Quien fue a Sevilla perdió su silla

Quien fue a Sevilla perdió su silla

Todos conocemos este dicho o refrán, se utiliza en multitud de situaciones para dar a entender la pérdida de los privilegios o posesiones que se tenían por el simple hecho de haberlos abandonados momentáneamente.

Esta expresión se emplea popularmente, cuando alguien se ausenta de algún lugar y al regresar otra persona ha ocupado su sitio. En el uso común era la frase favorita de los pequeños de la casa, que la hacían suya siempre que intentaban conservar una ubicación que en principio no les pertenecía.

La frase correctamente enunciada si atendemos al origen histórico de la misma es «Quien se fue de Sevilla, perdió su silla».

Su origen se remonta a la disputa por el Arzobispado de Sevilla entre un tío y su sobrino. El tío era el Arzobispo Alonso I de Fonseca, que tras marcharse a Compostela (El reino de Galicia se hallaba muy revuelto por aquel entonces) para preparar el puesto que le habían dado a su sobrino como Arzobispo de Santiago, vio como a su vuelta éste último le había usurpado el puesto, proclamándose como Arzobispo bajo el nombre Alonso II de Fonseca.

El Papa Pío II intercedió a favor de Alonso I y envió una fuerza armada para desalojar al sobrino traidor.

En estos hechos tiene origen el refrán, por lo que se deduce que la ausencia perjudica no al que se fue a Sevilla, sino al que se fue de la ciudad: «Quien se fue de Sevilla, perdió su silla».

Esta entrada fue publicada en Dichos, expresiones, refranes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Quien fue a Sevilla perdió su silla

  1. Ligia dijo:

    Pues sí, yo también conocía lo de “El que se fue a Sevilla, perdió su silla”… y supongo que lo mismo puede ser Sevilla como otra ciudad… Claro que si nos atenemos al origen, ya significa otra cosa. Abrazos

  2. ester dijo:

    Y quien se fue a León perdió su sillón, así terminábamos la rima, y creo que para León no hay explicación. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      ester Yo sabía lo de, quien se fue a Castellón perdió su sillón, que también rima. Pero ni León, ni Castellón tiene explicación… mira también rima.
      Un abrazo

  3. Calandra dijo:

    Y es que moverse de la silla es correr riesgos de quedarse sin ella.

    • unjubilado dijo:

      Calandra “El que se mueve no sale en la foto”, esté en una silla, en un sillón o en Castellón.
      Frase que la han dicho muchos políticos, aquí en España, por ejemplo Juan Guerra, hermano de Alfonso Guerra que en 1991 fue obligado a presentar su dimisión por un caso de tráfico de influencias.

  4. Tawaki dijo:

    Muy instructivo. Buena forma de comenzar el dia.

  5. Frajayo dijo:

    Conocíamos el dicho y algo de su origen, pero para evitarnos molestias de investigación personal, ¿alguien puede situar la fecha o época en que se dijo la frase? Gracias.

    • unjubilado dijo:

      Frajayo La fecha es :
      Arreglados los problemas por Alonso I en menos de cinco años, quiso volver a Sevilla pero su sobrino se negó a ello (1469) lo que tuvo que hacer con intervención armada del duque de Medina Sidonia y de Beltrán de la Cueva apoyado en la visita de Enrique IV a Sevilla para hacerse obedecer reforzando la bula papal de Pío II de 18 de octubre de la que Alonso II, enamorado de Sevilla, no hacía caso.

  6. Genín dijo:

    Me encanta descubrir el origen de refranes conocidos como este, el significado ya lo conocía claro, pero no el origen, curioso como quedan a través del tiempo… 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Y a mi me gusta ir buscando la información correspondiente ya que en España hay muchos y la mayoría tiene un origen para casi todos desconocidos.
      Saludos

  7. “…y cuando volvió, de una oreja al intruso sacó”, he oído por ahí como continuación de la frase.

Los comentarios están cerrados.