La niña y su mascota

En el aeropuerto de Yakutsk (Siberia), existe una estatua de una niña y su perro, muchos se han preguntado que ha hecho esta pequeña para merecer esta estatua.

Karina Chikitova

La historia a grandes rasgos es la siguiente : Ocurrió en un pequeño pueblo de Siberia en el año 2014, Karina Chikitova, es el nombre de la niña, vivía sola con su madre y solía ir a través del bosque a ver a su padre que vivía en un pueblo muy cercano. La pequeña con una edad de 3 años a punto de celebrar su cuarto cumpleaños, decidió volver otro día más a visitar a su padre, pero en esta ocasión el, no se encontraba en casa, así que Karina decidió buscarlo por los alrededores, sin embargo a pesar de conocer algunos caminos, terminó perdiéndose en el inmenso bosque.

Afortunadamente, esta pequeña no estaba sola, su querida mascota, Kyrachaan, se mantuvo a su lado todo el tiempo, manteniéndola a salvo. Unas cien personas se aventuraron a buscar a la menor. Cuando Karina se perdió en el bosque y pasó más de una semana desaparecida, muchos asumieron que ya no la encontrarían. Incluso se oían rumores de que en una aldea cercana la habían encontrado, pero muerta.

Buscando a la pequeña

Como los rumores se propagaron, los rescatistas decidieron ir a investigar. Cuando llegaron al lugar se dieron cuenta que un perrito inquieto les ladraba para que le hicieran caso, por lo que los rescatistas decidieron seguirlo a través del bosque. 11 días después de su desaparición Karina fue encontrada en el bosque a solo 6 kilómetros de su casa.

Muchos en su pueblo la llamaron “la pequeña niña del Libro de la Selva”, porque vivió aislada en un bosque por 11 días y sobrevivió.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a La niña y su mascota

  1. Sara O. Durán dijo:

    Pues sí que es una buena historia, digna de una estatua.
    Más que probado y comprobado lo que los perros son capaces de acompañar y hacer por los seres humanos.
    Besos, Jubi.

  2. Ester dijo:

    Un bonita historia, de una superviviente, cuatro años y 11 días sola en el campo parece casi imposible. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester En líneas generales en la historia están todos de acuerdo, la estatua se llama “Niña con Perro” y se la hicieron cuando tenía 6 años. Iba unicamente con una camiseta de tirantes, por eso pensaron que no sobreviviría.
      Abrazos

  3. Calandra dijo:

    Y digo yo ¿qué demonios hacía una niña de tres años sola por un bosque para ir a visitar a su padre? ¿No debería de ser el padre el que la visitara a ella? Y la madre ¿en qué estaba pensando? Me parece que en esta historia el único responsable y sensato es el perro.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Aunque todas se parecen hay dos o tres versiones ligeramente distintas, en una de ellas se habla de que su padre, había salido a buscar trabajo a un pueblo cercano, la información no es exactamente igual en todas ellas, lo único que coincide son las más de media docenas de fotos que aparecen en todos los periódicos consultados. Habría que consultar la agencia de prensa original que repartió la noticia y traducirla del ruso.

  4. Faerie Glen dijo:

    A mi, como a Calandra, me ha producido más asombro que otra cosa.
    Una niña a punto de cumplir 4 años y va sola por el bosque ¿?¿?¿?¿?¿?
    Pero bueno, ensalzemos la parte buena, se merece una estatua el perro y la valentía de la pequeña porque aunque esos detalles no se conocen, seguro que dejó sus miedos y eso la ayudó durante tantos días.
    Un abrazo, Jubi. Y feliz fin de semana!!

    • unjubilado dijo:

      Faerie Glen Ya le he comentado a Calandra que hay varias versiones y habría que leer la original para poder opinar.
      Los dos niña y perro se merecen la estatua.
      Feliz fin de semana.
      Un abrazo

  5. Genín dijo:

    Está claro que el mérito es del perro, si te descuidas fue el el que le consiguió la comida, pizza, hamburguesas, fabada asturiana, y cosas así… jajaja
    Salud

  6. Hansel y Gretel resultan poca cosa frente a ésta historia.

    Aunque sí es cierto que tuvo mucha suerte…

    Saludos,

    J.

  7. Esta niña tuvo más suerte que Lucía Vivar.

Los comentarios están cerrados.