Las andanzas de un estudiante de vacaciones V

Viene de esta entradilla.

Voy a hacer un inciso para los que visitáis el pueblo de mi padre por primera vez, así que hoy os voy a llevar a los sitios más comunes de los que hemos hablado en alguna ocasión, o cuando menos para que no os perdáis ya que habrá poca gente en las calles para que les podáis preguntar. Todas las fotos están sacadas de Google Maps, es una aplicación que consulto con mucha asiduidad y me da buenos resultados, buscando una calle o visitando tierras lejanas a golpe de ratón.

En primer lugar os voy a presentar Casa Chilón, donde nació mi padre y yo iba a veranear/trabajar durante el verano.

Casa Chilón en Bailo


En ella se pueden apreciar cuatro puertas de un color castaño-rojizo, si empezamos por la izquierda, la primera es la puerta principal, da al vestíbulo de entrada y a la escalera para subir al resto de pisos, la siguiente más grande que la anterior es la entrada a la cuadra y al lagar(1), muy pegada a ella a la derecha hay otra pequeña puerta que da acceso a la zolle(2), y por último la gran puerta que se puede ver a la derecha casi tapada en la actualidad por una parra, era la entrada al huerto de casa, en este recinto se accedía al granero de la casa, al conejar, al leñero, a una enorme higuera, a otra zolle separada de la anterior utilizada para parir las cerdas y al pajar, que había que subir por una escalera portátil y se accedía por la enorme puerta que se puede ver en la parte superior actualmente con la madera semi-podrida.

Con la explicación me he quedado seco, así que con vuestro permiso vamos a acercarnos al Pozo San Martín donde se puede beber un agua fresca y natural.

En la actualidad clausurado por contaminación de las aguas subterráneas.

Falta la garrucha(3) y la cuerda donde se encontraba atado el cubo de madera con el que se sacaba el agua. Este es el pozo que se utilizaba para obtener agua de boca, para lavarnos y ducharnos… bueno, eso de la ducha es un decir ya que al no haber agua corriente en casa, ni en el pueblo nos teníamos que lavar lo mejor que podíamos utilizando el agua traída del pozo y aprovecharla bien, ya que en caso contrario había que hacer muchos viajes y era muy trabajoso.

Al lado mismo se encuentra el gallinero del que ya hemos hablado, entonces la calle estaba sin empedrar.

La puerta de la derecha era un enorme habitáculo con abundante paja en el suelo donde se guardaban unas veinte gallinas ponedoras y el dueño del gallinero, el gallo.

En el interior había que ir buscando ya que los huevos que ponían se podían encontrar en cualquier parte, se sacaban del orden de 12 a 14 diarios, la mayoría de dos yemas. A la izquierda de la imagen podemos ver una pared de piedra, era la era donde se trillaba la mies, en la actualidad el terreno se vendió y han hecho una bonita casa, por lo que al ser un recinto privado no accederemos a el, pero lo vemos desde fuera.

Entrada a la antigua era de Chilón. En la actualidad ocupada por una vivienda unifamiliar.

Continuará en el río Aragón.

(1) Lugar donde se pisan las uvas para obtener el mosto o el vino.
(2) Pocilga donde se criaban los dos cerdos que se engordaban en casa.
(3) Mecanismo que consiste en una rueda giratoria de borde acanalado, por el que se desliza una cuerda o cadena, y que sirve para mover o levantar cosas pesadas.

Esta entrada fue publicada en Otros tiempos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Las andanzas de un estudiante de vacaciones V

  1. Ester dijo:

    Que bien que os hayas invitado a conocer el pueblo, casas grandes y fresquitas, llenas de aromas y de recuerdos. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Efectivamente casas grandes y fresquitas especialmente cuando hacía frío, ya que por la chimenea de la cocina con el fuego bajo (en el suelo) se escapaba volando hasta una hoja de papel como te descuidaras, te quemabas las piernas, pero el cuerpo especialmente la espalda se te quedaba helada.
      Un abrazo, te sujeto, no te vayas a escapar por la chimenea.

  2. Ligia dijo:

    Qué bonito lugar en tus recuerdos de estudiante. Y qué bien manejas Google maps!! Abrazos

  3. Calandra dijo:

    Un bonito paseo con todas las explicaciones, seguiremos a la espera para conocer el resto.

