Leyenda del Gallo de Barcelos

Foto propia, se puede ampliar. A la izquierda, el gallo que aparece en Wikipedia, como podéis observar es casi idéntico al que compramos nosotros.

El gallo de Barcelos es la representación de un gallo de vistosos colores, que desde hace siglos es el emblema de Portugal. Si has viajado a Portugal seguramente habrás visto en muchas ocasiones la imagen del gallo portugués. De muchas maneras, bordado en un paño de cocina, en una toalla, en un delantal, como una figura de cerámica, en forma de llavero… de todas las formas imaginables.

Pues bien, este símbolo tiene su origen en un pueblo del norte de Portugal, en Barcelos, en este municipio cuenta la leyenda lo siguiente :

Un peregrino gallego que salía de Barcelos camino de Santiago de Compostela, fue acusado de haber robado el dinero a un terrateniente, por lo que fue condenado a la horca. Como última voluntad, pidió ser llevado ante el juez, que se encontraba comiendo un pollo (gallo) asado. El peregrino le dijo que, como prueba de su inocencia, el gallo se levantaría y se pondría a cantar. El juez echó el plato para un lado e ignoró las palabras del hombre.

Sin embargo, en el preciso momento en que el preso estaba siendo ahorcado, el gallo se levantó y cantó. El juez, habiéndose dado cuenta de su error, corrió hacia la horca y descubrió que el gallego se había salvado gracias a un nudo mal hecho.

Según la leyenda, el peregrino volvió años más tarde para esculpir el crucero del Señor del Gallo que ahora se encuentra en el Museo Arqueológico de Barcelos.

El gallo de Barcelos se convirtió en el emblema de Portugal, representando los valores de fe, confianza y honor. El gallo se presenta como una figura de fondo negro decorado con corazones, flores y círculos de vivos colores.

Fuente : Wikipedia

Esta entrada fue publicada en Leyendas, Portugal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Leyenda del Gallo de Barcelos

  1. Ester dijo:

    No solo cuando se viaja a Portugal se compra el gallo, los amigos que van también te traen uno de recuerdo. No conocía el origen del gallo, si su significado. Unabrazo

  2. Calandra dijo:

    Yo tuve un gallo como ese, por supuesto me lo trajeron unas amigas, yo no visité Portugal.
    En la foto parece que el gallo estuviera comprobando en el ordenador si lo que dicen de él es cierto.

    • unjubilado dijo:

      Calandra El gallo es el más inteligente que encontramos en la tienda, no me extraña que quiera manejar el ordenador, se lo tuve que retirar ya que quería saber los resultados de la liga portuguesa de fútbol.

  3. Ligia dijo:

    Bonita leyenda. Yo todavía guardo un gallito de esos. Abrazos

  4. trimbolera dijo:

    Que bonita leyenda, ahora yo también quiero un gallo !!

  5. Genín dijo:

    Si, yo también tenia uno igualito que ciompramos, junto con el chisme ese de cobre para destilar, pero no sabia la leyenda, gracias muchas… 🙂
    Salud

  6. Tawaki dijo:

    No conocia la historia y me ha resultado interesante. Saludos desde Lisboa, aunque yo vine por trabajo y no es lo mismo.

    • unjubilado dijo:

      Tawaki Hay cosas muy bonitas que ver, y que comer y beber, no te pierdas el vino de Oporto y los pasteles de Belém.
      Aunque si vas a Belém te vas a encontrar el Monumento a los Descubridores todo lleno de andamios ya que le están haciendo un lavado de cara.

  7. Nélida dijo:

    Me encantan las leyendas, son las partes más cálidas, místicas y humanas de la historia de un lugar. Digamos que la complementa de una manera que me resulta muy agradable.
    No conocía esta bonita leyenda, que me encantó, aunque sí esos llamativos y coloridos gallos. El tuyo me encanta ¡y por cierto! También muy bonito ese mantel con bordados en tonos azules, precioso 🙂

    • unjubilado dijo:

      Nélida A mi también me gustan mucho las leyendas, tanto es así que tengo una categoría titulada «Leyendas» donde he publicado unas 50 de todo el mundo.
      Ese mantel también procede del viaje a Portugal.
      Besos

  8. No conocía ese gallo. Nunca he estado en Portugal 🙁
    Besos.

  9. …y no se te habrá desportillao, al menos.

  10. Que raro… con la cantidad de cosas de esas típicas que me han ido trayendo las amigas viajeras, ese gallo no lo tengo.

Los comentarios están cerrados.