Perdona, se te ha caído

Cuando a alguien se le cae algo al suelo, le avisamos. Pero… ¿qué pasa cuando ese algo es basura? ¿Te da igual? ¿Te molesta pero no dices nada? ¿O les das la importancia que tiene? El 80% de la basura que llega a nuestros océanos proviene de los millones de toneladas que abandonamos en el campo. Es hora de liberar a la naturaleza de basura.

Si #SeTeHaCaído, recógelo. SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, lanza #SeTeHaCaído, una campaña del #ProyectoLibera para concienciar a los ciudadanos del problema que supone el abandono de residuos. La acumulación de basura en el campo es tan alarmante que incluso tiene nombre: littering [del inglés litter, basura]. Este problema deja clara la necesidad de elevar la conciencia ciudadana. Hemos de pasar del “no lo cojas, es basura” al “no lo tires, es basura”, un primer paso hacia un urgente y necesario cambio de modelo donde todos los residuos se consideren y se conviertan en recursos para generar algo nuevo y útil. Es preciso liberar la naturaleza de basura para construir un futuro liberado de basura.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Perdona, se te ha caído

  1. Ligia dijo:

    Totalmente de acuerdo. El problema es que les llamas la atención y te sueltan un improperio, como me ha pasado a mí… Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia También me ha ocurrido a mi en algún caso, hasta tal punto que depende como vea a la persona, me atrevo a decirle algo o lo dejo pasar aguantándome las ganas.
      Abrazos

  2. Ester dijo:

    Mas de una vez he llamado la atención a alguien por tirar un papel al suelo, o consentir que lo tire el niño que lleva de la mano: “perdone pero se le ha caído ese papel” las respuestas en general son silencio, recoger el papel y supongo que maldecirme, alguna vez me ignoran y siguen, entonces la que maldice soy yo. Las ciudades estan sucias porque no vacían las papeleras, no barren pero nosotros no somos muy limpios que digamos. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester En muchos casos no me atrevo a decir nada, hoy he dado un paseo algo largo y he visto papeleras a tope que nadie las ha vaciado, en estos casos si ves a alguien que tira un papel al suelo mejor callarse ya que puede salir por los cerros de Úbeda hablando mal del ayuntamiento o de los servicios de recogida de basuras.
      Un abrazo

  3. Frajayo dijo:

    Un buen planteamiento para que extrememos el cuidado de no tirar cosas inservibles en nuestras calles o en nuestros campos de cuyo disfrute participamos todos; es impresionante que las pequñas miserias que vamos dejando todos, se conviertan en toneladas y toneladas de basura que degradan nuestro hábitat. Oportunísimo el “bando” llamando a rebato.

    • unjubilado dijo:

      Frajayo El que lo digamos o prediquemos con el ejemplo unos cuantos, prácticamente no se nota si el resto de ciudadanos no se aplica la misma norma.
      Por supuesto no todos con unos cochinos ni muchísimo menos, pero con los que lo hacen hay que tener cierto cuidado.

  4. jesus dijo:

    Confieso que a veces me ha pasado y me he parado fulminándolo con la mirada, pero no he dicho nada. Un veranos estaba llegando al apartamento en la playa y un coche delante mio tiro una botella de plástico de litro y medio por la ventanilla, a 20 metros de nuestro parking. Seguimos y aparcamos juntos, fui a llamarle la atención pues en el mismo parking están los contenedores de basura, y me encontré con un señor aun mayor que yo. Se dió cuenta, pero me quedé cortado.

    • unjubilado dijo:

      jesus Con tu comentario sobre la botella de plástico me has recordado una anécdota que tenía olvidada. Estábamos llegando a Broto un fin de semana 60 0 70 km/h era la velocidad que llevábamos, delante de mi otro coche aparentemente con una pareja de personas mayores, el conductor sin pensárselo mucho suelta un bote de coca-cola o similar, este al caer al suelo rebota y salta hacia mi coche, yo no podía esquivarlo ya que la carretera es muy estrecha, sin pensar que seguramente el parabrisas me iba a evitar el impacto que venía justo hacia mi cara. Al final todo quedó en un susto, mi mujer dijo “síguelo y lo denunciamos” el coche se desvió hacia Torla y yo seguí hacia Broto, no quise seguirlo ya que nos hubiéramos amargado el fin de semana.
      P.D. He conseguido más información sobre las cabezas de Correos que he dejado en tu blog.

  5. Sakkarah dijo:

    Totalmente de acuerdo, yo estoy muy concienciada de mantener la ciudad y el campo limpios, ahora sí se está educando para ello; pero… todavía hay demasiada gente que parece que no se enteran…

    Un beso.

    • unjubilado dijo:

      Sakkarah Tienes mucha razón, debemos de ser todos los que no tiremos desperdicios en la ciudad o en el campo, y como bien dices existen organizaciones que enseñan a los más pequeños a guardar los desperdicios y tirarlos en una papelera o contenedor.
      Un beso

  6. Genín dijo:

    Lo que tengo muy claro, es que a los primeros que había que dar algún tipo de cursillo es a los alcaldes de los pueblos, que podrían hacer mucho y no mueven ni un dedo… 🙁
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Pues ya sabes, para eso están los ciudadanos para echarles la cantada y que se comporten como los responsables de todos los ciudadanos del municipio, claro que seguro que no te hacen ni caso.
      Saludos

  7. Calandra dijo:

    Yo les llamo la atención, por supuesto, claro que a cambio suelo recibir contestaciones poco agradables.

  8. Tawaki dijo:

    Nos hacen falta campañas como ésta, pero echo de menos una cuarta opción, que es la de recoger tú lo que otros han tirado. Con mayor educación no sería necesario incidir en estas cosas tan evidentes, pero claro, eso es mucho pedir.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki Esa opción que tu propones, en algunos casos sería muy desagradable sin unos guantes, por ser en ocasiones un producto pringoso, de hecho cuando hay campañas que recogen todo lo que encuentran en el suelo todos ellos van con guantes.

  9. Una vez en mi portal, estaba hablando con una vecina que llevaba un niño y este tiró al suelo el envoltorio de lo que estaba comiendo, yo entonces me agaché y lo recogí y va y dice la madre muy asombrada: “¿Para que quieres eso?” Y aunque le dije: “Para tirarlo a la basura”… no se dio por aludida.

Los comentarios están cerrados.