El cruel destino de los ancianos en Birmania

El cruel destino de los ancianos en Birmania

Birmania. (AFP).- La débil Tin Hlaing tuvo cuatro hijos, pero no volvió a verlos desde que la abandonaron con 70 años al borde de una carretera. Hoy vive en uno de los pocos centros de Birmania que alberga a ancianos.

Ya casi no habla por un ataque que la paralizó. Encontró refugio en la “Casa del crepúsculo” (See Sar Yeik, en birmano) en un barrio del sur de Rangún, la principal ciudad del país.

El centro, creado en 2010 por una asociación dirigida por una escritora, se ocupa de las personas de más de 70 años, enfermas, sin recursos y sin familia.

“Cuando llegó estaba tan mal, desorientada, deshidratada y muy enojada”, recuerda Khin Ma Ma, responsable del lugar, al contar la historia de Tin Hlaing.

La anciana no es un caso aislado. Cada vez más personas son abandonadas en la carretera, cerca de un basurero o de un cementerio.

“A veces, en sus bolsillos, encontramos solo un mensaje con su nombre y su edad. Es todo. Cuando les hacemos preguntas no son capaces de responder”, dice. En este país pobre de Asia de mayoría budista la jubilación no existe y un quinto de los ancianos trabajan.

Tradicionalmente son los hijos los que se ocupan de sus padres. Pero la pobreza, una inflación de dos dígitos y la rápida urbanización lleva a que cada vez más gente abandone a sus familiares en el crepúsculo de la vida.

En la “Casa del Crepúsculo”, el ala en donde está alojada Tin Hlaing es nueva, pero ya falta espacio. Solo unos centímetros separan su cama de hierro de las de sus vecinas. En los muros están colgadas algunas imágenes piadosas.

El cruel destino de los ancianos en Birmania

“Las realidades económicas obligan a muchos ancianos a continuar con trabajos manuales pesados para sobrevivir”, lamenta Janet Jackson, representante en Birmania del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

“Con la economía que se moderniza y diversifica, Birmania necesita regímenes de pensión. Esto la ayudará a crear redes de seguridad”, agregó.

En otro barrio de Rangún, Nwet Nwet San, una exestrella del cine birmano, creó un centro para sus pares: la “Casa de las madres” (Amay Myar Yeik Thar), último hogar para una veintena de actrices.

En las paredes, unas fotos descoloridas muestran a jóvenes con mucho maquillaje y vestimenta distinguida.

“El fin de la vida puede ser difícil, incluso para las que eran actrices. Vi morir a algunas en condiciones terribles, es por ello que decidí crear este espacio”, explica Nwet Nwet San, de 77 años.

“Ya no tenía donde ir, afirma Moe Thida Moe, que sufrió un ataque cerebral recientemente, tiene dificultades para caminar, pero sus excolegas la ayudan a mantenerse en pie. Aquí soy feliz con mis amigas. Me recuerda a los viejos tiempos”, dice esta mujer de 73 años cuyo rostro se ilumina al recordar la gloria pasada con los ojos cargados de lágrimas.

Visto en Meneame.net y Debate.

Esta entrada fue publicada en Desclasificados y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a El cruel destino de los ancianos en Birmania

  1. Ester dijo:

    Muy triste que los hijos no puedan cuidar de sus padres, creo que yo preferiría compartir las miserias antes de dejar a los mios solos. Pero como siempre hay que ponerse en los zapatos de los demás. Un abrazo

    • unjubilado dijo:

      Ester Queramos o no somos ciudadanos de España, tenemos cosas y costumbres buenas y otras menos buenas, pero por supuesto bastante mejores que otros países tercermundistas.
      Un abrazo

  2. Sara O. Durán dijo:

    Es muy desolador ver a los adultos mayores desprotegidos.
    Besos.

    • unjubilado dijo:

      Sara O. Durán Es muy triste, aunque también se da el caso en alguna familia española.
      Mi madre con 92 años nos pidió encarecidamente que la lleváramos a una residencia, no quería ser una carga para nosotros, yo al principio me negué he incluso hice varias modificaciones en casa para que pudiera pasar una posible silla de ruedas y adapté uno de los baños para lo mismo.
      Mi madre me dijo que no, no quería que estuviéramos las 24 horas del día pendientes de ella, así que la llevamos a una residencia y mi mujer o yo la íbamos a visitar todos los días, falleció a los 98 años, yo la sacaba a pasear todos los días por los alrededores de la residencia e incluso la llevaba a ver a sus vecinas donde ella vivía.
      Besos

  3. Genín dijo:

    Que triste…
    Sin ir tan lejos, aquí en España también los hijos abandonan a sus padres, no los vuelven a ver, pero la gran diferencia es que aquí si son recogidos en alguna institución, eso si, con el corazón destrozado…
    Salud

  4. Quienes así actúan están mostrando a sus hijos e hijas el camino a seguir años más tarde.

  5. Calandra dijo:

    Lo malo de esto de abandonar a las personas mayores es que no sucede solo en algún país lejano, en el nuestro cada vez hay mas casos y yo creo que no hay disculpa para algo así.

