado trasfondo histórico, nace nuestra marcha que en su origen fue ¡un cuplé! Lo estrenó en Málaga doña Mercedes Fernández «Lola Montes», con letra de Fidel Prado y música de Juan Costa. En uno de los conciertos estaba la Duquesa de la Victoria y ante la desastrosa situación en África, le propuso ir a Melilla. Ella misma lo describe: «Mi actuación fue un éxito indescriptible». En esos mismos momentos unos 8.000 soldados españoles muertos alfombraban los caminos hasta la indefensa Melilla (Desastre de Anual) que se salvó gracias a la llegada del Tercio desde Ceuta.

Esta entrada fue publicada en Mili y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Historia del Novio de la Muerte

  1. Ester dijo:

    Es una historia muy interesante, la legión lo es y suelen emocionar cuando desfilan o cuando procesionan en la Semana Santa de Almería. La historia de “La banderita” también es muy curiosa con su origen feminista. Tenemos muchas piezas militares que son verdaderas joyas, El Sitio de Zaragoza es una fantasía militar que suena muy bonito.
    Me gusta mucho la música militar, me ha gustado tu entrada. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      -Ester- En ocasiones cuando iba con un legionario al puerto me contaba historias de su vida, que yo casi no las lograba entender, piensa que en aquella época 1968 todavía había regiones en España que estaban excesivamente cerradas a viajes y cultura, es otra de las razones por las que recordar la mili en Sidi Ifni me trae recuerdos de todo tipo. Es cierto hay unas cuantas piezas musicales que te ponen los pelos de punta.
      Un abrazo

  2. Frajayo dijo:

    Los recuerdos de tus esporádicos pasos por La Legión me traen otros vividos en Algeciras, donde hice la mili; y este punto, era paso prácticamente obligado en sus desplazamientos a la Península en disfrute de permisos. A los «chorchis» nos llamaba la atención sus impecables uniformes llevados con marcialidad y su mijita de altanería.

    • unjubilado dijo:

      -Frajayo- En mi caso fui de Zaragoza a Sevilla en tren y en Sevilla nos metieron en un avión con destino a Sidi Ifni, yo no pisé un barco nunca, ya que a la vuelta estando en Las Palmas de Gran Canarias falsificamos una firma para hacer constar que éramos residentes en Las Palmas y así poder viajar en Iberia directamente hasta Madrid, con un sustancial descuento en el precio del pasaje.

  3. Piruja dijo:

    Hola, aun siendo hija de militar no soy facha, pero cada vez que oigo este himno me emociono mucho al igual que cuando los veo desfilar, lo mismo que en semana santa cuando llevan al cristo en volandas cantando la canción es muy emocionante, se te ve muy bien en la foto:)

    Besos.

    • unjubilado dijo:

      -Piruja- Hay unos cuantos himnos o marchas que a mi me siguen poniendo los pelos de punta y la carne de gallina, y es que estar haciendo la mili en un país extranjero con bastante mala fama, tiene inconvenientes y recuerdos, en ocasiones gratos, en otros excesivamente desagradables y eso que yo por mis conocimientos fui de los afortunados.
      Gracias por lo de las fotos, en las dos soy yo el que aparece.
      Besos

  4. Jesus dijo:

    A mi también me molesta con la facilidad con que llaman facha a cualquier persona sensible a nuestra historia, con sus luces y sombras. juré bandera obligatoriamente en la mili, pero siempre le tendré un gran respeto por lo que representa, mi país, y por la gente que ha dado su vida por defenderla a lo largo de la historia.

    • unjubilado dijo:

      -Jesus- ¿Te contesto con un pasodoble?
      Soldadito español
      Soldadito valiente
      El orgullo del sol
      Es besarte la frente
      La victoria fue tuya
      Porque así lo esperaba
      Cuando muerta de pena
      A la virgen rezaba
      Tu novia morena.

      Te puedo asegurar que en más de una ocasión las lágrimas asomaron a mis ojos y a más de algún compañero. En la jura de bandera, un abogado que había terminado la carrera y había agotado sus prorrogas nos compadecíamos mutuamente por la soledad que ambos teníamos.

