Simpa

Aunque el diccionario de la RAE, de momento no lo recoge, SIMPA es un intento de largarse, escabullirse o marcharse sin pagar un servicio del tipo que sea.

Nuevos taxis en Gijón

La inusual reacción de un taxista a un intento de ‘simpa’ en Oviedo: encerró a su clienta en el taxi y la llevó de vuelta a Gijón

28 kilómetros separan Gijón de Oviedo. 28 kilómetros de carrera en taxi que una clienta se negó a pagar. Fue un trayecto de madrugada entre las ciudades más reconocidas de Asturias en el que una mujer de unos 50 años quiso protagonizar uno de esos «simpas» que tanto escaman a los taxistas.

Era fin de semana y el intento de «simpa» coincidía con la Semana Grande de Gijón, tal y como relata ‘La Nueva España‘. Las fiestas multiplican estas prácticas pero este taxista no creyó que la mujer a la que recogía a eso de las 4:00 de la madrugada fuera a negarse a pagar el trayecto de 28 kilómetros que le separaba de su destino final: Oviedo.

Fue precisamente al llegar a Oviedo cuando la mujer expresó su intención de no abonar la carrera al taxista. Pero ella tampoco esperaba la reacción del conductor, que cerró las puertas del vehículo dejando encerrada a la clienta en su interior y comenzó a desandar el camino que separa los puntos de origen y destino. En resumen: vuelta a Gijón para dejar a la mujer en el mismo punto donde ésta había solicitado sus servicios.

‘La Nueva España’ informa de más situaciones en esta misma línea. Aseguran que el de esta usuaria no fue el único intento de «simpa» del fin de semana. Varios taxistas denunciaron haber sido víctimas de este tipo de prácticas, ante lo que se plantean proceder a una práctica de cobro legal: reclamar el dinero de la carrera antes de la misma, algo que no acaba de convencer a gran parte de los clientes.

Fuente : La sexta TV.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Simpa

  1. Genín dijo:

    Cuando es entre ciudades y se cobra por km no hay problema, pero dentro de una ciudad hay que ser un poco adivino, no olvidemos que tambien hay taxis que tratan de timarle a uno con demasiada frecuencia, que no son unos santos, vaya… 🙂
    Salud

  2. Ligia dijo:

    Me pensé que ibas a poner el otro caso de un taxista que llevó al usuario «colgado» de la ventanilla hasta la policía más cercana porque no quería soltar el dinero, ja, ja. La verdad es que hay de todo en la viña del Señor, por un lado y por el otro.
    Recuerdo cuando mi hija venía de Gran Canaria en el Jet-foil (que ya no funciona) y algún taxista de los que esperaban en el puerto de Santa Cruz se negaba a recogerla porque «sólo» iba a La Laguna. Sólo recogían turistas que fueran al Sur (las Américas) de la isla… Ya eso supongo que estará más controlado…
    Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia El taxista pensaría que tu hija podía ir andando y el, conseguir una carrera algo más sustanciosa.
      En la actualidad creo que te puedes encontrar de todo, taxistas honrados y los que tratan de engañar al turista confiado.
      Abrazos

  3. Pues vaya par: Una que no paga y otro que la retiene ilegalmente.

  4. La retuvo porque era una mujer, que si llega a ser un tío grande y fuerte no se hubiera atrevido, ya que dentro del taxi podría agredirlo.

  5. Faerie Glen dijo:

    Qué locura ¿no? No sabe uno si reírse o llorar, cuando se entera de estas noticias.
    Pero esto parece sacado de la mayor ciencia ficción. De película. De traca.
    Me imagino ese viaje de vuelta, «retenida» contra su voluntad…… o como consecuencia de ella (será cuestión del cristal con que se mire, y de ver para creer).
    Besos.

    • unjubilado dijo:

      Faerie Glen Todos sabemos que en muchas ocasiones, la realidad supera a la ficción. En este caso ambos se podían denunciar mutuamente, la una por no pagar y el taxista por secuestro, me temo que saldría peor parado este último, aunque quien sabe.
      Besos

Los comentarios están cerrados.