Relojes : Puerta del Sol y Big Ben

Reloj de la Puerta del Sol

Que el británico Big Ben y el madrileño reloj de la Puerta del Sol son hermanos, muy poca gente lo sabe, pero lo que es más desconocido aún es que su padre, el relojero José Rodríguez Losada ni era en realidad relojero ni se llamaba como decía.

Nacido Manuel Rodríguez Conejero era un pastor de León que habría pasado a la historia por perder una ternera de su rebaño con diecisiete años, pero el destino quiso que la suerte le sonriese con su cambio de nombre.

Manuel se puso José, como su difunto hermano y, de apellido, la localidad de la que procedía; pasó a ser así José Rodríguez Losada en el Madrid de 1800, huyendo poco después en una conspiración liberal contra el absolutismo de Fernando VII.

Emigrado a Londres empezó como limpiador en una relojería y se casó después con la viuda del relojero. Con tienda y taller propios en el 105 de Regents Street los británicos le contrataron para terminar el Gran Reloj del palacio de Westminster, porque el relojero encargado del proyecto murió antes de terminarlo.

Nombrado relojero de cámara de la reina Isabel II y cronometrista de la Marina Militar Española, seguía exiliado en Londres, pero en un viaje a Madrid, Losada ve que el reloj del Ministerio de Gobernación no funciona bien y decide fabricar y regalar el que hoy es el reloj más famoso de España.

Quien le iba a decir a ese pastor de León, que se convertiría en uno de los relojeros más famosos de Europa, y que dos de sus hijos predilectos serían, para siempre, símbolos y testigos de excepción del paso del tiempo.

De la Sexta

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Relojes : Puerta del Sol y Big Ben

  1. Faerie Glen dijo:

    Pues quién se lo iba a decir. ¡Caray!
    No conocía esta historia y me ha resultado muy interesante. Seguro que hoy mismo la saco de tema, en el almuerzo familiar de cada primer día de Año.
    Aprovecho para desearte un muy ¡¡Feliz 2019!!.
    Besos.

  2. Sara O. Durán dijo:

    Vaya, Jubi. Y así de seguro el cambio de datos de muchos
    asuntos de la historia.
    Primer saludo de 2019. Abrazo.

  3. jesus dijo:

    Tan tranquilo que estaría en su día con las ovejas, y lo notable que llegaría a ser.

    • unjubilado dijo:

      jesus Con ovejas y con vacas o con terneras cuando menos, pero seguro que era un tipo inteligente y que le iban los relojes con sus múltiples ruedas, ruedecitas y campanas.

  4. Genín dijo:

    Fíjate las consecuencias del amor…
    Lo que me parece es que si la ternera tenia 17 años, ya pasaba de ternera…jajaja
    Me lo has puesto en bandeja… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Siendo que las vacas suelen vivir de 18 a 22 años como máximo, una ternera de 17 era una vaca vieja, pero creo que a lo que se refiere es que el cuanto tenía 17 años, es decir todavía un jovenzano, se le escapó un ternera de 14 meses y hasta los 3 años ,, tiempo que suele tener las terneras.
      Mira que eres mal pensado…
      Saludos

  5. Todo esto porque tú no habías nacido, que si llega a ser un poco después… los arreglas tú.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen Creo que estás confundida, si yo hubiera nacido y me hubiera encontrado con estos relojes averiados, no hubiera hecho que tocaran las campanas, habría hecho que un carillón tocara una jota aragonesa, por ejemplo esta :
      Para que mandas tocar
      las campanas del olvido
      si no has podido apagar
      el fuego que has encendido.
      Para que la puedas escuchar, https://youtu.be/qQwUxmgi57s.
      Esto en Inglaterra que hace frío, aquí hubiera conseguido que tocara una jota mucho más conocida.

  6. Eso sí es ser un emprendedor. Y bien espabilao debía ser para aprender las artes del oficio de relojero como si se hubiera dedicado a ello desde la niñez.

Los comentarios están cerrados.