Aletta Jacobs

Aletta Jacobs

Google nos recuerda el 163º aniversario del nacimiento de Aletta Jacobs.

Aletta Henriëtte Jacobs (9 de febrero de 1854 – 10 de agosto de 1929) fue una médica, activista por el sufragio femenino e inventora neerlandesa. Nacida en la pequeña localidad de Sappemeer en los Países Bajos, destacó en diversas áreas como el sufragio femenino, la medicina y las ayudas sociales a las clases bajas. Además de los múltiples logros a lo largo de su vida, es también conocida por haber sido la primera mujer en asistir a una universidad neerlandesa, así como la primera mujer de su país en obtener el título de doctora en medicina.

Aletta Henriëtte Jacobs nació en Sappemeer, Holanda. Era la octava hija de una familia de doce hijos. A los trece años hubo de dejar la escuela del pueblo para entrar en una escuela secundaria “de niñas”, donde la educación se limitaba al estudio de lenguas y manualidades, para preparar a la niña a la vida del hogar, duró dos semanas y se negó a asistir.

Su padre era un médico judío y le permitieron que se quedara en casa donde él le enseñaba latín y griego (en el siglo XIX la educación secundaria sólo enseñaba a los varones matemática, historia y otras materias para prepararlos para la universidad y a las niñas no se les permitía inscribirse en escuelas para niños, a pesar de ello, el padre de Aletta convenció al director del colegio local que la permitiera entrar como oyente. Allí aprendió las materias que le permitirían más tarde ingresar a la universidad.

Aletta JacobsEn 1870 aprobó el examen que la cualificaba como ayudante de farmacia. Como resultado de su buen desempeño, obtuvo una autorización para estudiar en la Universidad de Groninga el 28 de abril de 1871, la cual le fue concedida por el entonces ministro de Educación J.R. Thorbecke. El 8 de marzo de 1879 Jacobs se graduó de la universidad, convirtiéndose así en la primera mujer doctor de los Países Bajos.

En esa época fue a luchar en Londres porque allí se había enterado que los profesores, los médicos y los estudiantes saboteaban enérgicamente a las mujeres que intentaban estudiar medicina.
Tras regresar, comenzó a practicar la medicina en la casa de una viuda donde rentaba varias habitaciones.
En 1880, el líder del sindicato general holandés, le facilitó varias salas en la sede para que diera un curso sobre nociones elementales de higiene y el cuidado de los niños. Aletta decidió ofrecer atención gratis en su consultorio dos días por semana para mujeres y niños indigentes (así lo hizo durante catorce años).

Una anécdota que nos habla sobre lo adelantada que estaba a su tiempo es que muchas de sus pacientes eran vendedoras que tenían problemas ginecológicos por pasar más de diez horas de pie con un pequeño descanso de media hora para almorzar. Por ello una de las primeras campañas de Aletta fue para que las tiendas donde trabajaban les facilitaran banquetas donde sentarse cuando no estuvieran atendiendo. Sin embargo, hasta casi 20 años más tarde no se aprobó una ley con ese propósito.

Celebró un Congreso Internacional de Mujeres en La Haya poco tiempo después de dar comienzo la Primera Guerra Mundial. Perseveró en su lucha por los derechos de las mujeres y el sufragio femenino durante la guerra, participando en numerosas conferencias hasta poco antes de su muerte. Jacobs falleció en Baarn, Países Bajos, el 10 de agosto de 1929 a los 75 años.

Esta entrada fue publicada en Google y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Aletta Jacobs

  1. Ester dijo:

    No la conocía, o la había olvidado, curiosa la anécdota de la banqueta, nunca pensé que que hubiera una ley al respecto. Ha sido productivo el Doodle, gracia Emilio. Abrazos

  2. Genín dijo:

    Ni idea…
    Lagarto, lagarto, se murió a la edad que yo tengo ahora, ¡ Zape gato!… 🙁
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín Ahora ya tenemos los dos una idea superior a la que teníamos antes de publicar el doodle. Con los años yo también estoy muy cerca.
      Saludos

  3. Calandra dijo:

    Algunas mujeres luchan bien por conseguir lo que quieren.

  4. Ligia dijo:

    De lo que nos enteramos con Google… y contigo. Abrazos

  5. Nerim dijo:

    Un gran ejemplo para todos.
    No sé si te acordarás de mí, Emilio. Soy Nerim que vuelvo a estar un poco más activa por los blogs.

    Un fuerte abrazo

  6. Laura.M dijo:

    Un doodle muy instructivo. No la conocía , ahora sí.
    Besos

  7. Pues con lo adelantados que son los países nórdicos, autorizaron a la mujer a estudiar en la Universidad solo un año antes que en España.

    • unjubilado dijo:

      Senior citizen No conocía ese detalle que nos cuentas, ahora lo he podido corroborar. La primera alumna que se matriculó en España fue María Elena Maseras Ribera en 1872 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, según explica Consuelo Flecha, autora de Las primeras universitarias en España.

  8. Tawaki dijo:

    Lo que se ha perdido la humanidad por no haber dado oportunidades a las mujeres. Con lo lejos que llegaron algunas a pesar de todos los impedimentos, quién sabe de qué habrían sido capaces en caso de haber tenido apoyo.

  9. Otra mujer que, a la mínima oportunidad, demostró que el talento y la capacidad no se concentraban en un sólo sexo.

Los comentarios están cerrados.