    • unjubilado dijo:

      Calandra Ya falta poquito, la verdad es que me canso de estrujarme las neuronas y aunque cada vez afloran más recuerdos, no soy capaz de plasmarlos en el blog por falta de practicar con las letras y el puzzle se me desarma al tratar de montarlo.

  4. Genín dijo:

    Siempre me ha llamado la atención la poca importancia que le daban en general al agua corriente y conducción de aguas negras en los pueblos en general, con lo relativamente sencillo que era hacerlo, te lo digo porque a mi me encanta ir a vivir-como ahora- a un terreno en mitad del campo, que no es la primera vez que lo hago y dotarlo de todos los servicios por mi cuenta claro hasta de la última technologia, disfruto con ello un montón… 🙂
    Yo he hecho Bachillerato interno, y siempre salia los fines de semana a casa de un tio inventado del pueblo, era la única casa en el pueblo que tenia todos los servicios, mi tío era constructor, con los años le fueron encargando a el que lo hiciera en todas las casas.
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Es posible que tengas razón, pero no es lo mismo un pueblo por pocos habitantes que tuviera, que una casa aislada. El agua corriente no hubiera llegado con los dos pozos que había en el pueblo, así que habría que esperar a fabricar un depósito en lo alto de un monte y al lado de algún manantial para tener agua. En cuanto al desagüe esto era más normal, había dos, uno de aguas relativamente limpias, del barreño o palangana iban directamente a refrescar y humedecer el polvo de la calle y otro de aguas sucias que iban a parar a través de un agujero directamente a la cuadra, donde posteriormente y mezclado con el estiércol de las caballerías iban a abonar los campos.
      Saludos

  5. FaerieGlen dijo:

    ¡Cuántos recuerdos! ¿verdad?
    Esa primera descripción que haces de la vivienda, puerta por puerta y lo que hay detrás de cada una, nos lleva a tu historia, literalmente.
    Y a tus recuerdos de entonces y cómo los vives hoy.
    Gracias por compartirlo.

    • unjubilado dijo:

      FaerieGlen Ya sabes que los viejos, o los mayores como quieras llamarnos, abuelo no, que no lo soy pese a tener tres hijos, nos gusta recordar cosas de nuestra infancia, y esperemos que el alemán ese Alois Alzheimer, no aparezca por mi casa en mucho tiempo, y no nos impida recordar cosas de nuestra infancia o cuando menos de nuestra juventud, y rememorar situaciones y vivencias pasadas, que nos gusta recrear e incluso imaginarnos que aún las estamos viviendo.
      Gracias a ti por venir a comentar.

  6. jesus dijo:

    Parece mentira como ha cambiado todo, y pese a las carencias lo recordamos con cierta nostalgia. Yo me he alumbrado con quinqués de petroleo, velas, lámparas de aceite, carbureros de mina, y por fin con butano de camping gas.

    • unjubilado dijo:

      jesus En Bailo siempre tuvieron luz, pero solamente les dejaban poner en toda la casa una miserable bombilla, ello era debido a que se fabricaban la energía eléctrica con un molino que movía un alternador propio en el río Aragón y no daba más de si, pero poco a poco la gente trató de poner más bombillas e incluso alguna plancha eléctrica y el alternador no daba más de si, por lo que las velas, lámparas de carburo y lámparas de aceite eran lo que de noche se solía utilizar. Al poco de no ir yo de vacaciones tuvieron energía eléctrica puesto por una compañía de Zaragoza, Eléctricas Reunidas de Zaragoza.

  7. La suerte es que la casa se conserve y hayas podido verla, pues hay pueblos que, al pasar los años, no hay quien los conozca.

  8. En mi pueblo, a las gallinas que andan sueltas se las llama gallinas bordes… la de huevos batidos con azúcar que me habré tomado, de crío, con los que encontrábamos por allí.
    La próxima vez que pase por Bailo, entraré, porque sólo conozco el pueblo de las paradas que hacía el autobús.

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… En la actualidad al pueblo se puede subir perfectamente en coche, en la plaza como mínimo hay un bar y allí seguramente a mi ya no me recuerde nadie, pero me imagino que a la Casa de Chilón, si, además hay una prima mía que suele ir a veranear con alguna de sus hijas a Bailo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *