Ayudando a una compañera con cáncer

Perder algo tangible no siempre significa perder. Tal es el caso de 80 pequeños que decidieron dejar algo de ellos para que su compañera con cáncer se sintiera feliz. Emocionante reacción de los compañeros por una niña con cáncer: mira el vídeo.

Luego de quimioterapia, Marlee Pack tuvo que volver a la escuela en donde se encontró con que 80 chicos, docentes y directivos decidieron cortarse el pelo para estar exactamente como ella.

Esta chica de 9 años está luchando por su vida tras ser diagnosticada hace dos años de un rabdomiosarcoma alveolar, es un tumor maligno de tejido blando que suele aparecer en las extremidades. Pero ella no está sola.

Luego de un tiempo, la pequeña volvió a la escuela Meridian Elementary School de Broomfield, en Estados Unidos, y fue recibida con un festival en el que sus compañeros decidieron raparse la cabeza como forma de apoyarla.

La idea surgió de su mejor amiga, Cameron McLaughlin, quien fue la primera en cortarse el pelo, y entregarlo como donación.

Finalmente, muchos otros se contagiaron y la dirección del centro escolar decidió ayudar organizando un evento para que cualquiera que quisiera sumarse a este acto solidario lo hiciera. Así nació el festival «Be Bold, Be Brave, Go Bald,» (Sé audaz, sé valiente, rápate), en el que 80 niños, tres profesoras, todos el equipo directivo e incluso la madre de un alumno se raparon la cabeza. Y todo el trabajo fue realizado por 8 peluqueras que donaron su trabajo a la causa.

Todo el pelo que juntó fue donado a la St. Baldrick’s Foundation, una organización sin fines de lucro que colecta fondos para la investigación del cáncer infantil, y que convierte el pelo en dinero. Según la profesora Erin Dupper, los chicos que se animaron a raparse lo hicieron porque «no querían ver a Marlee triste o contrariada. Querían verla contenta y con valor, por eso se tomaron todo como si fuera una celebración».

Fuente : El Diario Digital de todos los Salteños, Argentina

Esta entrada fue publicada en Anotaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Ayudando a una compañera con cáncer

  1. Ester dijo:

    https://presentaciones-ester.blogspot.com.es/2015/01/feliz-cumpleanos.html, en este enlace hay una entrada que publiqué y en la que tu ya comentaste.
    Es una compañera de clase de mi nieta, es un cielo de niña, dulce y vivaracha, pero la enfermedad que parecía que había cedido lo hizo solo un poco, ella sigue entrando y saliendo del hospital, tiene tantas amigas dentro como fuera y es la reina del patio del cole cuando va a clase y si no puede correr, se cansa mucho, juegan con ella a veo-veo.
    Hay muchos casos como el que relatas, como el que conté yo, y los peques se sienten queridos y rodeados de cariño, mil ideas los envuelven, profes y compañeros junto con el personal de los hospitales organizan eventos, para distraerlos, para transmitirles su cariño.
    No cuesta nada pasar una mañana de domingo en uno de esos hospitales jugando con niños que no conoces pero que te aportan mucho. Abrazos

    • unjubilado dijo:

      Ester Efectivamente hay demasiados casos muy similares, Y sin embargo pese a los adelantos existentes las farmacéuticas en muchos casos bloquean la medicina para su cura o cuando menos para retrasarla, ya que dicen que todas son distintas y quieren seguir cobrando por tratamientos carísimos.
      Abrazos

      • La salud es, desgraciadamente, un negocio en manos de multinacionales que la venden a los mejores postores.

        • unjubilado dijo:

          Una mirada… Tienes mucha razón.
          Un detalle : La enfermedad, un negocio para la industria farmacéutica.
          El mercado farmacéutico supera las ganancias por ventas de armas o las telecomunicaciones. Por cada dólar invertido en fabricar un medicamento se obtienen mil de ganancia. Leído en Nueva Tribuna.es

  2. Frajayo dijo:

    ¡¡¡Chapeau!!!

  3. Ligia dijo:

    Una historia entrañable que, como dice Ester, seguro que nos encontramos cerca de nuestro entorno con más frecuencia de la que sabemos. Abrazos

  4. Santi dijo:

    Cuando hay fé y ganas de ayudar a los demás la vida nos da bellas sorpresas, pero siempre debemos estar preparados para lo peor, es pesimista pero es verdad no debemos dar la vida por sentada y estos pequeños son elvivo ejemplo de lo que pasa cuando quieres dar a los demás, no necesitas dinero a veces solo mucho corazón.

    • unjubilado dijo:

      Santi Tienes razón, pero es tan triste que le ocurra a un niño, sería mucho más deseable que no le pasara a nadie, pero si es a una persona mayor el impacto seria mucho menor.
      Gracias por la visita y el comentario.

  5. Genín dijo:

    Ya…
    ¿Y los pobres piojos donde van a vivir ahora? 🙂
    Salud

    • unjubilado dijo:

      Genín El ayuntamiento les facilitará una vivienda al menos en esta época de vacaciones, y si luego se lo saben montar, se hacen okupas y ya no los echa nadie.
      Saludos

  6. Calandra dijo:

    Toda ayuda a estos niños es poca. Triste es la enfermedad en toda persona, pero en los niños es espantosa.

  7. Yo conozco a una madre que lo hizo con su hija… pero ya no la tiene.

Los comentarios están cerrados.