  5. Independiente a la política, la marcha del novio de la muerte es fantástica musicalmente hablando y además verla en el desfile pone de pie a cualquiera . Ya digo que a parte políticas que yo ahí no entro.
    Por cierto, te ha tocado vivir una parte de la historia muy movidita, entiendo que tendrás miles de recuerdos unos interesantes, otros penosos, de alegría… qué interesante todo.

    • unjubilado dijo:

      -Manuela Fernández- Es cierto, incluso tengo el «Parte final de la ocupación por parte de España del territorio militar de Sidi Ifni«, firmado por el general de más rango que me acompañaba en la emisora y por mi mismo como soldadito y encargado de la emisora en fonía Almendro situada en Las Palmas de Gran Canaria, Lo puedes ver en este enlace titulado «Emisora militar«.
      La mayoría de mi historia en la mili, la tengo escrita en este blog.
      Un saludo

  6. Conocí a un señor -bellísima persona- que a principios de los 50 marchó a la Legión (creía que su acciónn beneficiaría a su madre, encarcelada all finalizar la Guerra (In)cicvil), de la que guardaba buenos recuerdos de la camaradría encontrada y un montón de fotografías que ilustraban un sinfín de anécdotas. Pero, eso sí, tenía un pésimo recuerdo del año que le tocó hacer guardia junto al Cristo de la Buena Muerte, enn Malaga; contaba que estuvo a punto de desmayarse del pestazo (palabras suyas) que le llegaba a incienso y maquillaje de las señoras. Y no, no era facha; al contrario, de izquierdas; fue incluso sindicalista en los años sesenta.

    • unjubilado dijo:

      -Una mirada…- Yo he conocido a los legionarios en su ambiente, por supuesto los había voluntarios firmando cada dos años que se reenganchaban y los que haciendo la mili normal, aparecía la legión en sus unidades, al igual que los paracaidistas, que nos ofrecían mejores condiciones (mejor ropa, más dinero para gastos, con el mismo tiempo de estancia haciendo la mili).
      En mi caso un capitán de la legión, el que nos instruía en los primeros meses de campamento, trató por activa y por pasiva que me pasara a la legión como encargado del grupo de comunicaciones, ya que tenían un equipo de microondas, del que yo era especialista por mi profesión en telefónica, que nadie sabía hacerlo funcionar. En varias ocasiones le dije que en la mili, yo no me iba a apuntar voluntario ni para comer, pensaba que me iba a coger manía, pero fue todo lo contrario, salvando las distancias capitán-soldado, nos hicimos bastante buenos amigos.

  7. Pues si soy sincera, será muy emocionante verlos desfilar con la imagen en alto, pero creo que las armas y los uniformes están de más en una procesión.

    • unjubilado dijo:

      -Senior citizen- Estoy de acuerdo contigo, las armas en los cuarteles.
      De hecho en cierta ocasión a raíz del atentado de Carrero Blanco, las estaciones de radio estaban custodiadas por la Guardia Civil o el ejército, en la más importante de Zaragoza se encontraba un cabo o sargento al mando de 8 soldaditos que se suponía que hacían guardia alrededor de la estación, tenían turno de 24 horas y se les habilitó el garaje o cochera de la instalación para que pudieran dormir y/o descansar, claro que allí no había agua ni servicios, así que tenían que entrar a la instalación a beber y a «desbeber». La primera vez que vi que entraban con el fusil al hombro, llamé al sargento y le dije que allí no se entraba con armas, tuvimos nuestro rifi-rafe, pero me negué rotundamente.
      Solución, que hubiera otro soldado en la puerta, para que se hiciera cargo del arma del compañero que entraba en nuestra instalación, ya que el arma no la podían abandonar.

  8. Tawaki dijo:

    No entiendo que se identifique a militar con facha. Supongo que los hay de todas las ideologías, como en todas las profesiones. Quizás de tanto repetirlo nos hemos quedado con esa idea, que a mí me parece que no se ajusta del todo a la realidad. Desconocía el origen y me ha gustado que lo compartieras.

Los comentarios están cerrados.