Beaterio de Lovaina

El Gran Beaterio está situado al sur de la ciudad y tiene una extensión de 3 hectáreas, convirtiéndolo en uno de los beguinajes conservados más grandes de Flandes. Se extiende a ambos lados del río Dijle, que se divide en dos canales dentro del beaterio, formado una isla. Hay tres puentes que lo cruzan dentro del complejo.

Beaterio de Lovaina
Plano del gran Beaterio de Lovaina.

Conocidos como beguinajes, los beaterios son desde casas agrupadas en torno a un patio a pequeños barrios donde residían mujeres solteras (beguinas o beatas), muchas de clase acomodada, que sin llegar a ser monjas, tenían voto de castidad pero no de pobreza. En concreto el Gran Beaterio de Lovaina data del año 1205 y es uno de los más grandes que se conservan en Flandes.

Beaterio de Lovaina
Están prohibidos los vehículos de reparto, coches, motos…

El Gran Beaterio de Lovaina es un pequeño pueblo amurallado que se extiende a orillas del río Dijle y que llega a agrupar unos cien edificios con unas 300 viviendas. Estas beguinas no eran monjas. No pertenecían a ninguna orden religiosa, pero sí hacían los votos de castidad y obediencia. Pero no el de pobreza: las beguinas podían adquirir todos los bienes y los ingresos que desearan. Se ganaban la vida bordando, cosiendo, lavando ropa o trabajando como maestras de escuela o enfermeras. Las mujeres que entraban en el beaterio pasaban su primer año recluidas en un recinto común a modo de convento, para luego ya tener su propia vivienda, donde vivían solas o acompañadas por otra beata.

Beaterio de Lovaina


Al igual que otros beguinajes en Flandes, éste de Lovaina tuvo una primera época dorada en el siglo XIII, y los tiempos difíciles fueron durante los conflictos religiosos del siglo XVI. Uno de los sacerdotes de esta comunidad fue el profesor de Teología y rector de la Universidad de Lovaina Adriaan Florensz Boeyens, posteriormente tutor del infante Carlos V y más tarde conocido como el Papa Adriano VI.

Beaterio de Lovaina
Hay «inquilinos» que cuidan muy bien el exterior de las casas.

El beaterio de Lovaina no fue vendido como bien nacional como ocurrió con la mayoría de los monasterios y abadías. Las propiedades de la comunidad fueron, sin embargo, confiscadas y atribuidas a la Comisión municipal de bienestar social de Lovaina y reorganizadas como albergues. Les permitieron a las 198 beguinas seguir viviendo allí. A mitad del siglo XX, el beaterio estaba en estado de abandono. La Universidad de Leuven lo salvó comprando las casas. En el año 1964, la KU Leuven empezó una restauración a gran escala que duraría veinte años.

Beaterio de Lovaina

La restauración se desarrolló en dos fases. La mayoría de las calles fueron restauradas en los años 1960 y 1970, bajo la supervisión del profesor Lemaire. La iglesia y la calle junto a él fueron restauradas en la década de 1980. El proyecto de restauración a gran escala de todo un barrio, y de acuerdo con los principios de la Carta de Venecia, fue un impulso importante a la popularidad de los beguinajes y de la arquitectura tradicional en general. En 1998 fue reconocido oficialmente por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Beaterio de Lovaina
Esperando que salga agua de la fuente.

El Gran Beguinaje de Lovaina tiene la apariencia de un pequeño pueblo en sí mismo, con casas situadas a lo largo de una red de calles estrechas y pequeñas plazas. Esto está en contraste con los béguinages de Brujas y Ámsterdam , donde todas las casas dan a un patio central. El único gran espacio de césped, en la margen izquierda del río, es el resultado de la demolición de algunas casas en el siglo XIX.

Beaterio de Lovaina
La iglesia es una basílica gótica con elementos románicos.

Como es habitual en las órdenes mendicantes o congregaciones de mujeres, no tiene torre, sólo una flecha. Desde 1998, esta flecha tiene un pequeño carillón, que toca una melodía relacionada con las beguinas cada media hora. La entrada norte de la iglesia presenta dos inscripciones latinas que indican los años de fundación, del Beaterio (1234 – anno domini MCCXXXIIII curia incepit) y de la iglesia (1305). El extremo oriental de la iglesia tiene una alta ventana del siglo XIV que ilumina el ático por encima de la bóveda de arista construida en el siglo XVII. El interior de la iglesia de 27 metros de ancho (la iglesia más ancha de la ciudad) contiene una nave y dos pasillos de diez vanos.

Hay más fotos en este álbum.

Fuentes consultadas : Erasmus en Lovaina, Guías Viajar, Wikipedia.

Esta entrada fue publicada en Bélgica y Holanda y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Beaterio de Lovaina

  1. Ester dijo:

    Muy diferente a lo que nos has ido mostrando, choca la diferencia entre los edificios, el lujo de unos y la sobriedad de otros. Un abrazo Emilio

  2. Cuando escucho y/o leo la palabra beaterio se me viene a la mente Mariana Pineda, que estuvo en el de Santa María Egipcíaca granadino hasta poco antes de morir a garrote vil. A saber cuántas mujeres fueron obligadas a instalarse en ellos… El que muestras denota sencillez, pocas alharacas y ese ladrillo caravista lo reviste de sobriedad y recogimiento.

  3. Genín dijo:

    30.000m2 ¡Que lujo!
    Salud

Los comentarios están cerrados.