Casas hechas con impresora 3D

Se venden casas construidas con una impresora 3D por 50.000 euros
Construyen en solo ocho horas la primera vivienda en España hecha con una impresora 3D.

Casas hechas con impresora 3D

Bienvenidos a la casa del futuro. Cuenta con salón y una cocina de 12 metros; baño y un dormitorio. Todo impreso y en 3D, capa a capa y en hormigón. En total, necesitaron solo ocho horas para construir la casa. La máquina la han diseñado cuatro jóvenes de la Universidad Politécnica de Valencia que pasaron en un año de imprimir plásticos a imprimir casas.

Ventajas tiene muchas: un diseño personalizado y una estructura más rápida y barata. «Conseguimos que el precio final se abarate y promovemos la economía inmobiliaria», afirma Vicente Rodríguez.

Corazones impresos a tamaño real, alimentos, coches, muebles… El futuro está en manos de las impresoras 3D. Y las casas ¿se pueden imprimir? No solo eso. Hoy mismo se puede encargar y comprar una vivienda de una planta para que sea impresa en la parcela del comprador y con un diseño personalizado.

Y eso se puede hacer en España, donde se ha realizado la primera vivienda en 3D, un proyecto piloto que sirve de avanzadilla para lo que está por venir: una promoción de siete chalés en Cuenca. Y para el año que viene proyectos en Sudamérica y en Oriente Próximo y mejorar la tecnología para poder imprimir una segunda planta.

Pero eso será más adelante. Lo primero es concluir el proyecto piloto de la casa de 24 metros cuadrados que la startup valenciana Be More 3D está haciendo en un solar junto a la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de Valencia (UPV). La hazaña de los cuatro jóvenes fundadores de la empresa fue crear una impresora de hormigón de seis metros de ancho y tres metros de alto y una casa.

Todo en tres meses y con los 25.000 euros que consiguieron al entrar a formar parte de la aceleradora de startups de Acciona. Capa a capa han dado forma a la vivienda en 15 horas. «Se puede hacer en ocho horas subiendo la velocidad de la máquina», señala Vicente Ramírez, cofundador. La impresora, que se monta en tres horas en el terreno, ha creado la estructura, es decir, el cerramiento exterior y las particiones interiores.

Han calculado que una vivienda de 70 metros cuadrados se puede levantar en menos de 24 horas (la estructura). El precio final de estas casas que pretenden imprimir y vender rondará los 50.000 euros. «Para entrar a vivir», dice

Fuentes : Menéame, La Sexta TV, El País.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Casas hechas con impresora 3D

  1. jesus dijo:

    Puede ser una solución en zonas de cataclismo, campos refugiados, o en ciertos países subdesarrollados. Tambien es el inicio, a saber a que puede llegar.

    • unjubilado dijo:

      jesus De momento la técnica está en mantillas, ya veremos si al final se desestima o va consolidándose. En el 2012 se empezaron a crear huesos con este tipo de impresoras, en la actualidad han evolucionado y ya se hacen huesos, cartílagos y músculos, que pueden ser implantados.

  2. Ester dijo:

    Hace algunos años se pusieron de moda las casitas de madera y te las montaban en un día, claro que necesitar el terreno por lo que no las puedes «plantar» donde quieras, tampoco sabemos si aguantaran un temporal, pero si es una buena opción como dice Jesús para campos de refugiados. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester En Broto en la urbanización hay un par de casas de madera, no las he visto nada más que por fuera, pero tienen muy buena pinta. Me imagino que más adelante se le irá dando salida y se perfeccionará la impresora para atender otras necesidades.
      Abrazos

  3. Frajayo dijo:

    «Hoy las ciencias adelantan, que es una barbaridad», que diría don Hilarión el de la ‘ La Verbena de la Paloma’, si seguimos así, a donde llegaremos a parar…

  4. Genín dijo:

    Se han puesto muy de moda las impresoras, si…
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Muchas son las utilidades que se le pueden dar ha las impresoras 3D al menos las pequeñas, desde la creación de obras de arte, hasta la de fármacos. También pueden utilizarse para la bioimpresión o algo menos ambicioso pero igualmente útil, la creación de complementos como monturas para gafas. Así que si la hacen grande se podrá hacer más adelante lo que se quiera con ellas.
      Saludos

  5. ¿Nadie piensa en los arquitectos, ingenieros, albañiles, decoradores, techistas, ceramistas, loseteros, y todos los demás que se quedarán sin trabajo?

    Bien, pasado el chiste.
    Es interesante, los precios de la construcción se han ido por las nubes. Pero esa casa carece de cimientos, ¿o no se los muestra?

    Saludos,

    J.

    • unjubilado dijo:

      José A. García Las revoluciones industriales que ha habido a lo largo de los siglos ha hecho que por obligación haya que cambiar de oficios. No obstante para la terminación de esos trabajos harán falta todos esos oficios que comentas ya que la terminación no está hecha con el diseño que hace la impresora, luego habrá que revestir las paredes, poner los alicatados… y los albañiles se dedicarán a fabricar el cemento para alimentar la impresora.
      En cuanto a los cimientos, no se en este caso si están contemplados, pero se puede hacer una zanja e ir rellenando con el cemento o argamasa.
      Saludos

  6. Y el desplazamiento laboral del ser humano seguirá en escandaloso aumento.
    Besos.

  7. No hemos visto los cimientos, pero tampoco el tejado. ¿Como será?

Los comentarios están cerrados.