En el Paraíso

Parece que Dios ya estaba acabando de crear el universo, pero todavía le quedaban un par de cosas por repartir, así que decidió hablar con Adán y Eva.

En el Paraíso

Les dijo que una de las cosas que aún le quedaban era algo que permitiría, a quien lo tuviera, hacer pipí estando de pie. «Realmente es algo muy útil», les dijo Dios, «y estaba pensando si les interesaría a alguno de ustedes».

Adán empezó a dar saltos y le rogó, «¡Yo quiero eso! ¡Dámelo a mí, porque yo sé cómo usarlo!
Me parece que es justo la clase de cosa que un hombre debe poder hacer.
¡Por favor! ¡Por favor! ¡Por favoooooor! ¡Yo quiero eso!».
Y seguía pidiendo, mientras tiraba una de las mangas de la túnica de Dios.

Eva sonrió al ver esa escena y le dijo a Dios que si Adán deseaba tanto eso, debería dárselo a él.
Así que Dios le dio a Adán la cosa que le permitiría hacer pipí de pie, y que lo tenía tan emocionado.
Apenas lo recibió, Adán fue corriendo a probarlo sobre un árbol, y después escribió su nombre en la arena, mientras reía a carcajadas, encantado de lo que podía hacer con su regalo.

Dios y Eva lo estuvieron mirando un rato, y entonces Dios le dijo a Eva, «Bien, aquí tienes la otra cosa que tengo para repartir, y que creo que te pertenece.

«¿Y cómo se llama?», preguntó Eva. «Cerebro», dijo Dios.

Esta entrada fue publicada en Humor y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a En el Paraíso

  1. Ester dijo:

    Lo notable es que Dios después de crear a la mujer ya no creo nada más. ¿?
    Un abrazo

  2. Genín dijo:

    Pues yo tengo las dos cosas…:)
    Salud

  3. Qué buen humor tuvo Dios en las asignaciones. Y yo felizmente agradecida.
    Un abrazo.

  4. Calandra dijo:

    Mejor les hubiera dado cerebro a los dos, y de buena calidad, que el que tiene el género humano no es de primera.

  5. Jajajajaja , y que lo cuente un hombre… jajajajaja. Qué bueno!
    Besos y feliz finde.

    • unjubilado dijo:

      Crónicas de una Española en Viena Ya sabes que en este blog no hay discriminación facial… esto, digo… racial, o mejor dicho sexista, así que unas veces por los hombres, otra por las mujeres.
      Besos y que usted lo pase muy bien este fin de semana.

  6. Laura.M dijo:

    Dios sabía bien lo que hacía.
    Buen fin de semana.
    Besos.

    • unjubilado dijo:

      Laura.M Dios lo hizo casi todo bien, pero se confundió en los días de la semana.
      Así terminó Dios la creación del cielo y de la tierra y de todo cuanto existe, y el séptimo día descansó.
      Tenía que haber dicho «Después de descansar toda la semana, el séptimo día se puso a trabajar»
      Era lo lógico creo yo.
      Besos

  7. Digo yo que además de la posibilidad de hacer pipí de pie, debería haber añadido un poco de puntería y el regalo hubiera sido completo.

  8. Tawaki dijo:

    Pero Dios es hombre o mujer?

    • unjubilado dijo:

      Tawaki
      Una opinión:
      La Iglesia cristiana siempre ha tenido un pequeño problema con el género de Dios.
      Para referirnos a Dios tenemos que llamarlo «algo», y evitar por completo los pronombres es engorroso.
      «Eso» parece un poco rudo, hablar como si Dios fuera una fuerza impersonal como la gravedad o la inflación. Así que Dios tiene que ser «él» o «ella»… y en una sociedad patriarcal no se hizo concurso para escoger.
      Como dice el Catecismo de la Iglesia Católica: «Dios no es ni hombre ni mujer: él es Dios».

      Otra opinión:
      “Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, HEMBRA sin defecto traerá. – Levítico 4:32”
      Juan el Bautista fue quien le otorgó el siguiente título a “Jesús” hace dos mil años: “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” – Juan 1:29. Él sabía perfectamente lo que estaba diciendo y no pudo haber llamado Cordero a un hombre, cuando la ofrenda por el pecado es un cordero hembra.
      A lo largo de toda la Biblia y los libros que registran el ministerio y vida del Cristo del Siglo I, se pueden percibir características que describen a Cristo, que sólo pueden adjudicarsele a una mujer. También en las escrituras o viejo testamento se observa la existencia de la figura femenina como parte de la Deidad. Es por eso que Dios es Padre y Madre, Esposo y Esposa, y esa esposa es el Cristo, la mediadora entre Dios y el ser humano.

      Como hay muchas opiniones, te he dejado dos de ellas contradictorias encontradas en la red, por supuesto en blogs religiosos.

  9. Hala, y cada cual a hacer uso de lo suyo, supongo…

Los comentarios están cerrados.