Cerveza en Brujas

De Halve Maan«Benjamín Franklin dijo una vez: «la cerveza es una de las pruebas de que Dios existe y quiere que seamos felices«. Bien, pues si alguien se propuso no ofender a Dios alguno y agradecer la vida dada, esos fueron los belgas. La cerveza forma parte de la cultura, la gastronomía y la historia del país.

Bélgica ha sido famosa por su cerveza desde la Edad Media, sin embargo De Halve Maan es la única fábrica de cerveza de una ciudad como Brujas.
Brugse ZotCuenta la leyenda que, San Arnold, un monje benedictino del siglo XI, fue nombrado el patrón de los cerveceros, después de que en vida alentara a todos a beber cerveza en lugar de agua durante una plaga. El pueblo se salvó, ya que era el agua precisamente quien propagaba la enfermedad, y la cerveza se convertía en la bebida más segura.

La historia de la fábrica de cerveza De Halve Maan, que en castellano significa Media Luna, situada en el centro de Brujas, se remonta al siglo XVI, época en la que había hasta 30 fábricas de cerveza en Brujas. Desde 1856 la fábrica ha sido propiedad de la familia Maes.

En la actualidad, De Halve Maan elabora también la cerveza estacional Brugse Zok, de color ámbar, con pleno sabor a malta gracias a la utilización de maltas tostadas.

Cerveza en Brujas


En la pequeña ciudad belga de Brujas, Xavier Vanneste, dueño de la tradicional cervecería De Halve Maan, ha construido una tubería de tres kilómetros que transcurre bajo las calles de la ciudad, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco.

Muchos litros de cerveza que producir y un problema logístico que resolver. Los propietarios de De Halve Maan, miembros de una familia belga que lleva seis generaciones fabricando esta bebida, se enfrentaban ante la dificultad de transportar más de 5.000 litros de cerveza cada hora. Los camiones que transitaban a través de las calles de Brujas, centenarias, estrechas y llenas de turistas, perjudicaban la circulación del lugar al trasladar la bebida desde el punto de fabricación hasta el edificio donde se embotella, a tres kilómetros de distancia.

Lograr los permisos municipales parecía la verdadera misión imposible, aunque el alcalde de la ciudad, el socialista Renaat Landuyt, siempre apoyó la idea. «No lo hacían algunas personas de la administración pública, porque no hay un precedente legal para este tipo de obras públicas. Era la primera vez que se empleaban en una iniciativa privada», apunta Xavier Vanneste.

Cerveza en Brujas

Como la subvención que les daba el ayuntamiento era insuficiente, idearon otro sistema, lanzaron un crowdfunding con una curiosa premisa: quien colaborara a financiar el proyecto, obtendría cerveza gratis de por vida. A todos ellos se les asegura un número fijo de botellas al año, en proporción al dinero aportado. «Es un chollo para los que han participado si se mantienen con vida unos pocos años», dice Vanneste entre risas.

Así entre lo que les subvencionaba el ayuntamiento, mas otro tanto del crowdfunding y más de 3 millones que aportó la empresa a base de préstamos que les concedieron los bancos, la tubería por la que corre un flujo de cerveza, se hizo realidad.

Fuentes consultadas : El País, The Beer Times.

Esta entrada fue publicada en Bélgica y Holanda y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Cerveza en Brujas

  1. Si aquí hiciera eso Cervezas Alhambra, a mí me llegaría rápidamente, ya que vendría cuesta abajo.

  2. Como eñ método Vanneste de transporte de cerveza se extienda a otros caldos, menudo parque tubérico y de cables habrá en el subsuelo.

  3. Ester dijo:

    Podrían hacerlo y poner surtidores públicos parecidos a las gasolineras. A mi me gusta la cerveza, es una pócima tan antigua como los egipcios que la bebían caliente como nosotros el vino. Curioso. Un abrazo

  4. Ligia dijo:

    Esas ideas a mí me parecen tan adelantadas y tan de admirar… pensando en los edificios históricos y la ciudad Patrimonio de la Humanidad… A los laguneros no creo que se les ocurra algo parecido… Abrazos

  5. Frodo dijo:

    Con el calorcito que hace por acá , qué bien viene una buena cervecita
    Mandá una para acá Jubi!

    Abrazo

  6. Faerie Glen dijo:

    Qué cosa más curiosa, no conocía eso del transporte y suministro subterráneo.
    ¿Te imaginas que suceda en España? Y la de gente que comenzaría a aficionarse al pico y a la pala, para llegar a las tuberías y hacer un «enganche», jeje.
    Una bebida tan popular, y a mi no me gusta nada. Si es que sobre gustos no hay nada escrito, ¿verdad?
    Un beso, Jubi.

    • unjubilado dijo:

      -Faerie Glen- Evidentemente si eso ocurriera en España, las grandes herramientas se dejarían de ser tabú para la mayoría de personas y probaría suerte con «A la búsqueda de la tubería»
      Un beso

Los comentarios están cerrados.