Contando monedas a mano

Un cajero del banco central alemán lleva seis meses contando a mano 1,2 millones de monedas de una herencia.

Parte del 1,2 millones de monedas

– Jubi, como verás, los alemanes siguen siendo unos cabezas cuadradas.

Un empleado del Deutsche Bundesbank (el banco central de Alemania) ha dedicado seis meses a contar, una a una y a mano, 1,2 millones de monedas de 1 y 2 céntimos del extinto marco alemán, procedentes de la voluminiosa herencia de un hombre que falleció el pasado mes de mayo.

El difunto era un camionero que acumuló durante toda su vida una cantidad ingente de monedas de céntimo de marcos alemanes, la moneda que se extinguió oficialmente en 1999 con la entrada en vigor del euro. El hombre había atesorado a lo largo de 30 años 2,5 toneladas de monedas, que guardaba en bolsas de plástico. Los herederos del difunto, cuyo nombre no ha trascendido, recibieron la inusual herencia el pasado mes de mayo y pasaron el marrón a la sucursal de Oldenburg del bancon central alemán, que a su vez puso a contar monedas a su empleado más diligente, Wolfgang Kemereit, según reveló NDR1, la tele pública alemana. Kemereit ha dedicado medio año de 2017 a contar las monedas.

Monedas de uno y dos céntimos de marcos alemanes

A bote pronto, se nos ocurren dos métodos más rápidos para contar la montaña de monedas del camionero: hacerlo a ojo de buen cubero, que es lo que hubiera hecho el Banco de España, o utilizar una máquina, que es lo que hubiera hecho… Alemania. Esta última opción fue contemplada por la entidad, pero finalmente fue desestimada, en tanto algunas monedas estaba oxidadas y pegadas entre sí. (Y el resultado debía ser exacto, la contabilidad manda).

Kemereit tardó seis meses porque debía realizar la tarea en paralelo a sus labores regulares, por lo que dedicaba alrededor de una hora al día para sumar las monedas

¿A cuánto dirías que ascendía las 2,5 toneladas de monedas que heredó la familia?
A cincuenta mil euros… Frio, frío. A veinte mil euros… Frío , Frío…
A 8.000 euros, aproximadamente, bastante menos de los que cobró el sufrido empleado del banco por su trabajo.

Visto en : Público.es, Burbuja.info, adn radio.

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Contando monedas a mano

  1. Ester dijo:

    Viendo el valor de las monedas era previsible que el monto no fuera muy elevado , lo que si es loable es la paciencia del señor contando monedas. Curioso si es cierto porque siendo hoy el día que es todo lo dejo en cuarentena. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester Como sabía que más de uno iba a decir que era una inocentada, por ello lo he publicado en este día. La noticia es cierta, la fecha de publicación de los periódicos es del 17 y 18 de este mes de diciembre.
      Abrazos

  2. ¿No será la inocentada del día…?
    Por cierto, que en la primera ojeada a la foto, el contador me pareció el mismísimo Artur Mas.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Hoy en día casi no se hacen inocentadas, he leído alguna pero tan rebuscada, o tan simple, que no he sido capaz de publicarla. La noticia es cierta.
      ¡Oiga usted!, ¿No me podría prestar 100 eurillos de nada, para una buena causa, para pescar a mano salmones en el Atlántico Norte, por ejemplo?

  3. Pobre empleado, qué lata le asignaron. Y lo tremendamente sucio que es contar dinero a volumen. Apesta como no tienes idea.
    Besos, Jubi.

  4. Genín dijo:

    O sea, que normalmente, el tío ese, se toca los mondongos una hora al dia… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín ¡Qué va! No has hecho bien las cuentas, a eso hay que añadirle el cuarto de hora del bocadillo, el tiempo que se pierde leyendo el periódico de la mañana, el rato de tertulia con los conocidos del banco, los cinco minutos cada hora para fumar un cigarrillo… total dos horas a lo sumo de trabajo.
      Saludos

  5. Calandra dijo:

    ¿Y donde tenían escondidas las máquinas de contar monedas?

    • unjubilado dijo:

      Calandra Se las habían alquilado a un tal Más en España para que fuera contando las monedas que le daban los ciudadanos para que no entrara en la cárcel.

  6. Ligia dijo:

    Ji, ji, te cuento que el otro día se me ocurrió sacar de una alcancía monedas de dos euros y de un euro para cambiarlas en billetes (para hacer algunas compras en estas Navidades). Me fui a la Caixa a pedir los blister para llevarlas ya contadas (trescientos euros, no te vayas a pensar que tenía más…), pero la señorita me dijo que eso ya no se hacía así. Le tenía que dejar todas las monedas , ellos las contarían (una semana más o menos) y luego me harían el ingreso en mi cuenta… Yo le contesté que eso era precisamente lo que no quería para que mi marido no se enterara, ja, ja… Así que estoy pagando lo que compro con monedas entre risas, pero te aseguro que me lo agradecen. Anécdotas…
    Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia No tenía ni idea, así que ya no les voy a llevar las dos o tres toneladas que tengo en monedas de todo tipo, y que me tocará ir pagando con monedas de 1, 2 ó 5 céntimos las compras y regalos navideños. Yo las utilizo para que no se me lleve el aire, cuando sopla nuestro tan característico Cierzo (Viento seco y frío que se produce en la región española de Aragón y que sopla del noroeste canalizado por el valle del río Ebro; es racheado y muy fuerte.), que como te descuides acabas en Mallorca.
      Abrazos

Los comentarios están cerrados.