Filtro de café

Filtro de caféEl filtro de café se trata de un utensilio de cocina que tiene la función de filtrar el agua caliente de los granos molidos del café para la elaboración del café bebido. Este filtro se suele encontrar elaborado de papel, para ser usados generalmente una sola vez, aunque existen versiones de acero inoxidable.

– Jubi, seguro que ahora nos preguntas que quien inventó o desarrolló este filtro.

– En esta ocasión lo has preguntado tu.

Melitta Bentz daba inicio a sus mañanas en Dresde, al igual que tu o yo casi todos lo días, con un café calentito, pero al contrario que nosotros, ella se sentía malhumorada con cada sorbo que tomaba, la razón era muy simple, los residuos del café molido que quedaban en su taza. Además luego tenía que pasar por el fastidio de limpiar la olla de cobre y desprender todos los granos que quedaban adheridos a los costados.

Tras infructuosos intentos, se le ocurrió cortar un pedazo de papel secante del cuaderno que su hijo usaba para la escuela y lo metió en una vieja olla de hojalata en la que había perforado algunos agujeros. El café colaba con lentitud, pero sin dejar si un solo rastro de posos, además con otra ventaja añadida, el amargor del café, se había reducido considerablemente.

Cajas de filtros Melitta en Alemania a finales de los años treintaLa tarea de limpiar fue más sencilla e higiénica; tiró el filtro usado de papel a la basura y no tuvo que lidiar más con residuos desagradables.

Al obtener un café libre de impurezas y de sabor menos amargo que obtuvo un gran éxito, decidió montar un negocio dedicado a ello.​ El Kaiserliche Patentamt (Oficina de Patente Imperial) le concedió una patente el 20 de junio de 1908 y el 15 de diciembre la compañía fue inscrita en el registro comercial con 73 Pfennig (pequeña moneda alemana que valía 1/100 de un marco) bajo el nombre “M. Bentz”. Después de contratar un estañista para fabricar los dispositivos, vendieron 1.200 filtros de café en la Feria de Leipzig de 1909.

Melitta BentzSu marido Hugo y sus hijos Horst y Willi estuvieron entre los primeros empleados de la compañía. En la actualidad, Melitta Group emplea a más de cuatro mil personas en todo el mundo. En 2017, la empresa presentó en su informe de ingresos ganancias por 1.500 millones de euros.

Los primeros filtros de café se fabricaron en casa. Los niños hacían las entregas con una carretilla, mientras que el esposo de Melitta montaba exhibidores en los escaparates de las tiendas para mostrarle a la gente cómo utilizar el nuevo sistema. Luego delegó este trabajo a “damas de demostración”, idea que se le ocurrió por el tiempo que pasó como gerente de una tienda departamental.

Fuentes consultadas : Wikipedia, The New York Times

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Filtro de café

  1. Ligia dijo:

    Dicen que los residuos del café sirven también para “limpiar” los desagües… No sé si será verdad…
    Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Eso dicen, pero no es cierto, el echar los posos del café por la fregadera, puede provocar un atasco mayor. Lo he consultado en varias webs .
      Además, aun no habiendo atasco NO es conveniente tirar los posos por el sumidero. A medida que va avanzando por las tuberías, va dejando rastro en las paredes de los bajantes que pueden mezclarse con otros elementos y producir nuevos atascos en tuberías y creando moho. Sobre todo en los codos.
      Abrazos

  2. De niña, lo que se usaba para filtrar el café era una especie de colador de tela con forma de cazamariposas pequeño.

  3. Ester dijo:

    Utilizo los filtros, tomo mucho café y el sistema de goteo lo hace menos fuerte, nunca sentí curiosidad y no tenia ni idea de su origen. Los posos del café tiene muchas utilidades, se mezclan con la tierra de las plantas y evita que haya bichitos, tambien es útil para que los desagües no se atasquen, para eliminar brillos de la ropa negra…
    Un abrazo Emilio

  4. Faerie Glen dijo:

    Qué bueno, la de cosas interesantes que descubro leyendo tu blog.
    No tenía ni idea de esta historia del origen de los filtros de café.
    Recuerdo de pequeña, verlos en casa de mis padres, ahora parece que ya está en desuso.

    Un beso.
    P.D: A mi no me gusta el café, no tomo nunca.

    • unjubilado dijo:

      Faerie Glen Cafés no, ¿pero tés, manzanillas, tilas, alguna infusión tampoco?
      Y eso de que en mi blog se descubren cosas interesantes, debe ser invención tuya, por cierto como estoy en el Pirineo, no puedo visitar a todos los blogs que quisiera.
      Un beso

      • Faerie Glen dijo:

        Té, manzanillas….no…..nada de nada. Ninguna infusión.
        No solo no me gustan, lo mío va bastante tante más allá, y cualquier tipo de infusión si me “fuerzas” a tomarla (cuando estaba mala del estómago o quería templar los nervios ante un examen, mi madre me las preparaba) desde el primer sorbo me provocaba arcadas y no podía seguir porque entonces terminaba en vómito.
        Hoy en día no puedo ni olerlas jeje , peculiaridades que tiene una, oiga.

        Pásalo muy bien en El Pirineo!
        Y gracias.
        Un beso.

        • unjubilado dijo:

          Faerie Glen Tranquila, seguro que llega el día que por lo que sea las empiezas a tomar y no te pasa nada.
          Te cuento : Yo hasta hace unos 20 años, el olor a anís me repelía, si en algún bar estaba tomando un refresco y alguien a mi lado bebía una copa de anís, tenía que separarme, ya que no lo aguantaba.
          Mis padres me dieron la explicación, siendo yo bebé, en el pueblo de mi padre, a un tío mio si me ponía a llorar no se le ocurría otra cosa que mojar mi chupete en anís y al final me callaba… menuda borrachera que debía yo coger.
          En la actualidad no es que me guste excesivamente, pero por lo menos no lo rechazo, pudiendo echarme una chorradica de anís en la infusión de la manzanilla, o incluso mezclarlo con una copa de brandy.
          Un beso

  5. Sara O. Durán dijo:

    Tan cómoda que nos dejaron la vida, quienes pasaron muchos trabajos, hasta crear cosas muy útiles, que vemos como básicas y sin embargo requirieron un largo proceso.
    Demos gracias a esa inventora.
    Besos, Jubi Emilio.

  6. Genín dijo:

    Y de esa manera empezó la deforestación en el mundo…jajaja
    Ah, Jubi, ¿Te acuerdas de la amiga que buscaba piso en Zaragoza? Pues ya lo tiene, hace unos días alquiló uno precioso…
    ¡En Valencia! jajajaja
    Allí ha aterrizado toda la familia, parece que por trabajo, las vueltas que dan las cosas…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Me alegro por ellos, tenía intención de presentarme e incluso un día hacer de cicerone para enseñarles la ciudad, pero si han decidido ir a Valencia, allí tendrán algo que en Zaragoza no tenemos y es la playa.
      Saludos, espero que les vaya bien.

  7. Qué visión tan práctica tuvo doña Melitta.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Menos mal que no se llamaba Manolita ya que si así hubiera sido, hubiera inventado la lotería de Madrid.
      Ese tipo de filtros se utilizaban en todas las instalaciones de Telefónica de Venezuela, la compañía (CANTV), prefería regalar el café y los filtros a que saliéramos a tomarlo fuera ya que entonces no volvíamos hasta la tarde.

  8. Tawaki dijo:

    Muy curioso. Me sonaba el nombre, pero desconocía la historia y me ha cgustado aprenderla. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.