  6. La pobreza no justifica que a unos padres se les abandone como a perros. Claro que en nuestras sociedades occidentales de tradición judeocristiana, que impregna nuestra civilización, se sea o no creyente, tenemos defectos que sería deseable combatir, y que a veces el exceso de bienes y comodidades, el materialismo y el consumismo, y la tecnología nos puede hacer tender hacia el egoísmo, el hedonismo o la creencia de ser autosuficientes.
    Y claro que hay hijos que no honran a sus padres, y padres que no cuidan de sus hijos, pero el abandono del que me habla me parece inconcebible y contrario incluso a la ley natural. En otro país asiático, que lleva camino de ser la próxima potencia hegemónica del mundo, no hace mucho -lo vi en las noticias- una persona atropellada en mitad de una calle fue dejada morir tras un atropello, pues, según dijeron, según la ley, (me gustaría creer que la información era falsa), quien le prestara ayuda, llamara a las asistencias o la llevara a un hospital, debía hacerse cargo de los gastos. Me cuesta creerlo, pero qué otra razón podría haber.
    Un saludo.

    • unjubilado dijo:

      desdelaterraza Tienes mucha razón.
      En cuanto a tu último párrafo fue dejada morir tras un atropello lo viví personalmente en Venezuela en el año 1978, ya que estaba trabajando en ese país, desplazado desde España.
      Íbamos un compañero venezolano y yo en un vehículo camino del centro de trabajo y vimos a un persona en mitad de una autovía en el suelo, aparentemente había sido atropellada, yo le dije a mi compañero venezolano que parara para auxiliarla y en lugar de parar aceleró y al momento me dijo que si yo llevaba un coche, no se me ocurriera parar ya que el accidente me lo achacarían a mi, ignoro si fue auxiliada o falleció allí mismo, entonces no existían móviles para poder llamar a nadie.
      Gracias por la visita y el comentario.
      Un saludo

  7. O Brasil mesmo sendo um pais em crescimento, tendo muitas familias pobres, deixa seus idosos em asilos, que são cuidados por instituições religiosas, mas não deixamos nunca os nossos velhos na rua, nas rodovias ou… Na America Latina, quase todas familias tem
    em casa um velho, que sempre recebem ajuda tendo um salario que é dado pelo governo. Quando a policia fica sabendo de maus tratos, toda midia noticia e as pessoas vão presas e o idoso vai para os asilos. As vezes estas pessoas ruins são agredidas pelos vizinhos.
    O unico problema é que muitas vezes a familia some e nunca mais aparece para ver-los.
    Quem sabe os birmaneses mudam as leis para ajudar estes velhinhos.Quem sabe…

    • unjubilado dijo:

      Dilei Doñeda Algo parecido a lo que nos cuentas es lo que ocurre en España, aunque hay situaciones que se escapan de control y surgen ancianos que son llevados a una residencia y sus familiares ya no los vuelven a visitar.
      Esperemos que en Birmania cambien las leyes y se comporten de manera más civilizada.
      Gracias por la visita y el comentario. Un saludo

  8. Me consta por personas que conozco en los hospitales, que aquí le temen a dar de alta en verano a algún anciano, pues ocurre con frecuencia que la familia desaparece y no los recoge hasta pasadas sus vacaciones, así que tienen que quedarse con ellos en el hospital.

  9. Tawaki dijo:

    Un pais pobre de solemnidad que apenas ahora se abre al turismo y a las divisas. Es mucho lo que les queda por recorrer, y esta entrada es prueba de ello. algun dia ire por alli y lo vere con mis propios ojos, pero creo que han mejorado algo, no lo suficiente, en los ultimos veinte agnos.

    Aqui, a coss como esta, deberia ir destinada la ayuda internacional. esa misma que se queda en despachos y papeles. Porque recursos hay de sobra.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki Les quedan muchos años para conseguir los servicios básicos de un país más normal.
      Como bien dices hay mucha ayuda que se queda en los despachos o que pagamos entre todos para que una empresa particular se lleve los beneficios, estoy pensando en la empresa de seguridad del aeropuerto del Prat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *