Adiós papá

FamiliaUna noche, un padre escucha mientras su hijo reza: “Dios bendiga a mami, a papi y a la abuela. ¡Adiós abuelo!”.

Al padre le parece extraño, pero pronto se le olvida. Al día siguiente, el abuelo muere. “Seguro fue una casualidad”, se dice el padre.

Casi tres meses después, el padre escucha mientras su hijo reza antes de dormir: “Dios bendiga a mami y a papi. ¡Adiós abuela!”.

Al día siguiente, la abuela muere. Ahora el padre se encuentra hondamente preocupado, sospecha que el pequeñín tiene un don especial, poderes extrasensoriales que la ciencia y la razón no pueden explicar .

Pero más se preocupa cuando dos semanas después escucha de nuevo al hijo mientras reza de noche: “Dios bendiga a mami. ¡Adiós papá!”.

Al padre casi le da un infarto cuando lo escucha pero lucha por guardar la calma; respira hondo y se dice a sí mismo que puede haber una oportunidad.

No lo comenta con nadie, y se va bien temprano directo al trabajo para no tener problemas de tráfico, se queda todo el día trabajando y cena en el trabajo.

Regresa a su casa recién pasada la medianoche y ¡Sigue vivo!.

Cuando llega, lo primero que hace es disculparse con su mujer: “Perdóname cariño, ¡Tuve un día terrible!”.

-“¿Qué tú tuviste un día terrible?” le dice su esposa… ¡El de nosotros fue peor!! ¡Hoy el lechero se murió en la puerta de la casa!

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Adiós papá

  1. Ester dijo:

    Jajaja, ahora si q/ue le da el infarto. Puñetero niño. Abrazos para el fin de semana

    • unjubilado dijo:

      Ester En la inocencia de un niño se puede ver la sorpresa y la ingenuidad, por ello lo que hacen y dicen lo suelen hacer sin pensar en los problemas que pueden acarrear.
      Abrazos

  2. Frajayo dijo:

    La mami, que calladito se lo tenía que ni siquiera su marido abrigaba la menor sospecha de su comportamiento…

  3. Ligia dijo:

    Ay, ay, yo de entrada pensé que el niño los estaba envenenando, ja, ja, qué inocente… Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ligia Los mayores empezamos a pensar antes de que termine la narración y en ocasiones así nos va, pero los niños sueltan lo que presienten desde el primer momento.
      Abrazos

  4. Ahora el niño tendrá que decir: ¡Adiós mamá!…

  5. Tawaki dijo:

    A veces no ser el protagonista, por mucho que nos fastidie, es mejor.

  6. Jajajaja… ¡¡¡benditos cuernos!!!

    • unjubilado dijo:

      Una mirada… Ahora que estamos tratando de no ver cuernos ni siquiera en las plazas de toros, no era el momento adecuado para enterarse.

  7. Pobre lechero, ni él se lo debía de estar esperando…

    Saludos,

    J.

  8. Genín dijo:

    jajajaja No murió, pero supo que era un cornudo… 🙂
    Salud

  9. Calandra dijo:

    Si es que con los niños ya se sabe.

  10. Jesus dijo:

    Es como para alegrarse, con cierta acidez…

Los comentarios están cerrados.