Bolsas de agua caliente

Seguro que los mayores de taitantos años, recordamos con nostalgia las clásicas Bolsas de agua caliente, era/es un recipiente de goma, látex u otro material flexible, usado tradicionalmente como calientacamas o para aliviar dolores musculares,​ ha sido en gran medida sustituida por las mantas eléctricas y recursos similares. Se siguen vendiendo.

Bolsa de agua caliente

Una bolsa de agua caliente con y sin funda. Fuente: Amazon.com

Antes los artilugios u objetos usados para calentar las camas eran de materiales duros como los calentadores de metal o los de cerámica o las canecas de agua caliente (botellas achatadas de barro, también usadas para contener licores como la ginebra).

A muchos nos recuerdan a nuestras madres o abuelas. También recordamos con nostalgia las visitas al pueblo de nuestro padres, cuando solo una estufa de leña o el fuego bajo en la chimenea por donde se escapaba todo el calor de la casa, calentaba la cocina o el salón. El resto de la casa seguía a una temperatura no apta para frioleros. (Llegué a dormir en una habitación en Almudevar (Huesca) en la que el vaho de mi respiración se helaba en las mantas que me tapaban, totalmente cierto. Tendría yo unos 11 años). Suerte teníamos de la bolsita de agua caliente que, puesta un rato antes de ir a dormir bajo las sábanas, nos dejaba la cama caliente.

Las bolsas de agua caliente no son cosa del pasado. Aún las podemos encontrar en muchas tiendas y mercadillos. Hechas de caucho y recubiertas por una funda lavable, incluso hoy en día en internet podemos encontrar modelos de mil y una formas distintas. Tanto para hacernos entrar en calor como para fines terapéuticos, y no se han dejado de fabricar.

¿Las recordáis, las añoráis?

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 Respuestas a Bolsas de agua caliente

  1. Piruja dijo:

    Hola, yo si las recuerdo, de pequeña en casa siempre teníamos y en el pueblo mi abuela recuerdo que tenia y aun lo tenemos de adorno, un calienta camas casi igual a este:) https://www.todocoleccion.net/antiguedades/calienta-camas-antiguo-bronce-mango-madera-56-cm~x11034027, que tiempos verdad?
    Aprovecho para desearte una feliz navidad, que la disfrutes mucho junto a tus seres queridos.

    Besos.

    • unjubilado dijo:

      Piruja Exacto, un calienta camas en los que se podían meter desde piedras pequeñas muy calientes o trozos de ladrillos calentados al fuego hasta incluso las propias brasas del fuego, en el pueblo de mi padre, se ponían brasas. Y el calentador estaba siempre, excepto por la noche, colgado al lado del fuego bajo.
      Feliz Navidad también para ti.
      Besos

  2. Ligia dijo:

    Yo las recuerdo aunque no las usábamos mucho. Hoy día he hecho unos saquitos de tela rellenos con trigo que calentamos al microondas, pero más bien con fines terapéuticos, si te duele la cintura, el cuello o lo que sea… Abrazos

  3. Genín dijo:

    Recordarlas si que las recuerdo, y he tenido una verde igual que esa, pero viviendo en el sur se hacen innecesarias, con la calefacción que tengo me acuesto y me duermo sin pasar frio y eso que al acostarme lo apago todo hasta el dia siguiente, al medido dia, que si hace sol, que es a menudo, pongo el inverter, como en estos momentos, y por la noche, o bien la calefacción de gas o la estufa de leña y Pellets que he instalado este mes y que me tiene encantado.
    Besos y salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Me imagino que donde vives no hará falta una calefacción nocturna casi nunca. En cuanto a las estufas de pellets las conozco, la tiene un vecino de Broto, yo allí tengo una de leña normal y calefacción de gasoil con radiadores en todas las habitaciones, claro que por Broto las temperaturas ahora rondan desde 0º a 5º bajo cero. Me imagino que dejarás conectado el frigorífico.
      Saludos

  4. Genín dijo:

    Lo de los besos y salud va con un felices fiestas para todos y todas, toditos, y toditas que recalan por aquí, y para ti, por supuesto, ¿Qué no se quieren los besos? pues se dejan…jajaja… 🙂
    Salud

  5. Genín dijo:

    Se me olvidó dar un alerta con las mantas eléctricas, no hace mucho, una hija mia, se quedó a dormir en casa de una amiga, y por deferencia, le pusieron una manta eléctrica, en mitad de la noche se despertó envuelta en llamas y humo, se revolucionó la casa y menos mal que lograron apagar el fuego que ya avanzaba por las cortinas y demás, así que por la noche, a la cama no la llevéis, para el sofá y demás vale, aunque hace tiempo que yo no la uso,. mi perrita la ha sustituido ventajosamente, su calorcito es mucho mas rico…jajaja 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Haces bien en avisar, pero en mi caso ya lo sabía. Cuando viene alguien al pueblo y se le pone una manta eléctrica, se hace solamente de media hora a una hora antes de acostarse, luego hay que desconectar para evitar lo que tu nos estás contando.
      Hoy en día hay mantas eléctricas que ellas solas pasada una determinada cantidad de tiempo se desconectan solas.
      Saludos

  6. Laura.M dijo:

    Las usé amigo
    Feliz Navidad Emilio. Que pases unas buenas fiestas con tu gente
    Un abrazo.

  7. Sara O. Durán dijo:

    En casa había también. Más usadas para algún dolor que para calentar camas.
    Besos.

  8. Yo creo que tengo todavía alguna guardada que, por supuesto, ya no se podrá usar porque estará la goma pasada.

  9. Faerie Glen dijo:

    Por supuesto que las recuerdo.
    Las usé bastante.
    Hoy en día las he sustituido por unas sacas de semillas, que calientas en el microondas unos minutos, y no solo te dan calorcito cuando lo necesitas, sino que alivian algún que otro dolor o contractura.
    Un beso, Emilio.
    Y aprovecho para desearte una muuuy Feliz Navidad. Y que el espíritu navideño que estos días nos acompaña junto al calor de los seres queridos, nos siga siempre, día a día.

    • unjubilado dijo:

      Faerie Glen Yo no conocía estas de tipo terapéutico, las otras tanto las de goma, como los calentadores de metal de cobre las he usado, las primeras en Zaragoza, las metálicas en el Pirineo.
      Te deseo también lo mismo, que seas muy feliz estos días y que la felicidad se prolongue a lo largo de nuevo año.
      Un beso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.